Reolink Go


Os presentamos un completo análisis de la cámara IP para exterior Reolink Go. La principal característica de esta nueva cámara del fabricante Reolink es que tiene resolución Full HD 1920 x 1080 píxeles a 15 FPS, y, además, cuenta con visión en 110 grados diagonales. Uno de los puntos fuertes de esta cámara IP es su tamaño, y es que tan solo mide 7,5cm de diámetro, y 11,3cm de longitud, y con un peso de 380 gramos.

Esta cámara IP tiene un sensor CMOS, es capaz de mostrar imágenes a color con una luminosidad muy baja, no obstante, esta cámara IP dispone de infrarrojos para visualizar en la más absoluta oscuridad todo lo que ocurra en el exterior de nuestro hogar, con una distancia de hasta 10 metros como máximo.

La cámara IP Reolink Go está preparada para su uso en exteriores, y es que incorpora la certificación IP65 contra el polvo y el agua, por tanto, vamos a poderla ubicar en nuestro jardín sin que debamos preocuparnos por las inclemencias meteorológicas. Gracias a la batería incorporada de 7800mAh de capacidad, podremos tener semanas de autonomía sin ningún problema, esta batería se puede recargar de manera externa sin necesidad de la cámara, o directamente a través del puerto micro USB de la cámara IP. Un detalle importante es que este modelo Reolink Go es compatible con Reolink Solar Panel, un accesorio muy interesante que nos permitirá extender la autonomía de la batería gracias a la luz del sol.

Otras especificaciones muy interesantes de la Reolink Go es que incorpora un zoom digital de 6 aumentos, un micrófono para detectar sonido y para grabar todo lo que esté ocurriendo al otro lado, un altavoz para interactuar nosotros con el que está al otro lado de la cámara IP, además, también incorpora un sensor PIR. Gracias a este sensor PIR, vamos a poder detectar muy fácilmente el movimiento, el rango de detección es de hasta 10 metros en un ángulo de 120º.

Respecto a la conectividad, esta cámara IP Reolink Go cuenta exclusivamente con conectividad 4G LTE. Deberemos introducir una tarjeta micro SIM de cualquier operador (y sin código PIN, de lo contrario no funcionará) para comunicarse con el Cloud de Reolink, y posteriormente nosotros desde la aplicación móvil instalar, visualizar y administrar la cámara IP. Esta cámara IP soporta las principales bandas de frecuencias 4G LTE en España (B1/B3/B5/B7/B8/B20), como la popular banda de 800MHz, y también soporta tecnologías 3G (bandas B1/B5/B8) en caso de que no tengamos cobertura 4G con nuestro operador. La velocidad máxima de descarga que soporta en LTE FDD es de 10Mbps, y de subida 5Mbps, en LTE TDD es de 9Mbps de descarga y 3,1Mbps de subida. Es decir, más que suficiente para ver el vídeo en tiempo real en Full HD 1080p.

También tenemos un slot para tarjetas micro SD de hasta 64GB de capacidad, este slot nos permitirá almacenar todas las imágenes de manera local, aunque siempre vamos a tener la opción de grabarlas localmente en nuestro smartphone a través de la aplicación Reolink App.

Esta cámara IP no tiene un completo firmware de configuración, todo lo deberemos hacer desde la propia aplicación móvil Reolink App que es realmente completa. Gracias a esta aplicación totalmente gratuita para Android y iOS, nos permitirá instalar, visualizar en tiempo real, y administrar todas las opciones de la cámara IP Reolink Go. La aplicación Reolink Go para smartphones con Android y iOS, la podéis descargar de manera totalmente gratuita en las tiendas oficiales:

Reolink
Reolink
Reolink
Reolink

Esta aplicación nos permitirá configurar notificaciones push a nuestro móvil, y también podremos configurar alertas por email. E incluso tenemos la opción de grabar alertas de movimiento con nuestra propia voz para que la cámara IP la emita con su altavoz.

Características Técnicas Reolink Go

Cámara

  • Resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles a 15 FPS).
  • Visión nocturna con infrarrojos a una distancia de hasta 10 metros.
  • Sensor CMOS
  • Zoom digital de hasta 6 aumentos
  • Ángulo de visión de 110º en diagonal

Formatos de Imagen, Sonido y Vídeo

  • El formato de imagen soportado es JPEG.
  • El formato de vídeo es H.264/MPEG-4 y puede grabar en resolución 1920 x 1080 a 15 FPS.

