NETGEAR Arlo VMS3230


Hablar de este fabricante implica hacerlo de equipos de red. El mercado se encuentra en la actualidad muy saturado y es conveniente escoger bien el producto para destacar sobre los rivales y evitar perder posicionamiento. La electrónica de consumo va mucho más allá de router, puntos de acceso o adaptadores Wi-Fi USB. El hogar conectado tiene cada vez más más relevancia, de ahí que los enchufes inteligentes, cámaras IP, mirillas digitales o sensores inalámbricos tomen importancia. La finalidad de estos dispositivos es hacer la vida de los usuarios mucho más sencilla. El sistema que nos ocupa está relacionado con esto último que hemos dicho. Nos referimos al pack de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230.

EUR 279,99 EUR

Este sistema de seguridad pertenece a la familia de productos NETGEAR Arlo, destinada a cumplir con las necesidades de seguridad tanto de usuarios particulares como empresas. Este que nos ocupa está formado por dos cámaras IP resistentes al agua, permitiendo su ubicación tanto en interiores como exteriores. Son inalámbricas y están alimentadas por baterías. Poseen visión infrarroja y sensor de movimiento, permitiendo el almacenamiento de capturas o vídeos disponibles en una resolución 1280 x 720p (o lo que es lo mismo, HD).

La estación base ofrece un punto de acceso Wi-Fi N en la banda de los 2,4 GHz al que deberán conectarse las cámaras. Es este elemento que dispondrá de conexión a Internet, y por lo tanto, a la nube del fabricante. Adicionalmente, el usuario podrá controlar las cámaras gracias a las aplicaciones disponibles tanto para dispositivos móviles iOS como Android.

Arlo
Developer: NETGEAR, Inc
Price: Free
Arlo
Developer: NETGEAR
Price: Free

Antes de continuar con el análisis, conviene echar un vistazo a las características del sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230.

 

Características del sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230

Aunque se trata de un dispositivo totalmente distinto, posee una cámara IP, así que de entrada vamos a tratarlo como tal:

  • Resolución: 1280 x 720p (HD)
  • Frame rate: 30 fps a máxima resolución.
  • Aplicaciones: Disponibles iOS y Android
  • Cables: Alimentación de la unidad de control principal y un cable Ethernet para su configuración
  • Infrarojos: Sí.
  • Sensor de movimiento: Sí.
  • Sensor de sonido: No.
  • Cifrado: AES 128-bits.
  • Kit de montaje incluido: Sí, con soportes imantados.
  • Robotizada: No.
  • Altavoces: No.
  • Micrófono: No.
  • Garantía: 2 años
  • Otros: almacenamiento en la nube, suscripciones y dos cámaras IP alimentadas por baterías.

Análisis externo

En el análisis externo vamos a abarcar todo lo relacionado con el embalaje y los dispositivos. En primer lugar vamos a hablar de todo lo que concierne a la caja y los accesorios, dejando paso posteriormente a la estación base inalámbrica y para terminar con las dos cámaras IP.

Embalaje

Por el momento es el único producto que hemos probado en RedesZone que nos ofrece una visión real de al menos alguno de los dispositivos incluidos, en este caso, las cámaras IP. El usuario podrá disfrutar de la visión de ambas en la parte superior, protegidas por una estructura de plástico. De entrada, podemos apreciar casi en su totalidad los detalles de estos dos dispositivos. El frontal es de color negro, mientras que los laterales, la parte superior, la trasera y la inferior es de color blanco.

Pero no queremos anticipar detalles, así que continuamos con el embalaje.

Frontal de la caja del sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230

Tal y como suele suceder, en el lateral encontramos información relacionada con las especificaciones más importantes, así como el contenido del embalaje. Mientras en uno de los laterales podemos observar una aplicación móvil, un claro indicativo de que estos dispositivos serán importantes a la hora de gestionar el sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230, en la parte trasera encontramos una descripción de sus funcionalidades en diferentes idiomas.

