Estos falsos instaladores de Windows 11 infectan tu equipo

Los programas o plataformas que son más utilizados, son también los más atacados por los ciberdelincuentes. Esa es una realidad, ya que en estos casos van a tener una mayor probabilidad de éxito. Ahora le toca el turno a Windows 11, el próximo sistema operativo de Microsoft que estará presente para todos en unos meses. Están apareciendo en Internet instaladores falsos que en realidad lo que hacen es infectar los equipos de la víctima y robar información.

Usan falsos instaladores de Windows 11 para colar malware

Hay muchos usuarios expectantes por poder instalar en sus equipos Windows 11 y tener así la última actualización. El problema es que se pueden encontrar con instaladores falsos. Podrían descargarlos con la intención de actualizar su equipo, pero en realidad lo que están bajando de la red es malware, adware y cualquier otro tipo de software malicioso que solo tiene como misión afectar a la seguridad.

Por el momento Windows 11 ya está disponible para los usuarios dentro del programa Insider. Básicamente son los primeros en recibir actualizaciones de este tipo. Ahora bien, para el público en general tocará esperar aún unos meses más. Por ello, los piratas informáticos se aprovechan de la situación y cuelgan en Internet archivos que simulan ser instaladores legítimos, pero para nada lo son.

Ahora, los investigadores de seguridad de Kaspersky han alertado de que son muchos los usuarios que han descargado este tipo de archivos falsos y se han infectado. Realmente estaban bajando software malicioso, con carga útil capaz de controlar el equipo o robar contraseñas. Es la vía de entrada de muchas de los principales riesgos de seguridad.

Según indican desde Kaspersky, hay una gran variedad de amenazas que están llegando a través de los instaladores falsos de Windows 11. Han detectado adware, troyanos capaces de controlar los sistemas, keyloggers para robar contraseñas y otros tipos de malware.

Ponen el ejemplo de un usuario que descargó un archivo de 1,75 GB que supuestamente era un instalador de Windows 11. Sin embargo al ejecutarlo, pese a que abría lo que supuestamente era el proceso de instalación, colaba software publicitario no deseado y malware.

Problemas de seguridad con archivos de Windows 11

Instalar de fuentes oficiales, la clave para evitar problemas

Llegado a este punto es esencial recomendar a los usuarios instalar programas y sistemas siempre desde fuentes oficiales. No solo cuando se trata de Windows, sino de cualquier otro programa que vayamos a utilizar en nuestros dispositivos.

Microsoft ofrece la descarga desde su sitio oficial. Es un proceso sencillo, seguro y rápido. Cuando llegue el momento de que todos los usuarios puedan acceder a este nuevo sistema operativo, es el sitio desde el cual tendremos que descargarlo si queremos las máximas garantías.

El hecho de bajar cualquier tipo de programa desde fuentes de terceros puede suponer un problema importante para la seguridad. Podría contener malware, como hemos visto, pero también servir para controlar nuestros datos. Es esencial hacer uso de plataformas fiables, oficiales y desde donde no tengamos mayores problemas. Hay virus que afectan al ratón, a la tarjeta de red, a la velocidad del sistema… En todo momento debemos evitar la entrada de malware.