Otras Características

  • Conectividad 4G LTE exclusivamente, es una cámara IP de exterior y totalmente inalámbrica.
  • Batería incorporada de 7800mAh de capacidad.
  • Slot para tarjetas micro SD hasta 64GB
  • Se pueden guardar clips de vídeo y fotos en la tarjeta micro SD, o directamente en nuestro smartphone a través de la app Reolink.
  • Peso: 380 gramos

Una vez que conocemos las características técnicas, vamos con el análisis externo de esta cámara IP Reolink Go.

Análisis Externo

Esta cámara IP totalmente inalámbrica y de exterior Reolink Go viene en una caja de pequeñas dimensiones y de color negro, ya que la propia cámara tiene un tamaño bastante reducido, y es de color blanco.

En la parte frontal de la caja encontramos el logo del fabricante, una fotografía de la propia cámara IP, y sus principales características, como por ejemplo que es totalmente inalámbrica gracias a su conectividad 4G LTE y a su batería interna, que es capaz de alimentarla durante semanas sin necesidad de recargarla, ya que está muy optimizada para consumir el mínimo de energía posible.

En la parte trasera de la caja encontramos algunas de las soluciones de videovigilancia de Reolink, como por ejemplo cámaras domésticas de interior, de exterior, totalmente inalámbricas, e incluso sistemas de cámaras de seguridad, cámaras Wi-Fi y PoE, así como NVR para centralizar la gestión de una gran cantidad de cámaras IP.

En la parte lateral izquierda es donde encontramos toda la información sobre Reolink App, una aplicación totalmente gratuita para dispositivos Android y iOS, que nos permitirá instalar, visualizar y administrar la Reolink Go de manera remota, ya que esta cámara tiene únicamente conectividad 4G LTE, no incorpora Wi-Fi. Gracias a esta aplicación vamos a poder recibir notificaciones push, configurar notificaciones por correo electrónico, comprobar el estado de la batería etc. Otras opciones avanzadas como modificar la resolución de la cámara, guardar fotografías y clips de vídeo y mucho más también lo podremos hacer directamente con esta aplicación.

En la parte lateral derecha de la caja de esta cámara IP Reolink Go es donde encontramos sus principales especificaciones, como su conectividad 4G LTE para comunicarse con nosotros, la resolución Full HD 1080p que tiene la cámara, la resistencia al agua y polvo con certificación IP65, que se alimenta por una batería interna pero que podemos comprar el Reolink Solar Panel para extender esta autonomía, e incluso que tiene visión nocturna y un sensor PIR para detección inteligente del movimiento.

En el interior de la caja lo primero que nos vamos a encontrar es toda la documentación de la propia cámara, y justo debajo de esta documentación es donde encontramos la propia cámara IP Reolink Go. El contenido de la caja de esta cámara IP Reolink Go es la siguiente:

  • Cámara IP Reolink Go
  • Batería interna con 7800mAh de capacidad
  • Cable USB a micro USB para recargar la batería
  • Funda de goma de la cámara IP para protegerla aún más, aunque está preparada para las inclemencias meteorológicas
  • Soporte y tornillería para ubicar la cámara en una ubicación final
  • Pegatina indicando que tenemos video vigilancia las 24h
  • Recomendaciones de seguridad para manejar la batería de la cámara IP
  • Plantilla para la realización de los agujeros y poner el soporte correctamente
  • Guía de instalación rápida de la cámara IP Reolink Go

Tal y como podéis ver, dentro de la caja de esta cámara IP Reolink Go tenemos todo lo necesario para su puesta en marcha. No obstante, es recomendable que si donde la vayamos a poner tenemos mucho sol, adquirir por separado el Reolink Solar Panel para alimentar y recargar la batería interna por el día, para que por la noche únicamente funcione con la batería interna. Gracias a este panel solar que vale 35€ podremos extender la autonomía de la batería, e incluso no llegar a recargarla nunca (según las condiciones climáticas de donde la instales).

