D-Link DCS-825L EyeOn Baby Camera

D-Link DCS-825L EyeOn Baby Camera

Sergio De Luz

Os presentamos un completo análisis de la cámara IP D-Link DCS-825L EyeOn Baby Camera, una cámara con resolución HD 720p con visión nocturna gracias a sus infrarrojos, ya que normalmente la habitación del bebé siempre está a oscuras o hay una baja luminosidad. Esta cámara también incorpora audio bidireccional (altavoz y micrófono) de tal forma que podremos escuchar y hablar con el bebé en todo momento.

Con el fin de alertar a los padres del estado del bebé, incorpora detector de movimiento, sonido y también detector de temperatura, cuando ocurre algún evento se notifica al smartphone o tablet, la sensibilidad de temperatura y movimiento es ajustable, por lo que esta cámara es el vigilabebés más completo que hay en el mercado hoy en día.

Gracias a la conectividad inalámbrica Wi-Fi N con el router principal y el soporte para mydlink Cloud, podremos tener controlado a nuestro pequeño desde cualquier lugar de la red local, y también desde Internet. A través del portal mydlink podremos acceder fácilmente a la cámara desde cualquier ordenador, y gracias a la aplicación gratuita para dispositivos móviles con Android e iOS podremos vigilar nuestro bebé desde cualquier lugar, la aplicación diseñada específicamente para esta cámara se llama mydlink Baby Camera Monitor y se puede descargar desde App Store y Google Play.

Otras características importantes es que tiene un slot para incorporar una tarjeta microSD y grabar vídeos o fotos de nuestro bebé para después compartirlas, también tiene 5 nanas con control de tiempo y volumen. En el aspecto físico, en la parte superior encontramos un LED que indica si la temperatura es correcta (color verde), hace mucho calor (color rojo) o hace demasiado frío (color azul), así podremos ajustar la temperatura con solo mirar el estado del LED de la cámara.

Un punto fuerte de esta cámara IP es que no es necesario un router o un punto de acceso, es decir, no necesita una infraestructura, podremos conectar nuestro dispositivo móvil directamente a la cámara IP (modo ad-hoc), esto es perfecto si vamos de viaje y no tenemos conexión a Internet, no hace falta que llevemos el router ya que podremos seguir utilizándola sin problemas.

d-link_dcs-825l_apertura

Una vez que hemos conocido sus principales características, vamos con las características técnicas.

Características Técnicas

Cámara

  • Resolución HD (1280 x 720).
  • Visión nocturna con infrarrojos a una distancia de hasta 5 metros.
  • 0,25» Megapixel sensor CMOS.
  • Zoom digital 4x
  • Longitud focal: 3.3mm
  • Apertura: F2.2
  • Ángulo de visión: H 66,18º, V 35,9º, D 76,22º

Formatos de Imagen, Sonido y Vídeo

  • El formato de imagen soportado es JPEG.
  • El formato de vídeo es H.264 y puede grabar en resolución 1280 x 720 y en 640 x 360.
  • El formato de sonido es AAC.

Otras Características

  • Wi-Fi 802.11N
  • Slot para microSD de hasta 32GB
  • Puerto microUSB para alimentar la cámara, por lo que podría ser alimentada con una batería externa que usan los dispositivos móviles.
  • 5 nanas disponibles
  • Autenticación con contraseña para acceder a la cámara.
  • Dimensiones: 137.1 x 92 x 105.5 mm
  • Peso: 139,6 gramos
  • Consumo: 7,5W.

Una vez que conocemos las características técnicas, vamos con el análisis externo de este D-Link DCS-825L.

Análisis Externo

La cámara D-Link DCS-825L se nos presenta en una caja de pequeño tamaño y con las principales características técnicas en su parte frontal. Lo primero que nos llama la atención es el mensaje de «usa tu smartphone como vigilabebés», se nota que estamos ante una cámara IP diseñada específicamente para esta función. En la parte inferior tenemos algunas de sus principales características como por ejemplo que incorpora visión nocturna, tiene sensor de temperatura y alertas, también incorpora un slot para tarjetas microSD, conexión segura y gestión a través de la aplicación para dispositivos móviles desarrollada por D-Link.

En el lateral derecho de la caja encontramos otras características como que tiene detector de sonido y movimiento, resolución HD 720p y que tiene un zoom digital de 4x para ampliar la zona del bebé en cualquier momento desde el portal mydlink o desde nuestro dispositivo móvil con la aplicación gratuita.