Por el momento, podría decirse que no existe ninguna novedad, salvo la posibilidad de disfrutar de una imagen real de al menos las cámaras IP, una oportunidad que no siempre se puede disfrutar. Si las imágenes no te son suficientes, puedes completar este análisis externo con el vídeo del unboxing que te dejamos a continuación:

Accesorios incluidos

Además de las dos cámaras IP y la estación base inalámbrica, podemos encontrar en el interior otros complementos, tanto a nivel de documentación como de instalación. El fabricante no ha escatimado en detalles, y dota al usuario de todas las herramientas necesarias para disfrutar de una instalación sencilla.

Base del pack NETGEAR Arlo VMS3230 con las cámaras IP

Una vez abierta la caja nos encontramos con dos más en el interior. Todo está correctamente organizado para evitar posibles desperfectos. Mientras en una de las cajas encontramos la estación base con los soportes y las pilas alcalinas incluidas, en la otra encontramos todo lo relacionado con cableado y montaje de los soportes.

Cajas contenidas en el embalaje de la NETGEAR Arlo VMS3230

En lo que se refiere a cableado, encontramos:

  • Cable de alimentación con adaptador europeo y americano (longitud del cable de 2 metros aproximadamente)
  • Cable de red de 2 metros de longitud

Tal vez en el apartado de documentación sea donde más echamos en falta la presencia de un manual de instrucciones, o al menos una guía de instalación rápida, aunque sea en inglés. Muchas veces los dibujos ayudan a despejar las posibles dudas que puedan surgir durante el proceso.

Ya hemos mencionado con anterioridad que, junto con la estación base podemos encontrar las pilas alcalinas (en total 8) y los soportes imantados.

Recalcar de nuevo que todo viene con su plástico, algo que se agradece. Muchas veces el embalaje del producto no está del todo cuidado, y eso es algo que desde RedesZone y los propios usuarios valoran.

Base Wi-Fi

Es el turno para hablar en detalle de cada uno de los elementos que forman parte de este sistema de seguridad, comenzando por la estación base inalámbrica.

Salvando las diferencias, hay que decir que su aspecto físico resulta muy familiar al de un router ofrecido por uno de los operadores de banda ancha fija de nuestro país. Mientras el frontal es blanco brillante, la parte trasera es blanco mate. Las partes que lo conforman están muy diferenciadas y bien definidas.

Frontal de la base Wi-Fi del pack NETGEAR Arlo VMS3230

Mientras que en el frontal solo encontramos el logotipo del fabricante junto con los indicadores LED en la parte inferior, en la parte trasera, además de las rendijas de ventilación de la electrónica del interior, se encuentran todos los puertos, entre los que podemos encontrar:

  • 2 puertos USB 2.0
  • Puerto de red Fast Ethernet
  • El botón de reset
  • Botón de apagado y encendido
  • El puerto de alimentación eléctrica

Se trata de una base inalámbrica, por lo que es obligado hablar de este aspecto. Ofrece una conexión en la banda de los 2,4 GHz, permitiendo a las cámaras IP hacer uso de una red Wi-Fi con hasta 300 Mbps de velocidad. Todo dependerá de las redes adyacentes y la distancia entre los extremos, así como los obstáculos existentes en la línea de visión.

Parte trasera y lateral de la base del pack NETGEAR Arlo VMS3230

No se nos puede escapar el botón SYNC que el fabricante ha ubicado en el lateral derecho visto desde el frontal del dispositivo. Además de ser necesario para conectar las dos cámaras IP contenidas, lo necesitaremos para añadir nuevos dispositivos. El proceso es muy sencillo, mantener pulsado 2-3 segundos hasta que el LED frontal correspondiente a las cámaras IP comience a parpadear y acto seguido repetir la misma operación con su homólogo ubicado en la cámara IP.

Detalle del botón SYNC de la base del pack de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230

Físicamente, la carcasa de la estación base resulta bastante elegante, algo que se agradece, sobre todo porque su tamaño no es pequeño que se diga. Ofrece unos 55 x 215 x 165 milímetros. En principio no debería ser un problema buscar una ubicación, aunque sí es cierto que es mucho más grande que las unidades de control de otros fabricantes que han pasado por nuestras manos.