En la guía de precauciones y recomendaciones de Reolink con respecto a la batería, podremos ver en detalle cómo recargarla de manera segura, los rangos de temperatura para su recarga y también para su uso, y otras recomendaciones típicas para cualquier batería de iones de litio.

Esta batería de color negro nos permitirá dotar a la Reolink Go de una autonomía de varias semanas, y es que incorpora una capacidad de 7800mAh. La propia cámara IP Reolink Go tiene una gestión muy optimizada de la batería, aunque si por ejemplo estamos mirando continuamente la cámara IP, lógicamente la autonomía bajará. Esta batería se puede recargar directamente con su puerto micro USB, o utilizando el puerto micro USB de la propia cámara IP. Si por ejemplo te compras esta cámara, podría ser buena idea tener dos baterías para que cuando una se agote, colocar la otra recargada automáticamente. No obstante, el accesorio del panel solar de Reolink también es una buena idea, pero tienes que tener en cuenta que debes tener el sol incidiendo el máximo número de horas posible.

En la caja de la cámara IP Reolink Go tenemos una pegatina que nos indicará que hay videovigilancia las 24h del día, también tenemos la plantilla para poner los tornillos del soporte de la propia cámara, la guía de instalación rápida que nos explicará en detalle cómo instalar la tarjeta micro SIM en la cámara, cómo colocarla en el soporte, e incluso cómo realizar la puesta en marcha con la aplicación gratuita Reolink App.

Dentro de la caja de la cámara IP Reolink Go también encontramos el soporte para ubicar la cámara IP en una ubicación final, con sus correspondientes tacos y tornillería, además, también tenemos una funda de goma para proteger aún más la cámara IP, así como un cable USB a micro USB para recargar la batería interna de la cámara IP.

Tal y como podéis ver, la cámara IP Reolink Go tiene pequeñas dimensiones, y, además, tiene certificación IP65 para ubicarla en exteriores sin miedo a las inclemencias meteorológicas. En la parte frontal encontramos el micrófono de la propia cámara, la lente, y también el sensor PIR para la detección inteligente del movimiento.

En el lateral derecho e izquierdo únicamente encontramos el logo del fabricante Reolink, en la parte inferior es donde tenemos un pequeño altavoz con los avisos o para la interacción con el propio usuario desde la aplicación móvil, y también el puerto micro USB de recarga de la batería interna.

Si procedemos a desmontar la carcasa de la cámara IP, podremos ver el espacio para la batería interna de 7800mAh de capacidad, y también tenemos aquí el slot para tarjetas micro SIM, y otro slot para tarjetas micro SD. Debemos recordar que esta cámara soporta tarjetas micro SD de hasta 64GB de capacidad.

Hasta aquí hemos llegado con nuestro análisis externo de la cámara IP Reolink Go, ahora nos vamos a ir al laboratorio de pruebas para comprobar la calidad de imagen y vídeo que nos brinda esta cámara IP de exterior con resolución Full HD 1080p.

Pruebas de grabación con la cámara IP Reolink Go

En el siguiente video podéis observar la calidad de imagen de la cámara Reolink Go. Hemos grabado con ella en una habitación pequeña tanto de día como de noche, asimismo, también hemos hecho lo mismo en el salón de casa para que veáis cómo los infrarrojos realizan muy bien su trabajo cuando estamos en total oscuridad.

Tal y como podéis ver la calidad de la imagen es sobresaliente en entornos diurnos, y también en nocturnos. Se nota que la cámara IP es capaz de grabar a una distancia de hasta 10 metros sin problemas, sus infrarrojos son bastante potentes.

La resolución Full HD es fundamental cuando visualizamos los vídeos en un ordenador, o hacemos zoom con nuestro móvil ya que apenas pixela. Si grabásemos en resolución SD el vídeo tendría un tamaño mucho menor, pero la resolución es tan baja que no merece la pena grabar vídeos con esta resolución.

Tal y como podéis ver, no hay pixelaciones ni demasiado “grano” en la imagen, se ve muy nítida en todo momento, incluso cuando movemos la cámara nosotros mismos para que veáis el movimiento. Además, el enfoque es también muy rápido, instantáneo, algo perfecto. Debemos tener en cuenta que, aunque se ve la imagen realmente bien, la aplicación no nos permite regular el grano de la imagen, brillo ni otros parámetros de la imagen.

