Por qué los extensores WiFi tienen mala fama
Javier Jiménez

Para poder tener una buena velocidad de Internet es posible contar con diferentes dispositivos. Sin embargo no todos funcionan correctamente. Una de las opciones es tener un repetidor Wi-Fi. Ahora bien, ¿funcionan realmente bien? Lo cierto es que no siempre tienen buena fama o reputación. En este artículo vamos a hablar de por qué y también daremos algunos consejos para usarlo correctamente y encontrar algunas alternativas.

Los repetidores Wi-Fi no siempre funcionan bien

Es común que tengamos problemas con la conexión inalámbrica y busquemos algo que la mejore. Por ejemplo si necesitamos conectarnos desde una habitación que está lejos del router. Lo primero que se viene a la mente es comprar un repetidor o extensor Wi-Fi. Esto, al menos sobre el papel, va a ayudar a tener mejor cobertura y menos problemas.

Pero claro, el problema es que esto no siempre ocurre. ¿Es culpa de los repetidores? Lógicamente estos aparatos van a tener ciertas limitaciones. Sin embargo, cuando funcionan mal en la mayoría de casos es por una mala configuración de los propios usuarios. Eso va a impedir que reciban bien la señal y podamos conectarnos de forma inalámbrica desde más lejos.

¿Por qué tienen mala fama? Lo que hace realmente un repetidor Wi-Fi es justo eso, repetir la señal que recibe. No podemos esperar alcanzar la misma velocidad que si nos conectamos directamente al router y estamos situados al lado. Esto hace que muchos usuarios digan que van muy mal, porque se conectan al lado del repetidor y reciben poca velocidad.

Esto principalmente pasa por colocar mal el extensor o repetidor inalámbrico. Si lo colocamos muy lejos del router, donde va a recibir una señal muy débil, lo que hace realmente es repetir esa señal que está recibiendo. No va a hacer milagros. Por ello conviene situarlo en un lugar donde reciba lo mejor posible la señal y así poder repartirla a otros dispositivos sin que haya tanta pérdida.

No obstante, sí podemos decir que un repetidor Wi-Fi no es la mejor solución para tener Internet en lugares muy alejados. Como has visto, tiene limitaciones que a veces es imposible salvar. Por ejemplo no podrás llevar Internet de forma óptima a otra planta si la habitación desde donde vas a conectarte está excesivamente lejos y tiene muchos obstáculos.

No sale la red del repetidor Wi-Fi

Qué alternativas usar

Entonces, ¿qué alternativas podemos utilizar para conectarnos a Internet y tener una buena velocidad sin necesidad de recurrir a un repetidor Wi-Fi? Un ejemplo son los dispositivos PLC. Básicamente son dos aparatos: uno lo conectas al router y a la electricidad, mientras que el otro lo pones en otro lugar de la vivienda, también conectado a un enchufe. De esta forma puedes llevar la conexión de una zona a otra y hay menos pérdida.

Otra alternativa son los sistemas Mesh. En este caso son varios dispositivos que se conectan entre sí. Son satélites que repartes por la vivienda y logras llevar la conexión a diferentes rincones y vas a tener menos problemas que si únicamente utilizas un repetidor conectado al router.

En definitiva, como ves los repetidores Wi-Fi no siempre funcionan bien. Pueden ser una solución en un momento dado, pero puedes tener en cuenta también ciertas alternativas que van a ayudar a mejorar la conexión inalámbrica en el hogar. El objetivo es poder llevar Internet a otras habitaciones.

¡Sé el primero en comentar!