Puertos de la base del pack NETGEAR Arlo VMS3230

Con respecto a los indicadores LED, el usuario cuenta en la estación base con los siguientes:

  • Encendido del sistema
  • Acceso a Internet
  • Cámaras IP conectadas
  • Domótica
  • Dispositivos USB conectados a los puertos traseros

Si existe algún problema con el dispositivo, el primero que hemos citado parpadeará en color naranja. Si existe algún problema con el acceso a Internet y la conexión al servicio cloud de NETGEAR el segundo parpadeará en naranja o no encenderá. El tercer indicador LED indica si hay alguna cámara IP conectada a la estación base. En caso negativo permanecerá apagado.

Indicadores LED de la base del sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230

Cámaras IP

Con respecto a las cámaras IP, las dimensiones son 72 x 44 x 66 milímetros. O lo que es lo mismo, entran en la palma de nuestras manos. El diseño a simple vista ofrece robustez. Pesan 123 gramos, en parte gracias al imán que poseen en el interior y que las permite anclarse sin ningún problema al soporte que ya hemos tenido la oportunidad de ver con anterioridad.

Cámaras IP HD del sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230

En el frontal encontramos el objetivo junto con el sensor CMOS. Ambos posibilitan imágenes y vídeos con una resolución máxima HD 1280 x 720 utilizando el códec H.264.

Frontal de las cámaras IP NETGEAR Arlo VMS3230

La parte inferior de la carcasa de las cámaras IP del sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230 queda reservado para la rosca que permite la utilización de trípodes y la tapa que permite el acceso para la sustitución de las 4 pilas. Indicar un apunte respecto a las baterías o pilas. Están ubicadas de forma enfrentada. Es decir, los extremos coinciden en polaridad.

Una anécdota a destacar, es que el imán existente en la cámara y que la permite adherirse al soporte es tan potente que “cuesta” un poco extraer las baterías.

Parte inferior de las cámaras IP del pack NETGEAR Arlo VMS3230

El acceso a este compartimento se debe realizar moviendo el pestillo de bloqueo. Posteriormente, se debe deslizar hacia fuera, lo que permitirá que la tapa sea capaz de oscilar sobre las bisagras.

Compartimento para las pilas de las cámaras del sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230

El frontal queda reservado tanto para el objjetivo, como los indicadores LED, el sensor de movimiento y luminosidad, además de los LEDs infrarrojos que solo se podrán ver en condiciones de poca luz y que se encuentran ubicados alrededor de la lente.

Detalle del frontal de la cámara IP NETGEAR Arlo VMS3230

Tras realizar el análisis externo podemos extraer las primeras conclusiones. El diseño tanto de la estación base inalámbrica como el de las cámaras IP es acertado, sobre todo el de estas últimas. Hay que destacar que soportan condiciones meteorológicas adversas, de ahí que sea por el momento una buena opción para su instalación en exteriores.

Como punto negativo destacar la no inclusión de una guía de instalación rápida, siendo necesario consultar un recurso disponible en Internet.

Instalación y menú de configuración

Para este tipo de dispositivos es muy importante que tanto el proceso de instalación como el de configuración sea sencillo. Aunque sea un pack de seguridad que pueda configurarse para videovigilancia profesional, está dirigido a usuarios domésticos. Esto quiere decir que la complejidad de ambos procesos debe estar más o menos acotada.

A continuación os detallamos qué es lo que se debe hacer para realizar la instalación y os mostramos su menú de configuración, todo ello, disponible a través de la siguiente página web:

Instalación

Comenzamos con el proceso de instalación, para el que tendremos que hacer uso de la dirección web citada con anterioridad. Una vez hemos accedido nos encontramos con un formulario de inicio de sesión. En el caso de disponer de una cuenta solo tenemos que hacer login. En caso contrario (como es este) tenemos que registrar el producto y asociar este a nuestra cuenta.