También hemos sacado fotografías con la cámara IP Reolink Go en las dos habitaciones, tanto de día como de noche, de esta forma podréis observar la calidad de las mismas.

Tal y como podéis ver, la calidad de las imágenes de esta Reolink Go es realmente buena, fotografías muy nítidas y que nos permiten ver todos los detalles, tanto en habitaciones pequeñas como en las grandes. Un detalle importante es que aunque esta cámara no es de 180º, sí nos permiten un muy buen ángulo de visión de 110º diagonales.

Reolink App: Así se gestiona la cámara IP

Reolink tiene una aplicación muy completa para smartphones con Android y iOS, esta aplicación es fundamental para instalar, visualizar y configurar esta cámara IP Reolink Go, ya que no dispone de un firmware de gestión vía web. Esta aplicación la podéis descargar de manera totalmente gratuita en las tiendas oficiales:

Reolink
Reolink
Reolink
Reolink

Para la puesta en marcha de esta cámara IP Reolink Go, tenemos que introducir una tarjeta micro SIM sin ningún PIN, de lo contrario no funcionará. Una vez que la hayamos introducido, ponemos la batería y se encenderá automáticamente. Por el altavoz nos indicará si la conexión con el Cloud de Reolink se ha realizado correctamente, en caso afirmativo, ya podremos ejecutar la aplicación Reolink App para proceder con su instalación y configuración.

Cuando abrimos la aplicación Reolink App, lo único que tenemos que hacer es pulsar sobre el “+” que tenemos en la parte superior derecha, a continuación, escaneamos el código QR que tiene la propia cámara IP, y automáticamente se enlazará con ella gracias al Cloud de Reolink. Una vez que se haya enlazado, nos pedirá que introduzcamos una contraseña de administración, esta contraseña es recomendable que sea robusta.

Si por ejemplo quitas la cámara IP de la propia aplicación, si quieres volver a ponerla tendrás que introducir esta contraseña, o resetear la cámara. Si por ejemplo quieres añadir esta cámara en un segundo móvil, también deberás poner esta contraseña, de lo contrario no podremos añadirla.

Después de crear una contraseña de administración, podremos configurar la hora y fecha de la propia cámara, todo ello a través de la aplicación.

Cuando hayamos realizado la configuración de la contraseña de administración y la hora, nos indicará que la puesta en marcha se ha terminado. Reolink nos avisa que las cámaras con batería no están diseñadas para estar grabando continuamente las 24h, pero sí detectarán cualquier movimiento y lo grabarán todo, ya sea en el Cloud de Reolink o en la tarjeta micro SD interna que tenemos.

Esta cámara Reolink Go tiene un sensor PIR, la propia aplicación nos realizará un listado de recomendaciones para que funcione perfectamente y no tengamos ningún tipo de problema. De hecho, en el menú principal de la aplicación vamos a poder desactivar el PIR muy fácilmente. Además, nos indicará la cobertura móvil que tenemos, así como si estamos en red 4G o 3G. Por último, también nos va a indicar la batería restante disponible.

Si entramos de lleno en la propia cámara IP, lo primero que vamos a ver es la visualización de la propia cámara. En la siguiente foto de la izquierda podéis ver la cámara con baja resolución, y a la derecha con resolución Full HD. La diferencia es bastante notable entre ambos, aunque lógicamente consumiremos un mayor ancho de banda y datos móviles si usamos Full HD.

Los controles que tenemos a nuestra disposición en la parte superior, son la posibilidad de cambiar de cámara IP, activar o no la alarma que podremos configurar, e incluso silenciar el audio que está grabando a través de su micrófono.

Los controles que tenemos a nuestra disposición en la parte inferior son la posibilidad de realizar fotografías y vídeos, para almacenarlas en el propio móvil. También podremos activar la baja resolución o Full HD, e incluso ver la imagen en color, blanco y negro o de manera automática lo hará la propia cámara. Por último, también podremos poner la visualización de la Reolink Go en tamaño completo, ideal para ver todo en detalle.

Si por ejemplo queremos hacer zoom, debemos recordar que tenemos un zoom de 6 aumentos, y vamos a poder hacerlo directamente en la propia imagen como si ampliásemos una fotografía ya hecha con nuestro móvil.

