Cómo afecta el uso de una VPN a la velocidad de Internet en casa

Muchos usuarios deciden navegar por Internet a través de VPN para que todas las comunicaciones sean más privadas, para evadir cualquier bloqueo regional e incluso para saltarse la censura de un determinado país. Aunque es una muy buena decisión usar una VPN, nuestra recomendación es que solamente la uséis cuando realmente la necesitéis, y no siempre, porque el uso de una VPN afecta a la velocidad de Internet, a la latencia de la conexión y también al jitter. A continuación, os vamos a hacer una demostración de cómo afecta el uso de una VPN a estos tres parámetros tan importantes.

En qué afecta el uso de una VPN

Cuando usamos un servicio de VPN, todo el tráfico de red va desde nuestro ordenador hasta dicho servidor VPN pasando por nuestro operador de Internet, es decir, tenemos un «salto» adicional hasta llegar al destino de la conexión. La dirección IP pública con la que saldremos a Internet será la del propio servidor VPN, y no la que nos ha proporcionado el operador de Internet. De esta forma, todo el tráfico se reenvía por un túnel cifrado punto a punto hasta el servidor.

Que tengamos un reenvío de todo el tráfico hasta el servidor antes de salir a Internet, hace que la velocidad de nuestra conexión sea inferior, también tendremos una latencia más elevada, sobre todo dependiendo de dónde esté el servidor instalado (ubicación geográfica), y finalmente, el jitter (variación de latencia) también se verá afectado. A continuación, tenéis una comparativa de la velocidad, latencia y jitter usando nuestra conexión a Internet y una VPN de Surfshark.

Velocidad

Hemos realizado un test de velocidad para comprobar la velocidad real de nuestra conexión, al tener una conexión de Yoigo de 1Gbps hemos conseguido unos 940Mbps simétricos, lo esperado porque nunca vamos a conseguir 1Gbps por pérdida debido a las cabeceras de los paquetes TCP/IP, esta velocidad es completamente normal, estamos exprimiendo al máximo nuestra conexión a Internet.

Al conectarnos a la VPN de Surfshark en Madrid, usando el protocolo OpenVPN y UDP, hemos obtenido una velocidad de unos 140Mbps simétricos, muy lejos de los 940Mbps conseguidos si nos conectamos directamente a Internet.

Esto significa que al conectarnos a un servidor VPN vamos a perder velocidad real de nuestra conexión. Por lo tanto, si vas a instalar un cliente VPN en tu router para reenviar todo el tráfico de casa hasta la VPN para proteger todos los dispositivos conectados, debes tener muy en cuenta la velocidad real que vas a conseguir, y realizar pruebas de velocidad, porque cada operador se comporta de forma diferente y cada servicio de VPN también.

Latencia de la conexión

En la anterior prueba hemos visto que la latencia de conexión contra el servidor de masmóvil en Madrid es de 4ms cuando la conexión es directa, sin embargo, cuando pasamos a través del servidor VPN que también está ubicado en Madrid, la latencia aumenta hasta los 7ms. En la latencia de una VPN influyen muchos factores:

  • Operador de Internet del usuario y su peering y transit.
  • Ubicación del servidor VPN al que nos conectamos.
  • Si el servidor VPN está colapsado por muchos clientes, la latencia aumentará.
  • Protocolo VPN usado, OpenVPN suele tener mayor latencia, WireGuard suele tener menos latencia.

Por todos estos motivos, los resultados que tú obtengas conectándote a Internet directo o con VPN cambia radicalmente, pero siempre vamos a tener una mayor latencia en la conexión que si lo hacemos directamente a Internet. Os recomendamos leer nuestro tutorial sobre trucos para bajar la latencia de Internet.

Jitter

El jitter es la variación de la latencia de la conexión de Internet, es uno de los parámetros más importantes y siempre es recomendable que sea lo más cercano a 0ms. Cuando utilizamos una VPN, tenemos un servidor adicional por donde pasa todo el tráfico, y es posible que haya momentos de colapso puntual si hay muchos clientes conectados simultáneamente, por lo que el jitter podría aumentar de repente, y es algo que debemos controlar.

En la siguiente captura podéis ver los resultados del test de velocidad de Cloudflare, donde se muestra el ping y el jitter de nuestra conexión a Internet directa.

En la siguiente captura podéis ver los resultados de ping y el jitter de nuestra conexión a través de la VPN de Surfshark que hemos comentado anteriormente. Como podéis ver, tanto la latencia de nuestra conexión como el jitter ha aumentado, no obstante, debemos tener presente que el jitter puede aumentar en determinados horarios de máximo uso de la VPN.

Tal y como podéis ver, el uso de VPN afecta a nuestra conexión a Internet, tanto en términos de velocidad real, latencia de la conexión como también Jitter. Dependiendo del operador, servicio de VPN usado, protocolo de VPN utilizado y otros parámetros, tendremos unos resultados más parecidos o más alejados de nuestra conexión real, deberás probar y realizar tus propias pruebas para ver las diferencias.

¡Sé el primero en comentar!