Hay que tener en cuenta una cosa. Cada dispositivo debe asociarse a una cuenta. Esto quiere decir que si en un futuro queremos asociarlo a otra, deberemos contactar con el soporte técnico de NETGEAR para que desvinculen el producto de la cuenta antigua.

Continuamos con el proceso. Optamos por la opción: ¿Es nuevo en NETGEAR Arlo? A continuación, tendremos que escoger qué producto queremos dar de alta, escogiendo en nuestro caso la opción NETGEAR Arlo sin cables.

El siguiente paso en el proceso comprende una serie de instrucciones a seguir. Es decir, la estación base de nuestro pack NETGEAR Arlo VMS3230 debe estar alimentada de corriente eléctrica y conectada a nuestro router. Si no lo tenemos activado, es recomendable que el DHCP de nuestro router esté disponible. Este aspecto, como veremos más adelante, es algo que no podremos modificar.

Adicionalmente, el usuario podrá conectar una o las dos cámaras de seguridad contenidas. Este último es un proceso en el que se centrará el instalado más adelante.

El programa de instalación web realiza entonces la primera verificación, localizando el dispositivo presente en nuestra LAN y mostrándonos su ID. Debemos elegir un nombre para nuestro pack de seguridad.

A continuación, tenemos que elegir el nombre de usuario. En este caso será la contraseña de correo electrónico. Se recomienda hacer uso de una que utilicemos con bastante frecuencia. Dentro del proceso será necesario que verifiquemos la cuenta con un correo que se enviará desde NETGEAR (tal y como es habitual, acceder a un enlace para verificar la dirección ofrecida).

Posteriormente, el usuario deberá cumplimentar un pequeño formulario con los datos de su cuenta. Nombre, apellidos, contraseña de acceso y correo electrónico son los datos a completar. La contraseña a introducir debe ofrecer al menos 6 caracteres y debe tener una letra en mayúscula para que el instalador la valide. Es una forma que de entrada el producto cuente con cierta seguridad.

Después de rellenar el formulario, se procede con la asociación cuenta-dispositivo. Puede tardar un poco, pero el proceso no debería demorarse más de medio minuto. Depende también de la conexión a Internet existente en el lugar desde el que se realice la instalación.

Una vez finalizada esta parte, se invitará al usuario a que conecte sus dos cámaras IP. Para lograr esto, se debe pulsar al menos dos segundos el botón SYNC existente en el lateral de la unidad base y posteriormente el ubicado en la parte superior de cada cámara durante el menos 3 segundos. Entonces, el indicador LED frontal de la cámara IP comenzará a parpadear en color azul. Este proceso puede durar hasta 30 segundos. Se recomienda que el primer emparejado entre dispositivo-estación base la distancia no supere el metro. De esta forma, todo será mucho más rápido.

Llega el momento de escoger el plan contratado. Por defecto el fabricante ofrece una solución gratuita para aquellos usuarios que quieran disfrutar de este producto y no se puedan permitir pagar una plan premium. El plan gratuito ofrece hasta 1 GB de almacenamiento en la nube, y hasta cinco cámaras IP de soporte gratuito.

Por casi nueve euros al mes, el usuario podrá disfrutar de hasta 10 GB de almacenamiento y gestionar hasta 10 cámaras IP. Si optamos por el plan de 14 euros, el usuario tendrá 100 GB de almacenamiento en la nube del fabricante y la posibilidad de gestionar hasta 15 cámaras IP, siendo este el límite impuesto por el fabricante.

Por segunda vez durante el proceso, y justo antes de finalizar el mismo, se insiste al usuario a que conecte sus cámaras IP, en esta ocasión indicando el proceso que anteriormente ya os hemos descrito.

No existe ningún tipo de restricción en este caso. Lo que queremos decir, es que el usuario podrá asociar cámaras IP a la estación base del pack de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230 siempre que quiera. Obviamente, sin superar el límite establecido por el plan escogido con anterioridad.

