El protocolo DNS funcionará con QUIC, más rápido y más seguro

Podemos decir que la privacidad es uno de los factores más importantes cuando navegamos por Internet. Son muchos los motivos por los que nuestros datos pueden verse comprometidos. Simplemente con visitar una web estamos dejando algún rastro. Pero hay protocolos y servicios que pueden ayudarnos a evitar problemas. En este artículo vamos a hablar de DNS a través de QUIC. Vamos a explicar por qué va a ser más seguro y una buena opción.

DNS a través de QUIC

Para poder navegar por Internet, visitar una página como puede ser RedesZone, el protocolo DNS es fundamental. Lo que hace es traducir la información que ponemos en el navegador. Simplemente con poner el nombre del dominio nos deriva a la dirección IP correspondiente, por lo que no vamos a tener que recordar números sin mucho sentido.

Sin embargo este protocolo, por sí mismo, no es fiable y no mantiene la privacidad. Hay opciones como DoH (DNS a través de HTTPS) o DoT (DNS a través de TLS) que cifran la conexión.

Algo así ocurre con QUIC, que es un protocolo de red creado por Google. Podemos decir que funciona de forma parecida a HTTP/2 y TLS/SSL, pero en vez de usar TCP se basa en UDP. De esta forma surge DoQ, que es DNS a través de QUIC. Podemos decir que funciona de forma similar a DoT, por lo que mantiene la privacidad, pero utiliza QUIC Y DoH3, es decir, DNS a través de HTTP/3.

Esto último, el hecho de usar HTTP/3, hace que sea más veloz. Esto va a ayudar a cargar una página web un poco más rápido. Evita ese intercambio de claves que usa el cifrado TLS y que va a ralentizar la conexión.

Además, DNS a través de QUIC o DoQ, también va a ser más seguro ya que corrige uno de los problemas principales de TCP, que es el envío del encabezado de los paquetes en texto plano, algo que puede quedarlo expuesto y que pueda leerse sin autenticación.

Protocolo QUIC

Menos latencia

Un punto importante de DNS a través de QUIC es que está diseñado específicamente para reducir la latencia. Va a reducir los retrasos de este protocolo gracias a funciones como la compatibilidad con datos 0-RTT o procedimientos avanzados de recuperación de pérdida de paquetes.

Tener una latencia baja es importante para navegar por Internet, pero especialmente para usar determinados servicios. Por ejemplo iniciar una videollamada online, jugar por Internet o usar ciertas herramientas que van a necesitar que no haya retardo o que sea lo mínimo posible para evitar problemas.

En definitiva, DNS va a poder funcionar a través del protocolo QUIC. Esto va a ayudar a mantener la privacidad al navegar por Internet, algo imprescindible hoy en día, pero sin tener ciertos problemas de velocidad y latencia que tienen otros protocolos similares. Por tanto, mantendremos la conexión cifrada y evitaremos que un tercero pueda interceptar lo que enviamos, pero al mismo tiempo manteniendo un funcionamiento óptimo de la conexión. Puedes ver todas las especificaciones de este protocolo.

¡Sé el primero en comentar!