En los botones redondos de la zona inferior, podremos hablar con la persona que esté al otro lado de la cámara IP, y también reproducir las imágenes que haya grabado desde el Cloud de Reolink, filtrando por fecha y hora.

En la sección de “Ajustes del dispositivo“, podremos ver toda la información sobre la cámara IP, indicándonos el IMEI, el modelo, la versión de firmware y hardware etc. También podremos compartir esta cámara IP con amigos o familiares pinchando en “Compartir”, y nos generará un código QR para que ellos con la propia aplicación de Reolink puedan añadirla también.

En todo momento vamos a poder ver el estado de la batería interna de la propia cámara IP, y por supuesto, vamos a poder configurar el Display de la propia cámara, donde podremos poner el nombre de la cámara en la propia imagen, configurar la posición de dicho nombre, mostrar la fecha, y también configurar la posición de dicha fecha. Otras opciones disponibles son la posibilidad de rotar y reflejar la imagen de la propia cámara, y modificar la frecuencia de refresco de 50Hz a 60Hz para evitar posibles parpadeos debido a la luz, e incluso ponerlo en modo “exterior”.

En la sección de “Calidad” podremos definir la configuración de los dos perfiles, el perfil detallado es el perfil con resolución Full HD, y el fluido es resolución SD con un bitrate limitado, ideal para entornos donde no tengamos un buen ancho de banda para no tener demasiado retraso de la imagen. En “Detallado” podremos seleccionar Full HD o HD 720p, así como los fotogramas por segundo teniendo como máximo 15 FPS.

Otras opciones que tenemos en esta zona es la posibilidad de ver el estado de la tarjeta micro SD, con un botón para formatearla entera y seguir escribiendo en ella. También vamos a poder configurar una alarma sonora para que en caso de que detecte movimiento, salte dicho sonido además de avisarnos por email, notificación push y grabar todo lo que ocurra. Por supuesto, podremos “mutear” esta sirena, o cambiar el sonido de fábrica.

La aplicación también nos permitirá configurar la sensibilidad del sensor PIR que incorpora la Reolink Go, y, además, habilitar un modo de configuración para reducir las falsas alarmas, como por ejemplo no alertarnos si lo que se está moviendo es una hoja por el viento. También vamos a poder cambiar la contraseña de administración de la Reolink Go en cualquier momento.

Otras opciones disponibles en la sección de “Ajustes del dispositivo” son la posibilidad de configurar el servidor de correo para enviarnos por email los clips de video capturados, o las imágenes capturadas por la cámara IP. Por supuesto, tendremos un menú que nos permitirá actualizar la cámara IP automáticamente, o nosotros hacerlo manualmente, pero la actualización del firmware es realmente sencilla y es que tan solo tendremos que verificar si hay una nueva actualización, y automáticamente la cámara descargará e instalará el nuevo firmware, sin que nosotros tengamos que intervenir.

Por último, en la sección de la izquierda vamos a poder realizar configuraciones en la propia aplicación Reolink App, como por ejemplo que nos avise cuando vamos a ver la cámara a través de red móvil (para tenerlo en cuenta y no gastar demasiados datos), si queremos proteger la propia aplicación con una contraseña de paso, e incluso si queremos decodificar por hardware la imagen al reproducir los vídeos.

Hasta aquí hemos llegado con el análisis de la aplicación Reolink App, y también con el análisis de la cámara IP Reolink Go. Una vez que ya conocemos cómo se ven sus vídeos y fotografías, y todas las opciones que nos brinda su aplicación para smartphones, vamos a ver sus puntos fuertes, puntos débiles y las conclusiones finales de esta cámara IP 4G LTE totalmente inalámbrica.

