Por qué con el Wi-Fi 7 vas a necesitar sí o sí puertos Ethernet Multigigabit

Actualmente con el estándar Wi-Fi 6 los puertos Gigabit Ethernet que tienen los routers se quedan muy justos, y en muchas ocasiones tenemos cuello de botella en la interfaz Ethernet cableada. Esto significa que la red inalámbrica WiFi es más rápida que la red cableada, por lo que no podemos exprimir al máximo la red WiFi debido a que la limitación la tenemos en el propio estándar Ethernet cableado. Con Wi-Fi 6E este problema aumenta, ya que tenemos una banda de frecuencias dedicada y los 160MHz de ancho de canal, sin embargo, la próxima versión Wi-Fi 7 va a obligar a los fabricantes a lanzar routers con puertos Multigigabit para no tener cuello de botella en la red cableada.

Los puertos Gigabit condenados a desaparecer

El próximo estándar Wi-Fi 7 va a dejar totalmente obsoleta la tecnología Gigabit Ethernet o también conocida como 1000BASE-T, y es que no solamente vamos a tener una velocidad teórica muy superior, sino que la velocidad real va a poder llegar a más de 2Gbps reales sin muchos problemas. Debido a esta grandísima velocidad inalámbrica, vamos a necesitar hacer uso de estándares más rápidos que el típico Gigabit Ethernet, como el 2.5G Multigigabit e incluso podríamos ver puertos 5G Multigigabit e incluso 10G para no tener cuello de botella con el nuevo estándar Wi-Fi 7.

Hoy en día muchos routers Wi-Fi 6 y Wi-Fi 6E ya disponen de un puerto 2.5G Multigigabit para la LAN, gracias a este puerto vamos a poder exprimir al máximo el potencial de la red inalámbrica, algo que con los puertos a 1Gbps no podríamos hacer. De esta forma, si conectamos un servidor NAS o un PC a este puerto 2.5G multigigabit, vamos a poder acceder a velocidades superiores a 1Gbps vía WiFi con nuestro ultrabook o con un smartphone de última generación.

En las pruebas que hemos realizado en RedesZone durante mucho tiempo, hemos comprobado que la velocidad máxima Wi-Fi 6E que hemos conseguido ha sido de 1.450Mbps reales. Con una conexión cableada que sea Gigabit Ethernet hubiéramos conseguido unos 920Mbps reales aproximadamente, sin embargo, hemos sido capaces de conseguir hasta 500Mbps adicionales gracias al uso de los puertos 2.5G multigigabit que ya incorporan los principales routers de gama alta Wi-Fi 6 y también los Wi-Fi 6E.

La principal característica del estándar Wi-Fi 7 es que el ancho de canal máximo admitido es de 320MHz, esto significa que con el mismo número de antenas, vamos a poder conseguir el doble de velocidad teórica y real que un router con ancho de canal de 160MHz, por lo que no solamente los puertos Gigabit Ethernet se quedarán obsoletos, sino que los puertos 2.5G Multigigabit podrían empezar a tener cuello de botella debido a las altas velocidades inalámbricas. Además, este nuevo estándar Wi-Fi 7 utiliza una modulación de amplitud en cuadratura de 4096-QAM, en lugar de los 1024-QAM que utiliza el estándar Wi-Fi 6 y Wi-Fi 6E, por lo que tendremos un extra de velocidad por cada stream que tengamos.

¿Por qué necesitaremos puertos Multigigabit?

Si tomamos como ejemplo los principales routers y Wi-Fi Mesh de gama alta que tenemos actualmente, estos equipos suelen utilizar 4-stream, es decir, tenemos cuatro antenas internas o externas por cada una de las bandas de frecuencias (2.4GHz, 5GHz y 6GHz). Independientemente de si usamos Wi-Fi 6 o Wi-Fi 6E (añade compatibilidad en la banda de 6GHz), la velocidad máxima teórica de este tipo de dispositivos en 5GHz y en 6GHz es de 4.804Mbps, debido a que tenemos 160MHz de ancho de canal y 1024-QAM, con la configuración 4-stream anteriormente mencionada.

Con el nuevo Wi-Fi 7, si tenemos 4-Stream, los 320MHz de ancho de canal que soporta y los 1024QAM de modulación de amplitud en cuadratura, esta velocidad aumenta automáticamente hasta los 11,5Gbps teóricos aproximadamente. La diferencia entre Wi-Fi 6/6E y el Wi-Fi 7 es clara, vamos a tener algo más del doble de velocidad teórica (y también real), por lo que un router de estas características deberá incorporar no solamente puertos Multigigabit, sino que deben ser 5GBASE-T e incluso 10GBASE-T para poder hacer frente al ancho de banda disponible que tendremos en la red inalámbrica Wi-Fi. Con esta configuración en el router de las antenas 4-Stream, conseguir unas velocidades reales de entre 4-5Gbps es muy factible, lógicamente nunca llegaremos a la velocidad teórica de los 11,5Gbps.

Con el nuevo estándar Wi-Fi 7 los equipos con puertos Gigabit quedarán totalmente obsoletos, pero también los puertos 2.5G Multigigabit se pueden quedar muy cortos si el router en cuestión tiene más de 2 antenas, porque la velocidad real se acercará peligrosamente a lo máximo del estándar cableado, por lo que los fabricantes y también nosotros tendremos que empezar a adquirir equipos con puertos 5G Multigigabit o superior, para poder exprimir al máximo el nuevo estándar Wi-Fi 7.

2 Comentarios