El proceso de instalación ha finalizado. Como se puede observar, es totalmente guiado y en él no se invierten más de 5 minutos. Conviene tener en cuenta que si perdemos el acceso a la cuenta no podremos vincular de nuevo el sistema de seguridad a otra sin antes hablar con el servicio técnico del fabricante.

Menú de configuración web

Si ya tenemos una cuenta con un dispositivo, justo al principio del proceso anterior, en el momento de introducir datos en el formulario de inicio de sesión o crear una cuenta nueva, optaremos por la primera opción.

Hacemos login en el servicio y nos encontramos con la siguiente pantalla principal:

Además de observar los dispositivos conectados a la estación base y opciones relacionadas con ellos, el usuario contará con tres opciones principales:

  • Dispositivos
  • Biblioteca
  • Modo
  • Configuración

Tal y como se ha podido observar en la imagen anterior, en el caso de existir una actualización de firmware para las cámaras, se hará uso de la ventana correspondiente a cada una para comunicárselo al usuario.

El proceso de instalación no debe tardar en exceso. El sistema emplea aproximadamente 1-2 minutos en completarlo. Una vez completado disponemos de todas las funcionalidades de la cámara IP a nuestro alcance. Podemos grabar, tomar una captura o poner en pantalla completa de entrada y a través del menú principal, que por defecto es “Dispositivos”.  A través de esta opción también podemos añadir más cámaras IP a la estación base del sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230.

En el apartado “Biblioteca”, el usuario dispondrá de todas las grabaciones que la cámara IP ha efectuado gracias al sensor de movimiento. Obviamente, hasta completar el espacio de almacenamiento. Lo que no hemos podido comprobar es qué sucede cuando el espacio de almacenamiento esté lleno, si se informa al usuario y sea él el que realice el borrado o bien el propio sistema comience con el borrado de los contenidos más antiguos.

Desde la propia “Biblioteca”, el usuario también dispone de un reproductor multimedia para que el usuario pueda visualizar los vídeos.

Antes hemos dicho que para cambiar de perfil debemos ponernos en contacto con el fabricante. Esto es verdad en cierta manera. Tenemos que recurrir a eso solo si no conocemos las credenciales de acceso de la cuenta a la que está vinculado. Si disponemos de acceso, existe una opción en el menú que permite modificar este aspecto.

Dentro del apartado Configuración, en la opción Mis Dispositivos, el usuario podrá visualizar toda la opción relacionada con cada una de las cámaras IP conectadas, pudiendo activar o desactivar el dispositivo, ver el porcentaje de batería restante, configurar el vídeo, la rotación de la imagen o la detección de movimiento.

Desde el apartado Modo, el usuario podrá escoger el modo de funcionamiento de su estación base y cámaras IP asociadas a la misma. Es decir, por defecto está activada la detección de movimiento. Podemos realizar la desactivación de la misma o bien que entre en funcionamiento de acuerdo a un horario que fijemos.

Tal y como se puede observar, es un menú de configuración muy sencillo. Sin embargo, echamos en falta algunas funciones básicas, como por ejemplo, configurar una dirección IP estática a la estación base. Sí que es verdad que teniendo en cuenta que está dirigido a usuario domésticos, se agradece que sea tan sencillo y que cada opción de configuración esté donde el usuario espera encontrarla.

Calidad de las imágenes y vídeos

Teniendo en cuenta que estamos probando a grandes rasgos unas cámaras IP, queremos dejar constancia de la calidad del material obtenido con las siguientes imágenes y vídeos, tanto en condiciones de luz normal como de poca luz.

Comenzamos con el vídeo y la imagen tomadas en condiciones de luz normal:

El vídeo y la imagen en condiciones de poca luz:

NETGEAR Arlo VMS3230 visión nocturna

Teniendo en cuenta lo visto con anterioridad, creemos que la calidad del vídeo no se ajusta a una calidad HD, sobre todo porque en muchos casos la nitidez no es la adecuada. Una prueba de ello es ambos vídeos que hemos grabado y que podéis ver.

