3 trucos para evitar el consumo fantasma y ahorrar luz

3 trucos para evitar el consumo fantasma y ahorrar luz

Javier Jiménez

Para ahorrar en la factura de la luz podemos tener en cuenta múltiples consejos, pero uno importante es acabar con el consumo fantasma. ¿Qué podemos hacer para reducirlo? En este artículo vamos a dar una serie de recomendaciones que seguro que te ayudan a ahorrar en la factura de la luz mes a mes. El objetivo es no desperdiciar energía cuando realmente no es necesario.

3 consejos para evitar el consumo fantasma

Se calcula que entre el 7 y el 10% de todo lo que gastamos de electricidad al año es por el consumo fantasma. Simplemente la televisión en Stand By (con el LED rojo encendido) va a estar gastando unos euros en la factura de la luz al año. Eso mismo puedes ver en otros muchos casos, como microondas, relojes o simplemente cargadores que tienes enchufados.

Usar regletas

El primer consejo para evitar el consumo fantasma es contar con regletas. De esta forma vas a poder conectar ahí diferentes dispositivos y poder apagarlos todos de golpe solo con desconectar la regleta. Por ejemplo, puedes conectar ahí una televisión, un reproductor de vídeo, videoconsola… Puedes darle al botón de la regleta para que todos se desconecten, pero también desenchufarla directamente de la pared.

Eso mismo puedes hacer con diferentes lugares de tu vivienda. Donde tengas varios electrodomésticos o aparatos cerca, solo tendrás que conectarlos a la regleta y apagarla cuando sea necesario. Así evitarás que sigan conectados a la electricidad, aunque estén apagados, y ahorrarás un dinero en la factura de la luz mes a mes.

Utilizar la domótica

También puedes tener en cuenta la posibilidad de utilizar la domótica para ahorrar en la factura y terminar con el consumo fantasma. Por ejemplo, puedes usar enchufe inteligentes que podrás controlar en remoto para que apague o encienda dispositivos. Así evitarás tener dispositivos conectados y que puedan estar consumiendo en Stand By.

Pero además, está la opción de programarlos. Es decir, puede que te interese que la televisión esté encendida a ciertas horas, al menos en Stand By, para que puedas controlarla con el mando. Sin embargo, cuando no estás en casa no sirve de nada que puedas encenderla de esta forma. Por tanto, programar un enchufe inteligente (también hay regletas inteligentes) puede ser muy útil.

Bajar los magnetotérmicos

Un tercer consejo para evitar el consumo fantasma es el más extremo de los tres. Consiste en bajar los magnetotérmicos de nuestro hogar. Hay que indicar que hay vario para cada zona de la vivienda. Si por ejemplo vas a estar fuera de casa de vacaciones, no necesitas que estén encendidos y la televisión reciba corriente o cualquier otro dispositivo del salón.

Ahora bien, siempre puedes dejar el magnetotérmico de la zona de la cocina encendido. De esta forma el frigorífico no se apagará y no desperdiciarás comida. Es una opción muy útil que puedes tener en cuenta y así lograr que el consumo sea 0 en el caso de los que bajes, mientras que solo mantendrás lo estrictamente necesario, como es el frigorífico.

Por tanto, estos tres trucos pueden ayudarte a evitar el consumo fantasma. Así lograrás ahorrar un dinero en la factura de la luz y evitar gastar más de lo necesario.

¡Sé el primero en comentar!