Por qué la banda Wi-Fi de 5 GHz no siempre es mejor

Las redes Wi-Fi son muy utilizadas en nuestro día a día. Podemos conectarnos desde dispositivos móviles de todo tipo y lo que se conoce como el Internet de las Cosas ha abierto un amplio abanico de posibilidades. A la hora de conectarnos, la mayoría de dispositivos modernos permiten hacer uso de la banda de 5 GHz y también de 2,4 GHz. La primera es más veloz, más potente y nos permite obtener un rendimiento mayor. Sin embargo no siempre es la mejor opción, como vamos a ver.

La banda Wi-Fi de 5 GHz es más rápida, pero no siempre la mejor

Si buscamos velocidad, la banda de los 5 GHz es la mejor. Es la que va a ofrecer un mayor rendimiento en nuestros dispositivos. Sin embargo hay que tener en cuenta que no siempre es mejor que la de 2,4 GHz si tenemos en cuenta ciertos aspectos que vamos a mostrar. Esto hace que debamos elegir qué equipos usar en 5 GHz y 2,4 GHz para lograr la mejor velocidad y estabilidad.

Distancia al router

El primer punto negativo cuando hablamos de la banda de 5 GHz es que es mucho más sensible a la distancia. No es la mejor opción cuando vamos a conectarnos lejos del router. Podríamos tener problemas de estabilidad, cortes e incluso la imposibilidad de llegar a conectarnos.

Por tanto, en este caso tendríamos que elegir la banda de los 2,4 GHz. Sería la que nos permitiría conectarnos desde más lejos sin que afecte a nuestra conexión. Al menos serviría para evitar los molestos cortes.

Evitar registrar cualquier Wi-Fi público

Obstáculos y muros

Tampoco es la mejor opción cuando tenemos obstáculos y muros. Si vamos a conectarnos a un router que se encuentra en otra habitación y existen muchas paredes la señal podría llegar muy débil y eso significaría una velocidad de conexión muy reducida.

Estamos ante un supuesto similar a la distancia. Una vez más, la mejor opción sería la banda de los 2,4 GHz. Sería esta alternativa la que deberíamos usar en nuestros equipos.

Equipos antiguos

También tenemos el gran problema de la compatibilidad. Es un factor muy a tener en cuenta. Lo primero es que podríamos tener problemas para conectar dispositivos más antiguos, como puede ser un ordenador portátil que tenga una tarjeta de red antigua, un móvil de hace unos años o cualquier otro equipo.

Pero también hay que indicar que si tenemos un amplificador Wi-Fi o dispositivo PLC, no todos van a ofrecer la banda de los 5 GHz. Muchos de ellos únicamente permitirán que nos conectemos a través de la banda de 2,4 GH y eso será una limitación importante.

Mayor consumo de batería

El consumo de energía es una de las cuestiones más importantes cuando nos conectamos desde dispositivos móviles. No siempre dura lo que nos gustaría y hay algunos factores que influyen, como es conectarnos a las redes inalámbricas.

La banda Wi-Fi de 5 GHz tiene un mayor consumo de batería respecto a la banda de los 2,4 GHz. Por ello, si vamos a utilizar un portátil o cualquier dispositivo y queremos ahorrar al máximo batería y no nos importa prescindir de velocidad, no es la mejor opción.