¿Cómo entra el malware en tu red? Comprueba estos pasos

¿Cómo entra el malware en tu red? Comprueba estos pasos

Javier Jiménez

Las amenazas que hay en la red son muy variadas. Hay muchos tipos de problemas que podemos sufrir cuando nos conectamos a Internet. En este artículo vamos a hablar de cómo entra el malware en la red. Cuáles son esos métodos más comunes y de los que debemos protegernos. Ya sabemos que hay muchas herramientas y características que podemos utilizar.

Métodos de entrada del malware en la red

Como decimos, los piratas informáticos utilizan muchos métodos para colar malware en nuestros sistemas. Esto podría dañar no solo a un equipo, sino a otros que estuvieran en la red. Dentro de todas las opciones con las que cuentan, hay que indicar que hay algunas más presentes y que debemos destacar. Son las que vamos a mostrar en este artículo.

Software sin parches

Uno de los métodos de entrada más comunes es el de aprovecharse de programas que tenemos instalados y cuentan con vulnerabilidades sin parchear. Esto es algo que puede ocurrir en muchos casos, a la hora de utilizar cualquier software o incluso un sistema operativo.

Los atacantes se basan de esos errores que encuentran sin que los hayamos corregido correctamente. Un problema que está muy presente.

Ingeniería social

La ingeniería social también es muy utilizada por los ciberdelincuentes. Aquí podemos nombrar un amplio abanico de opciones y estrategias que utilizan. Buscan engañar a la víctima para entrar en la red.

Algo habitual son los ataques Phishing. Suplantan la identidad de alguna organización o usuario y logran que la víctima pique el anzuelo. De esta forma distribuyen software malicioso para robar datos y contraseñas.

Malware en la red

Malware común

También usan el malware común. Son las amenazas habituales que suelen estar presentes en los foros de la Dark Web y que usan para llevar a cabo sus ataques. Aquí podemos mencionar software espía, troyanos para colar puertas traseras, ransomware…

Muchas de estas variedades de malware permiten posteriormente colar nuevas herramientas maliciosas para entrar en la red. Así lograrían un mayor control y no solo infectar a un equipo, sino a múltiples que estén conectados.

Puertas de entrada sin proteger

De la misma manera que mencionábamos las vulnerabilidades en el software podemos nombrar las puertas de entrada que están sin proteger. Nuestros dispositivos pueden disponer de configuración y características para acceder a ellos de forma remota. El problema es que a veces estas puertas de entrada no están protegidas y pueden ser vulnerables.

Los piratas informáticos se aprovechan de esta circunstancia para entrar en la red. Por ello debemos siempre tener los equipos actualizados y reducir al máximo la probabilidad de que haya vulnerabilidades.

Sitios web maliciosos

Por supuesto los sitios maliciosos también es una puerta de entrada importante para los atacantes. Al navegar podemos entrar en una página web llena de malware e infectar nuestros dispositivos. Ese malware podría ser utilizado para acceder a la red y llegar a otros equipos.

Es muy importante que contemos siempre con herramientas de seguridad y no tener problemas en este sentido. Os dejamos un artículo donde damos consejos para evitar el malware.