En la parte trasera ede la caja encontramos algunas fotos de la cámara y su uso con dispositivos móviles, también podemos ver los anillos rosas intercambiables (por defecto son azules). Dependiendo del sexo del bebé los podemos cambiar fácilmente para adaptarlo al color del bebé. En la parte inferior nos muestra las principales características en varios idiomas.

En el lateral izquierdo de la caja encontramos otras características fundamentales: el audio bidireccional, que nos permitirá hablar con nuestro bebé y también escucharle. En la parte inferior encontramos unos breves pasos de instalación de la cámara y nos indica unos códigos QR para descargar la aplicación para dispositivos móviles.

Una vez que conocemos toda la información que nos proporciona la caja, la abrimos y encontramos todos los componentes de la misma, incluyendo la cámara DCS-825L. El contenido de la caja es el siguiente:

  • Cámara IP D-Link DCS-825L
  • Aros de color rosa para sustituir a los azules que vienen preinstalados
  • Adaptador de corriente con conector microUSB.
  • Kit para montar la cámara IP en la pared
  • Guía rápida de instalación, manual de instrucciones y garantía.

En el frontal de la cámara encontramos el micrófono, el sensor de luz, los LEDs infrarrojos y también la lente de la cámara IP. En la parte superior podemos ver el botón de encendido, el botón de «nanas» y dos botones de subir y bajar el volumen.

En la parte trasera de la cámara encontramos el slot para tarjetas microSD y el conector de alimentación de la cámara (microUSB). La «antena» que sale de la parte trasera es el sensor de temperatura, está fuera del chasis de la cámara para que el sensor no detecte la propia temperatura de la cámara y «enmascare» la temperatura real de la habitación.

En la parte inferior de la cámara encontramos varios LEDs de estado, el de encendido de la cámara y el de «cloud» que nos indica si estamos registrados en mydlink correctamente. También nos muestra información sobre la red inalámbrica que crea la propia cámara para configurarla por primera vez o por si nos conectamos directamente a ella sin necesidad de infraestructura.

En la galería de fotos que tenéis a continuación podéis ver el aspecto externo de la cámara en todo su esplendor:

Una vez que conocemos su aspecto externo, os vamos a enseñar la calidad de las fotos que captura así como el firmware de la cámara y la integración con el cloud mydlink.

Asistente de Instalación

La instalación de esta cámara IP D-Link DCS-825L es realmente fácil, aunque deberemos hacerlo obligatoriamente a través de nuestro dispositivo móvil (ya sea un smartphone o iPad) utilizando la aplicación mydlink Baby Camera Monitor.

Lo primero que tenemos que hacer es bajarnos la aplicación de las distintas tiendas online (iTunes para iOS y Google Play para Android), una vez que la tenemos instalada, la ejecutamos y seguimos el sencillo asistente de instalación. En un punto de la instalación nos pedirá que conectemos el dispositivo móvil a la cámara IP vía Wi-Fi directamente, la clave de la red inalámbrica está en la parte inferior de la propia cámara.

Una vez que nos hemos conectado vía Wi-Fi a la cámara, podremos asignarle una contraseña para acceder a la administración de la cámara y también configurar su conexión con el router principal de nuestro hogar. Para finalizar la instalación, nos pedirá los datos del portal mydlink Cloud, si tenemos más equipos D-Link registrados en el portal mydlink podemos utilizar ese usuario y contraseña.

Una vez que nos hemos logueado, podremos ver la pantalla principal con todas las opciones y con un acceso rápido a la cámara IP recién configurada.

En la siguiente galería podéis ver en detalle todos los menús del asistente de D-Link que incorpora la aplicación:

Una vez que tenemos configurada la cámara IP y registrada en mydlink Cloud, podremos administrarla a través de un ordenador con mydlink Cloud o a través de los dispositivos móviles con la aplicación gratuita.

mydlink Cloud a través del portal

Una vez que hemos entrado en el portal mydlink Cloud, nos aparecerá de forma automática el nuevo dispositivo que hemos añadido. En la pantalla principal tenemos la visualización en directo de la cámara. En este menú encontramos mucha información como por ejemplo la temperatura de la habitación, si ha habido algún movimiento o si ha saltado el sensor de sonido. En la parte inferior de la imagen podemos ver algunos ajustes que D-Link nos permite ajustar como por ejemplo el zoom o la resolución de la cámara, también podremos poner la imagen en pantalla completa.