Investigando en la configuración del dispositivo no encontramos nada, salvo el parámetro que permite escoger “Calidad de vídeo”, algo que ya estaba seleccionado. Entonces nos dirigimos a las propiedades del material grabado y que hemos descargado desde la nube y nos encontramos con que la resolución no es HD propiamente dicho, sino que se queda levemente por debajo:

Aunque sea por muy pocos píxeles, la toma no es HD 1280 x 720, de ahí que la calidad de imagen no esté cerca de otros dispositivos que hemos probado con anterioridad.

Posteriormente se ha hablado con el fabricante y se ha comprobado que los vídeos e imágenes se graban con resolución HD 720p. Nos han indicado desde NETGEAR que se han encontrado problemas aleatorios con la resolución de grabación de las cámaras IP. El problema queda solucionado reiniciando la cámara IP, es decir, sacando todas las baterías y volviéndolas a introducir en el interior. El encendido posterior debería mostrar imágenes con la resolución especificada por el fabricante.

A continuación, una imagen que prueba lo mencionado con anterioridad:

Aplicación Móvil (Android)

Durante la introducción a este análisis, hemos mencionado que las aplicaciones móviles serían importantes para gestionar el sistema de seguridad. Por este motivo, vamos a dedicar unas líneas a repasar los aspectos fundamentales de la aplicación Arlo, valiéndonos de la versión disponible para Android.

Aunque en otros fabricantes las funcionalidades de las aplicaciones móviles distan de las existentes en los menús de configuración web, en este caso no es así. Todas las opciones se encuentran por igual en ambos softwares, ofreciendo al usuario la misma experiencia. La integración de todas las funciones permite al usuario disfrutar de una navegación fácil e intuitiva.

Podrá modificar el modo de funcionamiento de la cámara, permitiendo incluso programar la activación o desconexión de este funcionamiento. Obviamente, el usuario también podrá visualizar la cámara IP en pantalla completa, realizar grabaciones de contenidos y tomar capturas de pantallas. Aunque no se puede configurar de forma avanzada los tonos, el usuario sí será capaz de configurar el brillo ofrecido.

El usuario tendrá disponible toda la biblioteca que está disponible en la nube del fabricante, pudiendo gestionar los contenidos. Es decir, realizar la descarga de los mismos de forma local o proceder a su eliminación.

Además de todo lo mencionado con anterioridad, el usuario dispondrá de la posibilidad de configurar la sensibilidad que se aplicará a la detección de movimiento, la visión nocturna, la rotación de la imagen, o la consulta de datos de interés relacionados con las cámaras IP del pack de seguridad NETGEAR Arlo. Estado de la batería, conexión, nombre o el ID es parte de la información accesible desde la aplicación móvil que está disponible de forma gratuita tanto para iOS como para Android.

En definitiva, una aplicación muy sencilla de utilizar e intuitiva que recoge todas las funciones existentes vía web. Teniendo en cuenta que no es lo mismo gestionar un dispositivo desde el móvil que desde un PC, se agradecen este tipo de aplicaciones.

Gama de productos avanzados dentro de la familia NETGEAR Arlo

Dentro de la familia de productos NETGEAR Arlo, existen alternativas mucho más avanzadas y con características premium. NETGEAR Arlo PRO y NETGEAR Arlo Baby son dos claros ejemplos de esto que hemos dicho.

NETGEAR Arlo PRO

Con respecto a la NETGEAR Arlo VMS3230, además del sensor de movimiento que es capaz de generar alertas, nos encontramos con un micrófono y un altavoz, pudiendo el primero de ellos generar alertas de audio que serán reflejadas en la aplicación o en forma de grabación en la nube del fabricante.

Pero la opción más atractiva es sin lugar a dudas las posibilidades de alimentación existentes. Además de alimentar las cámaras IP utilizando las baterías que hemos visto en este análisis, se puede recurrir al cable de corriente tradicional o bien a un panel solar, un elemento sin lugar a dudas diferenciador, sobre todo si el dispositivo se ubica en exteriores.