Puntos Fuertes

  • Calidad de la imagen sobresaliente, y con alta resolución en Full HD 1080p.
  • Certificada para entornos exteriores con IP65.
  • Lente con visión en 110º diagonales, para grabar una zona amplia.
  • Conectividad 4G LTE para comunicarnos con la cámara IP.
  • Batería de larga duración con 7800mAh de capacidad.
  • Posibilidad de alargar la autonomía con el Reolink Solar Panel.
  • Tamaño de la cámara muy reducido, aunque sea exterior, es realmente pequeña y pasará desapercibida.
  • Incorpora micrófono para escuchar todo lo que ocurra el otro lado.
  • Integración perfecta con la aplicación Reolink App.
  • Detección del movimiento a través del sensor PIR.
  • Audio bidireccional, incorpora micrófono y un pequeño altavoz.
  • LEDs infrarrojos para poder grabar en condiciones de baja luminosidad e incluso en la más profunda oscuridad, a una distancia de hasta 10 metros.
  • Slot para tarjetas micro SD de hasta 64GB de capacidad
  • Facilidad de puesta a punto, configuración y uso a diario con Reolink App, además, tenemos soporte Cloud para grabar clips de vídeo en la nube.

Puntos Débiles

  • Precio: Esta cámara cuesta alrededor de 300 euros, aunque si lo comparamos con la competencia, tenemos un precio menor y con mejores prestaciones.
  • No tiene conectividad Wi-Fi por si la colocamos en la fachada de nuestro hogar.
  • No dispone de un firmware vía web para opciones de configuración más avanzadas.

Conclusiones Finales

Esta cámara IP Reolink Go es totalmente inalámbrica, y es que no solo dispone de conectividad 4G LTE, sino que también tiene una batería interna de 7800mAh de capacidad, ideal para aguantar semanas sin necesidad de recargarla, aunque siempre podremos comprar el Reolink Solar Panel para extender la autonomía, e incluso no necesitar recargarla nunca.

Esta cámara IP está orientada específicamente para exteriores ya que cuenta con certificación IP65, aunque por supuesto, la podremos poner en el interior de nuestro hogar sin ningún tipo de problema. La incorporación de resolución Full HD 1080p y los infrarrojos con capacidad para llegar hasta los 10 metros, nos permitirá cubrir fácilmente un perímetro grande de nuestro hogar. Algo que no nos ha gustado es que la conectividad es exclusivamente 4G LTE, ¿qué ocurre si queremos ponerla en nuestra fachada de casa o mirando hacia nuestro jardín? No tendremos la posibilidad de conectarla vía Wi-Fi a nuestro hogar, y esto es un pequeño hándicap ya que tendremos que adquirir una SIM con tarifa de datos.

Los vídeos grabados y las fotografías tomadas son de gran calidad, tal y como habéis podido ver, las imágenes son muy nítidas y el enfoque de la cámara IP es casi instantáneo. Algo que también nos ha gustado mucho es el sensor PIR, y es que funciona realmente bien, nos permitirá detectar movimiento a una distancia de hasta 10 metros con un ángulo de 120º. Otro aspecto destacable es su audio bidireccional, y es que vamos a poder interactuar con quien esté detrás de la propia cámara IP.

Respecto al almacenamiento de los clips de vídeo y fotografías, las podremos almacenar en la tarjeta micro SD o en la nube de Reolink. Además, también tendremos la posibilidad de grabar vídeos o realizar fotografías bajo demanda y guardarlas en nuestro smartphone.

La parte positiva de utilizar la aplicación Reolink App es la facilidad de instalación, configuración y administración de la propia cámara. Sin embargo, echamos de menos algunas opciones avanzadas como la posibilidad de configurar el brillo, contraste, nitidez y otros parámetros de imagen, y es que no tenemos un firmware vía web donde tengamos todas las opciones. Todo se debe realizar a través de la aplicación gratuita, que aunque es muy completa, los usuarios avanzados es posible que echen de menos estas opciones que os comentamos.

Respecto al precio de 300 euros, es un precio bastante alto, aunque si echamos un vistazo a la competencia con las mismas especificaciones (conectividad 4G y totalmente inalámbrica ya que se alimenta con baterías), estamos incluso por debajo de ellos en precio, y con mejores especificaciones técnicas (Full HD 1080p principalmente).

Nuestra valoración de esta cámara IP Reolink Go después de probar su rendimiento durante dos semanas, comprobar todas las opciones de la aplicación Reolink Go, y el precio de 300 euros, es de 9/10.

Esperamos que os haya gustado el análisis, si tenéis alguna duda podéis ponernos un comentario y os responderemos encantados.

Publicado por Sergio De Luz el 07 diciembre 2018 , actualizado el 05 diciembre 2018

Últimos análisis