PowerOak BLUETTI AC200P: energía siempre con nosotros

Si alguna vez queremos irnos al campo o a una de esas excursiones en las que estamos lejos de la civilización durante varios días, vamos a necesitar energía, ya que, aunque estemos lejos del bullicio de la ciudad, pocos van a resistirse de poder echar más de una ojeada a su teléfono, a su tablet o a un ordenador. Por eso es tan interesante poder tener un dispositivo para cargar como el PowerOak BLUETTI AC200P que os vamos a mostrar.

Es como si llevásemos una central eléctrica con nosotros, por la cantidad de opciones diferentes que nos otorga y porque su capacidad es verdaderamente sorprendente. Pero vayamos por partes.

Especificaciones

Al ver las especificaciones ya nos damos cuenta del enorme potencial del PowerOak BLUETTI AC200P.

  • Batería de litio de alta capacidad de 2,000 w/h (166.000 mAh).
  • 2 x tomacorrientes de CA.
  • 1 x USB-C PD 2.0 de 60 W.
  • 4 puertos USB-A. A
  • 1 x PV 35-150V / 12A
  • Controlador de carga MPPT
  • 2 almohadillas de carga inalámbrica de 15 W.
  • Ventilador de refrigeración inteligente con control de temperatura.
  • Panel de control LCD táctil inteligente.

Diseñado a lo grande

Lo primero de lo que damos cuenta es que las dimensiones de este dispositivo no es que sean precisamente contenidas, ya que, con sus 41,9 cm de alto, 38,6 cm de ancho y 27,9 cm de profundidad denota que se ha diseñado a lo grande. Lo que sí penaliza es el peso, puesto que estamos hablando de 27 kilos, una cantidad bastante sustancial y que impide llevarlo con una sola mano.

PowerOak BLUETTI AC200P

No estamos ante un diseño muy cuidado, pero también es verdad que para este tipo de dispositivos esto es algo que no tiene demasiada importancia. Lo verdaderamente sustancial es lo bien acabado que esta y que su carcasa está diseñada para aguantar altas temperaturas.

Grandes capacidades de carga

Las capacidades para cargar del PowerOak BLUETTI AC200P son realmente altas ya que contamos con un buen número de posibilidades a nuestra disposición:

  • Tenemos dos tomas de corriente de CA de 220V/230 voltios por si queremos cargar herramientas eléctricas o algunos electrodomésticos.
  • Cuatro puertos USB Tipo A, ideales para cargar smartphones y tablets.
  • Un USB PD (Power Delivery), que es capaz de entregar una potencia 60 W.

Todos los niveles de carga los podemos controlar desde la pantalla LDC táctil que tiene en el frente. En ella observamos el voltaje, la potencia y la temperatura que tenemos en el momento.

Si lo que queremos es que el PowerOak BLUETTI AC200P recupere su nivel máximo de batería porque ya no tiene, deciros que tarda unas seis horas en cargarse por completo. Podemos también cargarlo por medio de los paneles solares que trae o cargarlo enchufándolo al coche. Pero estas horas se pueden reducir a tres, gracias a que podemos utilizar dos adaptadores de red o conectarlo de forma simultánea a la corriente y a un panel solar. Algo que nos parece una gran noticia es que la batería, una vez la hemos cargado, puede aguantar 24 meses con la carga al completo.

También tiene carga inalámbrica en la parte superior de la unidad donde alberga un par de zonas almohadilladas que son capaces de cargar dispositivos compatibles con el estándar Qi y que consigue una potencia de 15 W.

Todos estos sistemas de carga que os hemos contado se pueden utilizar a la vez, por lo que podemos considerar este hecho como uno de los puntos fuertes de esta estación de energía.

Para disipar el calor, como es normal, incorpora un ventilador que es realmente silencioso y que se enciende en el momento en el que se alcancen los 45 grados centígrados. De esta manera siempre estará protegido contra cualquier tipo de subida de temperatura.

No puede funcionar mejor

Es indudable que estamos ante un producto de mucha calidad. La capacidad de su batería es impresionante, ya que estamos hablando de 2.000 watios/hora, pudiendo cargar varios dispositivos de distintos tipos a la vez, como pueden ser smartphones, tablets, una batidora o un exprimidor, por poneros varios ejemplos.

Pero no se queda ahí, sino que también es capaz de otorgar la energía suficiente para mover sin problemas taladros o sierras, sin olvidarse de cuidar la batería, ya que posee sistemas de protección contra sobrecargas o cortocircuitos, lo que significa que cada uno de los aparatos que estén enchufados en el PowerOak BLUETTI AC200P estarán protegidos de manera individual.

Lo que no cabe duda es que estamos ante un dispositivo de mucha calidad, muy versátil y que tienen una enorme capacidad de carga para una cantidad altísima de productos. Cierto es que su peso no acompaña precisamente a la manejabilidad, pero se suple con el resto de las virtudes que son muchas, como te hemos contado. De todas formas, si buscas algo más ligero y compacto, aunque menos potente, la marca también tiene el AC50S, un modelo con una capacidad de hasta 300W con unas medidas mucho más contenidas.

De todas formas, el PowerOak BLUETTI AC200P es una apuesta segura en versatilidad, protección, niveles y formas de carga, además de potencia. Si todo esto es primordial para ti, podría ser una excelente compra.