En lo que respecta a la estación base, el usuario también puede disfrutar de algunas novedades. Sin ir más lejos, está dotada de una sirena que sonará en caso de detectar movimiento o sonido. Es decir, como si nos encontrásemos ante una alarma tradicional.

El precio de este producto con el mismo número de cámaras que el que nos ocupa en el análisis es de 620 euros.

NETGEAR Arlo Baby

Arlo Baby

Este cámara IP NETGEAR Arlo se puede considerar un vigilabebés. Si quieres tener a tu bebe o niños controlados es la mejor opción. Ofrece audio en ambos sentidos gracias al micrófono y altavoz integrados. Posee luz nocturna para ambientar la habitación, grabación de voz, gestión de acceso a la cámara IP, almacenamiento en la nube y la posibilidad de acceder al visionado de la misma desde cualquier lugar. Teniendo en cuenta la finalidad, el fabricante ha preparado un lista de soportes que ofrecen numerosas posibilidades de configuración.

Los usuarios de estos dispositivos contarán adicionalmente con un sensor de humedad y otro de temperatura.

Conclusiones finales del sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230

Puntos Fuertes

  • Resistencia al agua y polvo. Las cámaras IP se pueden utilizar tanto en interiores como exteriores.
  • El tamaño de las cámaras IP es muy reducido, ideal para colocarlas en cualquier lugar, además, están imantadas.
  • Modalidades del servicio cloud asequibles.
  • Cámaras IP inalámbricas y con batería incorporada.
  • Duración de la batería entre 4 y 6 meses según el fabricante.
  • Facilidad de instalación de las cámaras IP con la base.
  • Posibilidad de utilizar una gran cantidad de cámaras IP utilizando la misma estación base (hasta 15), incluso con soporte para el cloud de NETGEAR Arlo.
  • La aplicación de gestión de las cámaras NETGEAR Arlo para dispositivos móviles es muy intuitiva, es rápida y la visualización de la imagen es muy buena. Además, nos permitirá configurar muchos aspectos de la imagen, detección de movimiento y otros.
  • Resolución HD 720p.

Puntos Débiles

  • Precio. El pack que hemos analizado posee un precio en el mercado que ronda los 370 euros.
  • Tanto la configuración como su uso se debe hacer a través de Internet accediendo a https://arlo.netgear.com/. No tiene posibilidad de administración local.
  • En ocasiones, las capturas no alcanzan la resolución HD 720p. Un error reconocido por el fabricante y que se solventa reiniciando la cámara IP que está mostrando el problema.

Puntuación Final

Funcionalidad, versatilidad y sencillez. Así es como podríamos definir al sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230. Nos ha llamado especialmente la atención su preparación para la instalación tanto en interiores como exteriores, la sencillez de las aplicaciones móviles, permitiendo la configuración de todos los aspectos relacionados con las cámaras IP y los planes tanto de almacenamiento como de conectividad, permitiendo disponer al usuario de 100 GB por 14 euros al mes.

Por otra parte, ningún sistema es perfecto, y en esta parte nos encontramos algunos problemas que han aparecido. La resolución de la cámara es HD 720p, pero en algunas ocasiones no es así, y esto ha afectado a la nitidez de la imagen tanto en condiciones de luz diurna como visión infrarroja. Que el funcionamiento se base al 100% en un servicio Cloud tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes, y es que no podrás hacer uso de este sistema de videovigilancia de manera local. Otro punto negativo es el precio, algo elevado si tenemos en cuenta la calidad de la imagen de estas cámaras.

A pesar de todo, debemos tener en cuenta que estas cámaras son realmente pequeñas y con batería incorporada, algo que pocos fabricantes tienen y mucho menos con un ecosistema que funciona tan bien como Arlo. El balance global es bueno y finalmente, el equipo de RedesZone ha tomado la decisión de otorgar una puntuación final de 8/10 al sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230.

EUR 279,99 EUR

Esperamos que os haya gustado, cualquier duda que tengáis podéis ponernos un comentario y os responderemos encantados.

Publicado por Adrián Crespo el 15 Marzo 2017 , actualizado el 25 Marzo 2017