Si pinchamos en la pestaña de tarjeta SD podremos ver los archivos que hemos grabado, filtrando por fecha de grabación para que sea más fácil la localización de un clip en concreto.

En la pestaña «configuración» podemos cambiar el nombre del dispositivo, configurar el envío de notificaciones por correo electrónico y también configurar los distintos parámetros de activación de eventos (movimiento, sonido y temperatura). Por último, desde aquí podremos apagar todas las luces LED de la cámara para no molestar al bebé por las noches.

  • La configuración de la detección del movimiento se basa en fijar una zona donde la cámara será sensible al movimiento, podremos seleccionar todo el área que abarca la cámara o sólo una zona en concreto, también podremos ajustar la sensibilidad de detección. Una vez que lo hemos configurado basta con pinchar en siguiente y finalizar la configuración.
  • La configuración de la detección del sonido se basa en fijar un nivel de ruido máximo, si se sobrepasa ese nivel de ruido (medido en dB) se envía la notificación y alerta por email por exceso de ruido. Basta con ajustar el nivel de ruido y pinchar en siguiente para activar esta función.
  • La configuración de la detección de temperatura se basa en poner un rango de grados centígrados en el que la temperatura es correcta (color verde), si la temperatura es inferior la notificación será de frío y si la temperatura es superior la notificación será de calor. Una vez que hemos definido un rango de temperatura correcto pinchamos en siguiente y en finalizar.

En la siguiente galería de fotos podéis ver en detalle los menús del portal mydlink Cloud que os hemos hablado:

Una vez que ya conocemos cómo es el aspecto de la interfaz de visualización y configuración a través de mydlink Cloud, vamos a comprobar cómo lo veremos desde equipos iOS y Android.

mydlink Baby para iOS

La aplicación mydlink Baby Camera Monitor para iOS la podéis descargar desde este enlace o buscando desde App Store. La aplicación ha funcionado perfectamente en todas las pruebas realizadas, es rápida y no hemos detectado ningún fallo a priori.

En la pantalla principal encontramos un icono de la cámara IP D-Link DCS-825L, pinchando en la cámara accederemos directamente a su visualización y opciones de configuración. Desde la pantalla principal tendremos las notificaciones de movimiento, sonido y las alertas de temperatura. En la parte superior podremos deshabilitar las notificaciones y también añadir más cámaras así como entrar en la ayuda donde nos resolverá las principales preguntas que tengamos sobre el dispositivo.

Una vez que pinchamos en el icono de la cámara, accederemos a su visualización y también a distintas opciones como la activación del micrófono, hacer fotos o vídeos (donde nos dará la opción de guardar el contenido en la microSD o directamente en el dispositivo móvil, es decir, en la memoria interna del iPad por ejemplo). También tenemos la opción de ejecutar las distintas nanas disponibles y por último desactivar el audio del iPad. En la parte inferior derecha encontramos la temperatura que hace en la habitación, será de color verde si estamos dentro de los márgenes establecidos, azul si es más frío de lo normal y rojo si nos hemos pasado de temperatura. Desde aquí también tendremos acceso rápido a las notificaciones de movimiento y sonido.

Si pulsamos sobre cualquier lugar de la pantalla, en la parte superior tendremos las opciones de configuración de la cámara. Las principales opciones son sobre la duración de la nana, sobre la luz de LED (activada o desactivada) así como el modo de día/noche que queremos etc.

En cuanto a la configuración de eventos, desde la aplicación podemos ajustar el rango de temperaturas, el nivel de detección de sonido y la sensibilidad de movimiento, también nos da la opción de si grabar en 720p 0 en 360p.

Por último, desde la aplicación podremos ajustar opciones de visualización como la resolución, el brillo o el volumen del altavoz.

En la siguiente galería de fotos podéis ver en detalle todos los menús de los que os hemos hablado:

Una vez que hemos probado la aplicación de iOS en un iPad 2, vamos a probar la aplicación de Android en un smartphone, concretamente un Samsung Galaxy S3.

mydlink Baby para Android

La aplicación mydlink Baby Camera Monitor para Android la podéis descargar desde este enlace o buscando desde App Store. La aplicación ha funcionado perfectamente en todas las pruebas realizadas, es rápida y no hemos detectado ningún fallo a priori.

La interfaz de la aplicación para Android es exactamente igual que la de iOS, tenemos las mismas opciones de configuración, mismo asistente y misma ayuda.

En la siguiente galería podéis ver tres capturas de la aplicación para Android, no hemos realizado más porque son los mismos menús que en iOS que hemos visto anteriormente.

