¿Utilizas apps y extensiones de terceros en Gmail? Cuidado, tienen acceso a tus correos

Escrito por Rubén Velasco

Aunque Google trabaja constantemente en hacer que sus servicios y plataformas sean lo más completas posibles (como se puede ver en el nuevo diseño de Gmail), siendo hay funciones y características que pensamos que podrían sernos útil para el día a día, características que Google no añade a sus servicios (como el correo electrónico) y que nos obligan a buscar e instalar apps o extensiones de terceros para poder disponer de estas características. Sin embargo, a menudo, esto suele suponer un grave problema para nuestra seguridad.

Cuando instalamos una aplicación, una extensión o un complemento que se vincula a un determinado servicio, como puede ser el correo electrónico, a menudo nos pide una serie de permisos para poder acceder a nuestra cuenta y poder trabajar con ella. Puede que durante un tiempo estemos utilizando esta herramienta y que, de un momento a otro, dejemos de utilizarla y la borremos del ordenador o del navegador sin darnos cuenta de que, aunque la eliminemos, a menudo la API queda con permisos de acceso a nuestros datos.

Aunque puede que cuando hemos utilizado una aplicación esta no hiciera nada raro, con el paso del tiempo es muy frecuente ver cómo los desarrolladores suelen cambiar de mentalidad y empezar a buscar distintas formas de sacar beneficio de una aplicación o herramienta gratuita, y qué mejor forma de hacerlo que teniendo acceso a una gran cantidad de cuentas de correo de las que poder sacar, por ejemplo, información sobre los usuarios, datos bancarios e incluso utilizar esas cuentas para mandar oleadas de correo electrónico no deseado.

Por ello, es muy importante revisar siempre la seguridad de las aplicaciones y el acceso que tienen estas a nuestra cuenta de Google y a sus plataformas, como Gmail. A continuación, os explicamos cómo hacerlo.

Cómo revisar las apps que tienen acceso a tu cuenta de Gmail y demás servicios de Google

Además de desinstalar las aplicaciones y extensiones de nuestro ordenador, nuestro navegador o nuestro smartphone, Google nos ofrece una plataforma desde la que vamos a poder controlar todas las aplicaciones y servicios que tienen acceso a nuestra cuenta, pudiendo deshabilitar las que no queremos que sigan teniéndolo.

Para ello, lo único que debemos hacer es acceder al siguiente enlace, iniciando sesión con nuestra cuenta de Google, y poder ver las aplicaciones de terceros con acceso a la cuenta.

Aplicaciones de terceros con acceso a la cuenta de Google

Aquí, debemos repasar todas las aplicaciones que tienen acceso a nuestra cuenta y, todas aquellas que ya no utilicemos o que no sepamos de dónde proceden, debemos deshabilitarlas para que dejen de poder acceder a la cuenta cuando quieran. Una vez hecho esto, nuestra cuenta de Google será mucho más segura.

En caso de que, por error, eliminemos una de las aplicaciones que utilicemos a menudo de la lista, lo único que tendremos que hacer es, cuando volvamos a utilizarla, iniciar sesión de nuevo y darla permiso, por lo que no habría problema, por ejemplo, en borrar todas las aplicaciones que tengamos aquí permitidas y volver a iniciar solo con las que queramos.

¿Sueles revisar y controlar las aplicaciones que tienen acceso a tu cuenta?