Así te contagia el ransomware sin saberlo
Javier Jiménez

Sin duda el ransomware es una de las peores amenazas de seguridad que podemos encontrar. Es un tipo de malware que tiene como objetivo hacer que los archivos estén cifrados y no podamos usarlos. Ahora bien, hay varios métodos de entrada de esta variedad de software malicioso. A veces incluso sin ser consciente de ello podemos cometer errores e infectar el equipo. Vamos a ver cómo podrían contagiarte con ransomware sin saberlo.

Métodos de entrada de ransomware sin saberlo

Saber cómo llega un malware va a ser muy útil para evitar problemas. De esta forma estarás siempre alerta y sabrás cuándo puedes ser víctima de un ataque de este tipo. Así tomarás medidas lo antes posible en caso de que hayas podido cometer algún error que exponga tus archivos.

Abrir un archivo en un e-mail

Uno de los métodos de entrada más comunes es a través de un archivo adjunto que nos llega por correo electrónico. Puede ser un simple archivo Word, por ejemplo. Los piratas informáticos pueden ocultar ahí el software malicioso sin que nos demos cuenta y una vez lo descargamos y ejecutamos, se activa la carga maliciosa.

¿Qué debes hacer para evitar este problema? Lo más importante es el sentido común. Nunca debes abrir un archivo que te llega por correo sin conocer realmente a la fuente. Usa siempre un buen antivirus para poder analizar archivos que tengas que descargar y así evitarás que entre ransomware.

Ransomware por e-mail

Descargar un programa

También puedes llegar a descargar una aplicación y, sin darte cuenta, estar metiendo un ransomware en el dispositivo. Esto va a ocurrir especialmente cuando bajas software desde fuentes no oficiales. Ahí los piratas informáticos pueden alojar contenido que ha sido modificado de forma maliciosa.

Nuestro consejo en este caso es siempre bajar los programas de sitios oficiales. Por ejemplo puedes ir a su página web oficial o utilizar tiendas de aplicaciones como puede ser Google Play. De esta forma, aunque siempre haya un pequeño riesgo, tendrás más probabilidades de instalar software seguro.

Entrar en un enlace al navegar

Otro método es al entrar en algún enlace que pueda ser peligroso. Por ejemplo un link que nos llegue por redes sociales, WhatsApp o simplemente al entrar en una página y hacer clic donde no debemos. Eso puede abrir un sitio web malicioso, creado solo para alojar ransomware y terminar infectando el equipo.

Lo que debes hacer para evitar estos problemas es comprobar muy bien qué hay detrás de un enlace. Además, evita hacer clic en links que puedan ser sospechosos. Una vez más, el sentido común es fundamental.

Actualización falsa

Por otra parte, el problema con las actualizaciones falsas es más que evidente. Es un riesgo que siempre está en Internet. Pueden aparecer al navegar por la red. Nos lanzan un mensaje para actualizar el navegador, el sistema o cualquier programa, pero en realidad se trata de software malicioso y pueden colarte ransomware sin que lo sepas.

Para evitar esto, lo mejor es siempre actualizar los equipos solo desde fuentes oficiales. Evita descargar las actualizaciones desde sitios de terceros, desde plataformas que realmente no son fiables.

En definitiva, como ves el ransomware es un problema muy presente. En todo momento debes evitar que te infecten y puedes seguir los consejos que hemos dado. Así lograrás que tu equipo esté protegido y no tendrás problemas de seguridad.

¡Sé el primero en comentar!