En estos casos deberías apagar tu Wi-Fi

En estos casos deberías apagar tu Wi-Fi

Javier Jiménez

El router Wi-Fi es uno de los aparatos que más tiempo pasa encendido en nuestros hogares. De hecho, en muchos casos incluso estará todo el año sin apagarse. Ahora bien, ¿cuándo estaría bien apagar el Wi-Fi de casa? Hay momentos en los que puede ser interesante, ya sea por seguridad o por ahorro. En este artículo vamos a explicar cuándo puede venir bien que apagues tu router y no tener conectividad.

Cuándo viene bien apagar el router Wi-Fi

En determinadas ocasiones puede que te surja la duda de si viene bien o no apagar el router o incluso simplmenete el Wi-Fi. Lo cierto es que a veces puede ser aconsejable. Incluso puede que te veas en la obligación de hacerlo si notas que hay algún problema en la red, como son las interferencias con otros dispositivos que puedas usar.

Vas a estar un tiempo fuera

El primer motivo para apagar tu router Wi-Fi, o al menos desconectar la red inalámbrica únicamente, es cuando vas a estar un tiempo fuera. Si no vas a estar en casa unas semanas, por ejemplo si vas de vacaciones, es buena idea que la red inalámbrica no esté disponible. Eso sí, siempre y cuando no necesites que esté activada (por ejemplo que no tengas cámaras de seguridad).

¿Por qué es buena idea en estos casos? En primer lugar por ahorro. Aunque el router sea un dispositivo que no consume demasiado, al final todo suma. Pero también para evitar posibles problemas que pueda haber si alguien intenta acceder al aparato y no estás en casa para darte cuenta o surge una vulnerabilidad y no puedes corregirla a tiempo.

Seguridad

La seguridad es otra causa para apagar el Wi-Fi de tu casa. ¿Has notado que hay algún intruso? ¿Crees que la red va mal porque alguien ha logrado robar la contraseña? En ese caso puede que sea interesante apagar el router o, al menos, desconectar la red inalámbrica. Esto te dará tiempo para poder solucionar el problema.

La idea es poder cambiar la contraseña o encontrar el motivo por el que han entrado intrusos a tu red. Tal vez tengas el router desactualizado o estés usando un protocolo inseguro. Deberías solventar estos problemas antes de encenderlo de nuevo.

Riesgo de seguridad de una red Wi-Fi pública

Evitar interferencias

Aunque esto no sea habitual, es algo que sí que puede ocurrir. No solo hablamos del router Wi-Fi, sino de cualquier otro dispositivo que utilice la red inalámbrica. Puede generar interferencias en un momento dado y provocar errores al usar ciertos aparatos. Esto podría obligarte a apagar el Wi-Fi al menos momentáneamente.

Por ejemplo, puede ocurrir en el caso de un repetidor inalámbrico. Si lo tienes cerca de una televisión, podría estar provocando que no reciba bien la señal inalámbrica. Ocurre especialmente al usar la banda de los 2,4 GHz, que es la que suele saturarse más.

Solo te conectas por cable

¿Te conectas a Internet únicamente por cable? Si no usas ningún dispositivo más para navegar sin cables, tal vez lo mejor sea desconectar el Wi-Fi. No solo lo puedes hacer en el router, sino también en dispositivos PLC o repetidores que puedan ofrecer conexión también por cable Ethernet y no te interese que tengan el Wi-Fi activado.

Esto puede evitar problemas de seguridad, interferencias o simplemente ahorrar en el consumo. A fin de cuentas, si tienes el Wi-Fi en algún aparato y realmente no lo necesitas estarás consumiendo recursos que puedes evitar. Además, mientras más dispositivos tengas con el Wi-Fi activado, más problemas puede causar a la conexión.

¡Sé el primero en comentar!