¿Deberías cambiar el firmware de tu router?

¿Deberías cambiar el firmware de tu router?

Javier Jiménez

El router es una pieza clave para conectarnos a Internet. Es el equipo que permite que conectemos dispositivos de todo tipo a la red, tanto de forma inalámbrica como a través de cable. Normalmente tenemos la posibilidad de mantenerlo tal cual viene de fábrica, ya sea que lo hayamos comprado por nuestra cuenta o nos lo haya proporcionado el operador de Internet, así como también poder modificarlo. En este sentido, muchas veces podemos modificar el firmware del router para tener algunas ventajas y más posibilidades. Ahora bien, ¿por qué deberíamos hacer esto?

Qué aporta cambiar el firmware del router

Podemos decir que el firmware del router es el software que necesita el aparato para poder funcionar correctamente. Es un sistema que lleva instalado para  gestionar las solicitudes, permitir crear y cambiar contraseñas, configurar aspectos de seguridad, mejorar incluso algunos parámetros para la cobertura inalámbrica… En definitiva, es una parte fundamental del router para su funcionamiento.

Cada router tiene un firmware instalado. Además, hay que tener en cuenta que es común que lancen nuevas versiones para corregir errores y evitar que puedan ser explotados por piratas informáticos para llevar a cabo ataques. De ahí la importancia de actualizar el router.

Sin embargo, más allá del firmware que viene de serie también podemos utilizar otras versiones independientes. Podemos decir que es algo así como el sistema operativo que vamos a instalar a nuestro equipo. Podemos comprar un ordenador con Windows 10, pero cambiar el sistema operativo por alguna distribución de Linux.

Más funcionalidad

Una primera razón por la que puede ser interesante cambiar el firmware del router, siempre y cuando nuestro aparato sea compatible, es para lograr una mayor funcionalidad. En muchas ocasiones el firmware que viene instalado en el aparato trae características y funciones limitadas.

También puede ofrecer un sistema más visual, más accesible para llevar a cabo cambios que necesitemos realizar. De esta forma ganamos también en sencillez.

Tener VPN integrada en el router

Las herramientas VPN son muy utilizadas hoy en día dispositivos móviles y ordenadores, pero hay que saber que también está la opción de tenerla integrada directamente en el router. Ahora bien, no todos son compatibles. Por tanto esta puede ser una razón más para cambiar el firmware.

Si hacemos uso de un firmware alternativo como puede ser DD-WRT, podremos configurar una VPN directamente en este aparato. De esta forma todos los equipos que conectemos al router se conectarán a esa VPN.

Problemas que son inevitables en una VPN

Facilidad para cambiar de DNS

Los DNS, como sabemos, son fundamentales para navegar por Internet. Podemos utilizar los que ofrece de serie la operadora de telefonía, pero también cambiarlos y usar otros con los que poder lograr un mejor rendimiento o incluso más seguridad.

Al cambiar de firmware podemos tener más posibilidades en este sentido, ya que lo normal es que las versiones alternativas ofrezcan esta posibilidad y podremos cambiar automáticamente de DNS y adaptarlos.

Personalizable

Sin duda otro factor importante es que cuenta con una mayor personalización. Es ideal para aquellos que quieran adaptar el router a su uso cotidiano y no depender de lo que viene de serie con el sistema integrado en el dispositivo.

Mejorar el rendimiento

Incluso podríamos obtener un mejor rendimiento, según el router y el firmware previo que tuviéramos. Esto es así ya que ofrece características muy variadas para optimizar la conexión Wi-Fi, corregir fallos y adaptar el aparato el uso que le vayamos a dar.

QoS también está disponible en los firmwares alternativos para routers. De esta forma podemos establecer prioridades de los paquetes de datos.