Protege tu router sin ser un experto

Protege tu router sin ser un experto

Javier Jiménez

El router es la pieza principal para nuestras conexiones de Internet. Es lo que permite a todo tipo de dispositivos que tengan acceso a la red. Ahora bien, esto también significa que va a ser fundamental que la seguridad esté presente, que no cometamos errores que puedan afectarnos. En este artículo vamos a explicar cómo proteger el router sin ser un experto. Vamos a mostrar algunos aspectos básicos que debemos aplicar sin necesidad de configuraciones complejas.

Puntos básicos para proteger el router

Como decimos, mantener el router en buen estado, protegiendo la seguridad, es fundamental para el buen funcionamiento. Vamos a poder tener una velocidad de conexión adecuada, calidad y estabilidad. Además evitaremos que posibles intrusos puedan acceder a nuestros equipos y robar información.

Pero para lograr estoy hay que tener en cuenta ciertas premisas que no pueden faltar. No es necesario que tengamos configuraciones complejas, que instalemos servicios como VPN en el router o hagamos cambios que no estén al alcance de usuarios básicos.

Por esta razón vamos a dar algunas claves para proteger el router sin ser ningún experto. Algunos aspectos básicos que debemos tener en cuenta y así evitar problemas de seguridad que podamos tener en nuestro día a día.

Cambiar valores de fábrica

Sin duda uno de los consejos principales que podemos dar es el de cambiar los valores de fábrica. Con esto nos referimos a poner contraseñas distintas a las que vienen con el router, como es la del Wi-Fi o la de acceso al dispositivo.

Pero también debemos cambiar el nombre del equipo. De esta forma evitaremos dar más información de la necesaria. Así un posible intruso no podría saber qué modelo estamos utilizando y poder explotar ciertas vulnerabilidades que pueda haber.

Poner una contraseña fuerte

También lógicamente recomendamos poner una clave que sea realmente fuerte y compleja. Ésta debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Todo ello de forma aleatoria y sin ser utilizada en otro lugar.

La contraseña no solo es la del Wi-Fi, sino también la de acceso al router. Ambas son importantes y debemos poner una que sea fuerte y compleja.

Cómo crear una clave Wi-Fi segura

Usar un cifirado correcto

Pero no basta solo con tener una contraseña que sea buena. Como veremos al entrar en el router y ver la sección para cambiar la clave, también podemos ver diferentes tipos de cifrados. Esto es muy importante.

Existen protocolos de cifrado obsoletos, como es WPA o WEP. Esto podría ser explotado por piratas informáticos y poner en riesgo la seguridad del aparato. Debemos hacer uso de protocolos actuales, como WPA2.

Actualizar el firmware del router

Por otra parte, actualizar el router también es una buena barrera de seguridad. Son muchas las ocasiones en las que pueden surgir problemas, fallos y vulnerabilidades. Eso puede ser aprovechado por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques.

Es vital que tengamos siempre las últimas versiones. Por un lado vamos a obtener mejoras en cuanto a rendimiento, pero también corregir esos problemas de seguridad que puedan afectarnos. Podéis ver nuestro tutorial de cómo actualizar el firmware del router.

Proteger el resto de dispositivos

Un último consejo es el de proteger el resto de dispositivos. Es posible que a nuestro router se conecten amplificadores o PLC. Debemos también proteger estos otros equipos para que no sirvan de entrada y poder comprometer nuestra seguridad.

En definitiva, con estos puntos básicos podemos controlar la seguridad de nuestro router. El objetivo no es otro que evitar la entrada de amenazas que puedan afectarnos.