¿Tienes un Raspberry Pi y no quieres usar Linux? Conoce estos sistemas operativos alternativos

Escrito por Rubén Velasco

El Raspberry Pi es el mini-ordenador más utilizado en todo el mundo. A pesar de contar con Raspbian, su distribución Linux (basada en Debian) oficial, muchos desarrolladores se han animado a crear sus propias distribuciones alternativas para poder dar distintos usos a este mini-ordenador, como, por ejemplo, convertirlo en una retro-consola o utilizarlo como centro multimedia, entre otros muchos usos. Sin embargo, aunque todos los sistemas operativos para el Raspberry Pi se basan en Linux, existen alternativas para aquellos que no quieran usar una distro basada en Linux y quieran llevar sus mini-ordenadores más allá.

Aunque no son precisamente los sistemas operativos más conocidos para el Raspberry Pi, actualmente existen 4 sistemas, totalmente independiente del Kernel Linux, que nos van a permitir empezar a hacer funcionar nuestro mini-ordenador de una manera un poco diferente, especialmente si somos usuarios avanzados que queremos llevar nuestra experiencia más allá de lo que suele ser lo más frecuente.

Sistemas operativos para el Raspberry Pi que no se basan en Linux

El primero de estos sistemas operativos es Plan 9. Seguramente no hayamos oído hablar nunca de este sistema operativo, pero este sistema, que es totalmente OpenSource, nació en 1992 como un descendiente de UNIX. Cuando lo ponemos en funcionamiento podremos ver una interfaz muy básica y rudimentaria, llamada “rio”, pero totalmente funcional de manera que podamos hacer cualquier cosa con este sistema, al menos siempre que tengamos conocimientos suficientes.

Otra alternativa para el Raspberry Pi no basada en Linux es BSD. Berkeley Software Distribution (BSD) es un sistema operativo de código abierto similar a Unix que ofrece a los usuarios una mejor conectividad a través del GPIO de la que ofrece cualquier distro basada en Linux, siendo una alternativa excelente para cualquier sistema conectado a la red.

Dentro de BSD podemos elegir varias distros diferentes, siendo algunas de las más importantes RaspBSD, FreeBSD y OpenBSD.

raspbsd raspberry pi

Cuando pensábamos que el Raspberry Pi era solo para sistemas como los basados en Linux, Microsoft nos sorprendió lanzando Windows 10 IoT Core. Aunque este no es el mismo Windows 10 que podemos utilizar, por ejemplo, en un ordenador, es, sin duda, una gran alternativa para todos los usuarios que estén pensando en crear cualquier proyecto DIY con su mini-ordenador, ya que básicamente nos permite convertir el Raspberry Pi en una app gracias al Internet de las Cosas.

Por último, no podemos olvidarnos de RISC OS, un sistema muy sencillo, que comenzó sus andadas en 1980 y que es uno de los sistemas que podemos elegir a la hora de instalar un sistema en nuestro Raspberry Pi con NOOBS. Este sistema, aunque es mucho más simple que cualquier otra distro Linux, viene por defecto con una gran variedad de aplicaciones y herramientas para dar todo tipo de funcionalidad a nuestro mini-ordenador.

¿Qué pasa con Android? ¿No sería una alternativa válida para el Raspberry Pi?

No podíamos terminar este artículo sin hablar de Android, una de las opciones más buscadas por los usuarios para convertir este mini-ordenador en un Android TV.

No consideramos incluir esta alternativa dentro de las distribuciones no basadas en Linux porque, por debajo de Java y de todas las demás máquinas virtuales, compiladores y capas de personalización, el sistema operativo de Google utiliza un Kernel Linux. Sin embargo, el uso que Android hace del Kernel no tiene nada que ver al que puede hacer otra distribución como Raspbian, por lo que este sistema podría quedar un poco en el margen, siendo una alternativa a tener en cuenta si no buscamos algo 100% libre de Linux y tampoco queremos optar por ninguna de las distribuciones comunes.

¿Tienes un Raspberry Pi? ¿Qué distribución es tu preferida para este mini-ordenador?

Fuente > makeuseof