¿Vas a cambiar de router? Usar el mismo nombre WiFi trae problemas

¿Vas a cambiar de router? Usar el mismo nombre WiFi trae problemas

Javier Jiménez

Hay muchas ocasiones en las que conviene cambiar de router. Por ejemplo si ves que la velocidad no es la adecuada, si aparecen cortes o si directamente no puedes conectar muchos dispositivos. Una vez compras un router nuevo puede que aparezca la duda de si conviene o no poner el mismo nombre y contraseña a la red WiFi. En este artículo vamos a hablar de ello. ¿Podemos tener problemas por utilizar lo mismo?

Qué pasa si reutilizas nombre y clave del WiFi

Por comodidad, cuando cambias de router tal vez decidas poner el mismo nombre y la contraseña que ya tenías. De esta forma no tendrás que recordar una clave nueva y todo será más sencillo para vincular dispositivos. De hecho, debido a la gran cantidad de aparatos que podemos tener conectados a la red, esto puede ser más útil hoy en día.

Es posible configurar el router de tal forma que no tengas que cambiar la contraseña en todos los aparatos. Para ello debes configurarlo tal y como estaba el anterior. Es decir, tienes que utilizar el mismo nombre o SSID, misma contraseña y mismo cifrado de la clave del WiFi. Pero esto puede llegar a ser un problema.

Contraseña débil

Un problema es si vas a cambiar de router y utilizas una contraseña débil. Eso podría suponer que algún intruso llegue a romper esa clave para acceder a la red inalámbrica. Hay que tener en cuenta que es la principal barrera de seguridad que va a impedir que alguien pueda conectar un aparato al WiFi sin permiso.

Pero incluso puede ser un problema simplemente por el hecho de que conviene renovar de vez en cuando las contraseñas y usar una misma que ya utilizabas anteriormente puede ser un error. Piensa en el caso de que alguien haya averiguado esa clave por alguna vulnerabilidad del router, por ejemplo, y ahora vuelva a usarla para el nuevo router que has comprado.

Router con cifrado WPA3

Cifrado antiguo

Otro problema de reutilizar el nombre y clave del WiFi de un router anterior es que tal vez utilices un cifrado antiguo. Esto es común que ocurra con los aparatos antiguos, ya que no tienen cifrado WPA3 o incluso en algunos casos ni siquiera cifrado WPA2. Esto puede hacer que un atacante llegue a explotar fallos y robar la contraseña.

Por tanto, si vas a cambiar de router lo ideal es que utilices un cifrado actual, lo más robusto posible. Si puede ser WPA3, mejor. No obstante, el cifrado WPA2 también es seguro siempre y cuando tengas actualizado el router. Siempre puedes verificar la seguridad del Wi-Fi y evitar así problemas con intrusos.

Cambiar la configuración del router

Como ves, utilizar el mismo nombre y clave del WiFi en un router nuevo puede traer problemas. Lo ideal es cambiar la configuración que viene de fábrica y crear una clave que sea única, fuerte y totalmente segura. Eso reducirá el riesgo de sufrir ataques que permitan la entrada de intrusos a la red.

Una buena idea es usar una contraseña larga, que tenga todo tipo de símbolos, letras (tanto mayúsculas como minúsculas) y números. Puedes ayudarte de un gestor de contraseñas para crearlas. Nunca debes usar una clave que ya hayas utilizado, ya que eso restaría seguridad.

También debes asegurarte de cambiar algunos valores predeterminados, como el nombre de la red o el tipo de cifrado. Además, es buena idea crear una red de invitados. Si en el antiguo router no tenías una, tienes la oportunidad de crearla en este nuevo y así permitir que otras personas que te visiten puedan conectarse sin poner en riesgo la seguridad.

¡Sé el primero en comentar!