Por qué Internet va lento con Chrome pero bien con otros navegadores

Tener una buena velocidad de Internet es algo fundamental para nuestro día a día. Es muy importante de cara a poder utilizar servicios como la nube, enviar grandes documentos, descargas… Sin embargo, para que esto sea posible entran en juego algunos factores importantes. En este artículo vamos a hablar de por qué Chrome funciona lento. Es algo que puede ocurrir a muchos usuarios y conviene conocer los principales motivos.

Qué afecta a la velocidad de Google Chrome

Sin duda Google Chrome es el navegador más utilizado hoy en día. Lo podemos usar tanto en equipos de escritorio como también en dispositivos móviles. Tiene además múltiples extensiones que podemos instalar y conseguir así diferentes funciones agregadas. El problema llega cuando no funciona correctamente. Podemos tener pérdida de velocidad o cualquier complicación.

Sobrecarga de extensiones

Como hemos indicado, los complementos para el navegador Google Chorme son muy numerosos. Tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de posibilidades. Esto hace que podamos tener en cuenta la posibilidad de instalar alguna extensión que facilite la navegación o incluso llegue a mejorar la seguridad.

Sin embargo en ocasiones esto se traduce en un problema. Podemos tener una sobrecarga de extensiones. Mientras más tengamos, más probabilidad de que surja algún problema. Además, podría ocurrir que tengamos una instalada y esté generando algún conflicto.

Demasiadas pestañas abiertas

Por supuesto también podría ocurrir que tengamos demasiadas pestañas abiertas en el navegador. Esto también podría lastrar el buen funcionamiento y directamente afectar a la velocidad de navegación.

Pero a veces no ocurre esto por tener demasiadas pestañas, sino simplemente por tener una que está generando conflicto. Puede quedarse colgada una página web y esto ralentizar toda la navegación y generar problemas de este tipo.

La descarga se queda en proceso en Chrome

Tenemos algún malware en el equipo

Otra cuestión a tener en cuenta es la posibilidad de que haya algún tipo de software malicioso en el sistema. Como sabemos, son muchas las amenazas que podrían afectarnos de una u otra forma. Muchos tipos de virus, troyanos y similares que podrían lastrar el buen funcionamiento.

El malware podría estar afectando al sistema operativo y ralentizar las diferentes aplicaciones que usamos, pero también podría haber infectado directamente el navegador. Sea como sea, podríamos tener problemas importantes relacionados con la velocidad. Lo más recomendable en este tipo de casos es hacer uso de un buen antivirus o anti malware y realizar un escaneo rápido o completo en nuestro ordenador, con el objetivo de acabar con este malware que nos está afectando.

Está desactualizado

También podría pasar que el navegador que estamos usando, Chrome en este caso, tenga una versión desactualizada. Esto siempre puede afectar al rendimiento y provocar fallos relacionados con la velocidad y el buen funcionamiento. Generalmente, Google mejora y optimiza la velocidad de su navegador en cada actualización que lanza, por tanto, es muy recomendable estar siempre actualizados a la última versión para asegurarnos que no es ningún tipo de bug que se haya encontrado.

Un consejo importante es tener siempre nuestros equipos con las últimas versiones. Por un lado vamos a lograr que funcionen mejor, pero también hay que tener en cuenta la importancia de la seguridad. Podremos corregir vulnerabilidades que puedan ser explotadas.

Problema con la red

Los fallos de velocidad en el navegador también podrían estar relacionados con problemas con la propia red. Puede ocurrir que la conexión Wi-Fi no sea buena, en caso de estar conectados de esta forma, así como errores en la configuración de los equipos o el router. En este tipo de fallos, sería recomendable conectarnos vía cable de red a nuestro ordenador, para descargar problemas de la red inalámbrica WiFi. Si el problema persiste, tal vez el problema esté en la conexión a Internet directamente o en el router que tienes en tu hogar.

Por tanto, los problemas con la red también podrían ser la causa de que Google Chrome funcione lento, se corte o tenga cualquier inconveniente que afecte al buen funcionamiento general.

1 Comentario