Windows Defender ya no bloqueará más las actualizaciones de seguridad de Windows 10

Escrito por Javier Jiménez

Meltdown y Spectre han sido sin duda dos fallos de seguridad que han traído cola estos primeros meses del año. Lo que en un principio parecía un fallo en procesadores Intel, poco a poco fue extendiéndose a casi todas las plataformas. Rápidamente, como sabemos, los diferentes sistemas operativos, así como programas como navegadores, sacaron parches para paliar las vulnerabilidades. Microsoft tomó medidas importantes al respecto y hasta tomó la decisión de que los ordenadores sin una clave de registro especial no tendrían actualizaciones. Windows Defender lo bloquearía. Ahora ha dado marcha atrás en esta medida.

Windows y la clave de registro

Los usuarios de Windows 7, 8, 8.1 o 10, se verían afectados para recibir estas actualizaciones. Microsoft exigía que los proveedores de antivirus agregaran una clave de registro para señalar que son compatibles con los parches originales de Meltdown y Spectre.

Microsoft detectó durante las pruebas que algunos proveedores de antivirus inyectarían código en partes del kernel que la compañía estaba tratando de reparar contra las vulnerabilidades de Meltdown y Spectre. Este era un problema.

De hecho, algunos antivirus bloquearon accidentalmente los equipos después de la instalación de los parches antes mencionados.

Por ello desde Microsoft decidieron que aquellos usuarios que no tuvieran una clave de registro necesaria, no recibirían actualizaciones. No podrían acceder al conocido como Patch Tuesday, que son las actualizaciones oficiales y periódicas que lanza la compañía.

El objetivo de Microsoft era que los proveedores de antivirus actualizaran sus productos y pudieran admitir los parches de Meltdown y Spectre. Pero la realidad es que generó incertidumbre y problemas tanto para los antivirus como para los usuarios finales.

No todos los antivirus agregaron la clave de registro. Algunos de ellos alegaron motivos legales o pensaban que era una capa adicional de seguridad.

El problema principal llegó para los usuarios de Windows 7 y 8. Como sabemos, en estos sistemas operativos no está Windows Defender incluido. Esto significa que, aquellos que no contaran con un antivirus, se verían excluidos automáticamente de las actualizaciones. No podían comprobar si eran compatibles o poder agregar la clave de registro.

Cambios en las actualizaciones de Windows 10

Microsoft da marcha atrás en su decisión sobre actualizaciones

Ahora la novedad es que este requisito ha sido eliminado para los usuarios de Windows 10. Todos aquellos que cuenten con este sistema operativo, no necesitará una clave de registro para recibir actualizaciones. Claro, para tomar esta decisión Microsoft ha tenido en cuenta que gran parte de los proveedores de antivirus han actualizado sus productos. Hay menos temor, por tanto, de que los usuarios finales encuentren errores.

Eso sí, este requisito se mantiene para aquellos usuarios que cuenten con Windows 7, 8 y 8.1. Como sabemos, Windows 10 y Windows 7 se disputan el ser el sistema operativo más utilizado. Es cierto que la versión más reciente ha incrementado la cuota de mercado notablemente en los últimos tiempos, pero son muchos quienes deciden continuar con Windows 7.

En definitiva, un problema menos para quienes utilicen Windows 10 y quieran recibir actualizaciones. Microsoft ha dado un paso atrás en su decisión.

Fuente > Bleeping Computer