¿Sabes protegerte al usar un pendrive?

¿Sabes protegerte al usar un pendrive?

Javier Jiménez

Algo tan común como una memoria USB puede suponer un problema importante de seguridad. Puede ser la vía de entrada de un pirata informático para robar datos personales, contraseñas o infectar el sistema con malware. Por ello, en este artículo queremos hablar de cómo debemos estar preparados para usar un pendrive con seguridad. Especialmente nos referimos a cuando tenemos que usarlo en otro lugar o alguien nos ha dejado este tipo de memoria.

Qué hacer para usar una memoria USB con seguridad

Piensa que un pendrive que te han dejado para que copies algún trabajo de la universidad, copies las fotos de algún viaje o cualquier cosa. Piensa también en esa memoria USB que vas a conectar en una tienda para imprimir documentos. ¿Puede haber peligros de seguridad? Por supuesto que sí. Y por ello conviene estar preparados.

Analiza siempre con un antivirus

Lo primero es contar siempre con un buen antivirus. Esto permitirá analizar cualquier archivo, cualquier posible malware que pueda llegar a nuestro equipo al poner un pendrive. Es la principal barrera que permitirá eliminar amenazas antes de que puedan actuar para robar contraseñas o cualquier dato personal.

¿Qué antivirus podemos usar? Por ejemplo Windows Defender, que viene integrado con el sistema de Microsoft. También otras opciones como Avast o Bitdefender. Todas ellas van a actuar muy bien para analizar cualquier memoria que pongamos en el ordenador y pueda ser potencialmente peligrosa.

Mantén el sistema actualizado

Otro punto imprescindible para estar preparado al usar una memoria USB es tener el sistema actualizado correctamente. Puede que ese pendrive lleve algún archivo que pueda explotar alguna vulnerabilidad del sistema o de cualquier programa que tengamos instalado y de esta forma robar datos o colar malware.

Lo que hacemos con las actualizaciones es preparar nuestro equipo para que cualquier dispositivo que conectemos no pueda hacer peligrar la seguridad. Así lograremos corregir cualquier fallo o vulnerabilidad y estar protegidos, además de mejorar el rendimiento para que funcione mejor.

Evita lugares públicos

¿Vas a conectar el pendrive en un lugar público? Por ejemplo una biblioteca pública o una tienda para imprimir documentos. Tal vez esa no es la mejor idea y puedes prepararte para reducir al máximo el riesgo de tener problemas de seguridad. A fin de cuentas, estos son los lugares donde más peligros puedes tener. Igual ese ordenador donde estás conectando la memoria USB tiene un virus. Son muchas las personas que pueden pasar por ahí cada día y, aunque sea de forma involuntaria, podrían dejar malware.

Lo que puedes hacer es utilizar la nube o el propio correo electrónico. Eso sí, igualmente aconsejamos tener una cuenta exclusiva para estos casos y no comprometer la contraseña al iniciar sesión en equipos públicos. Allí podrás guardar los archivos y no poner en riesgo el pendrive.

Usa un sistema intermedio para poner el pendrive

Si no puedes hacer lo anterior, sí que puedes utilizar un sistema intermedio para poner el pendrive y analizarlo. De esta forma, en vez de enchufar la memoria USB directamente en Windows, que sería tu sistema principal, puedes utilizar una alternativa que sirva para “amortiguar” el posible impacto del malware.

Por ejemplo, puedes usar una distribución de Linux para poner el pendrive y analizarlo allí con un antivirus. En caso de que detecte amenazas, no afectará al sistema principal y podrás limpiarlo. Hay que tener en cuenta que la mayoría de virus no están diseñados para comprometer Linux. Esto te ayudará a evitar virus en un pendrive en Windows.

¡Sé el primero en comentar!