Aunque en las pruebas hemos utilizado un router para conectarnos con el portal mydlink Cloud, también hemos probado a conectarnos a la cámara sin necesidad de infraestructura. Cuando la cámara detecta que la red Wi-Fi de nuestro hogar no se encuentra alrededor, emite su propia red inalámbrica para que nos podamos conectar con el dispositivo móvil a ella sin problemas. En este modo no podremos conectar ordenadores portátiles y gestionar la cámara porque no tendremos conexión a Internet, es conexión punto a punto, tendremos que usar la aplicación específicamente diseñada para ello.

Una vez que hemos probado a fondo la cámara y hemos conocido todas las opciones, vamos a enumerar sus puntos fuertes y débiles, finalmente veremos las conclusiones finales que hemos sacado tras más de una semana probando el equipo.

Puntos Fuertes

  • Grabación y visualización en HD con una resolución 1280 x 720 píxeles.
  • Visión nocturna con LEDs infrarrojos a una distancia de hasta 5 metros, de esta forma podremos tener a nuestro bebé controlado también por las noches, algo fundamental.
  • Integración total con mydlink Cloud para gestionar la cámara desde la web.
  • Funcionamiento perfecto de la aplicación gratuita mydlink Baby Camera Monitor, tanto en la instalación, configuración como en la visualización y la recepción de las distintas alertas de movimiento, sonido y temperatura.
  • Multitud de opciones de configuración para las alertas (movimiento, sonido y temperatura).
  • Posibilidad de funcionamiento en modo ad-hoc, sin necesidad de infraestructura (punto de acceso Wi-Fi).
  • Slot para tarjetas microSD con la posibilidad de grabación de vídeos y capturar fotos directamente a esta memoria interna o al dispositivo móvil gracias a mydlink Baby Camera Monitor.
  • Audio bidireccional para hablar y escuchar al bebé.
  • LED de colores (azul, verde y rojo) indicando rápidamente la temperatura de la habitación.
  • 5 nanas disponibles para el bebé.
  • KIT de montaje en pared incorporado en la caja
  • Personalización de la cámara según el sexo del bebé.

Puntos Débiles

  • La cámara no es motorizada.
  • En modo ad-hoc no se podría gestionar desde un ordenador portátil, sólo desde los dispositivos móviles con la aplicación.

Conclusiones Finales

Estamos ante el vigilabebés 2.0, la D-Link DCS-825L marcará un antes y un después en cuanto a vigilar a nuestros más pequeños se refiere. D-Link ha sido el primer fabricante en apostar por diseñar un producto específicamente para vigilar bebés, poniendo toda su experiencia en cámaras IP con compatibilidad Cloud para hacer un producto único. Algunas de las características como la grabación y visualización en HD, detector de movimiento o conectividad inalámbrica ya la tenían otras cámaras del fabricante. Sin embargo, la incorporación del sensor de temperatura o la posibilidad de conectarnos a la cámara sin necesidad de una infraestructura es completamente nuevo, y funciona realmente bien.

La aplicación para dispositivos móviles desde la que gestionamos la cámara y todas sus opciones funciona perfectamente, además la propia aplicación nos permite configurar la cámara desde cero, sin necesidad de un ordenador, con sólo nuestro smartphone o tablet, facilitando al máximo su puesta a punto para los padres menos experimentados.

La integración con el Cloud de D-Link es perfecta, como era de esperar debido a que llevan años mejorando su plataforma. Las notificaciones en las aplicaciones móviles son rápidas y muy intuitivas, podremos saber en cualquier momento qué está ocurriendo en la habitación, además podremos interactuar con el bebé gracias al audio bidireccional que incorpora la cámara.

Como puntos negativos que hemos encontrado, la cámara no es motorizada, algo que no tiene demasiada importancia ya que el bebé no se suele mover de su cuna. Y otro aspecto negativo es que no podremos gestionar la cámara en modo ad-hoc con un ordenador portátil, deberemos utilizar un dispositivo móvil, es posible que D-Link desarrolle una aplicación para ordenadores, pero a día de hoy no está disponible.

Tras una semana de pruebas, hemos quedado encantados con el funcionamiento de esta cámara IP diseñada específicamente para vigilar bebés, podríamos considerarlo el vigilabebés definitivo, por ello la valoración de RedesZone es la siguiente:

valoracion_10

Esperamos que os haya gustado el análisis, si tenéis alguna duda podéis ponernos un comentario y os responderemos encantados.