Vigila tu casa desde cualquier lugar, mientras estás fuera

Vigila tu casa desde cualquier lugar, mientras estás fuera

Sergio De Luz

La videovigilancia en el hogar es uno de los factores más importantes hoy en día para vivir con tranquilidad dentro de casa, especialmente cuando tienes que salir fuera durante algún tiempo, e incluso cuando te vas a tu segunda residencia en la montaña o playa. El miedo de sufrir un robo en tu hogar o una invasión siempre está presente, sobre todo en los últimos meses donde todos los días salen noticias sobre ocupaciones y robos en viviendas. Gracias a las cámaras IP, podrás visitar tu casa desde tu lugar de vacaciones.

Instalando cámaras IP por todo tu hogar, podrás revisar todas las habitaciones de manera fácil y rápida, viendo cómo se encuentra tu familia (si está dentro de ella), el estado de los animales domésticos, e incluso si hay algún tipo de ruido extraño. Todo ello mediante una señal de vídeo y audio en directo a través de Internet, la cual puedes ver empleando una aplicación dentro de tu smartphone o tablet, tan solo es necesario tener conexión a Internet allí donde te encuentres.

No todas las cámaras IPs que encontrarás disponibles en el mercado te ofrecen las mismas prestaciones, algunas de ellas incorporan resolución HD o Full HD, otras son robotizadas para cubrir los 360 grados horizontales, otros modelos son Cloud para no tener que abrir puertos en tu router y que el uso sea mucho más fácil, por último, también tenemos cámaras IP que incorporan visión nocturna por infrarrojos e incluso a todo color. Es muy importante elegir el fabricante y el modelo adecuado de cámara IP.

¿Qué es una cámara IP?

Las cámaras IP se conectan al router de nuestro hogar, ya sea vía Wi-Fi o cable, y trabajan bajo el protocolo de Internet IP. Los fabricantes proporcionan aplicaciones fáciles de usar para conectarnos a nuestra cámara IP de manera remota, este programa se puede instalar en el móvil, tablet o directamente accediendo con un navegador web para recibir la transmisión en vivo de tu casa o negocio.

No debemos confundir una cámara web con una cámara IP, las primeras necesitan contar con un ordenador para poder ver cualquier imagen de vídeo en línea. Las cámaras IP se conectan directamente a la red para ofrecernos conectividad directa, funcionan de manera completamente independiente de un ordenador, ya que disponen de componentes como sensor de imagen, procesadores y memoria, lo que las hace prácticamente un mini ordenador que se encarga específicamente de la videovigilancia.

¿Qué ofrece la cámara IP para vigilar tu casa a distancia?

Con una cámara IP es posible vigilar tu casa desde tu lugar de vacaciones o trabajo, ya que cuenta con una serie de funciones que puedes aprovechar en tu beneficio. Algunas características de las cámaras IP son que realizan compresión del vídeo para que tengas acceso a él desde tu smartphone, puedes moverlas para obtener imágenes desde distintos ángulos en tu casa y poder ver hasta el último rincón. Incluso te permite visualizar eventos almacenados en su memoria interna, de cualquier hora y día sin restricciones de distancia, puedes encontrarte a miles de kilómetros y verás en tiempo real todo lo que ocurre en tu casa. En los últimos tiempos se están lanzando cámaras Cloud, este tipo de cámaras nos permiten prescindir de abrir puertos de manera manual en el router, ya que la cámara se conectará con el Cloud del fabricante, para posteriormente nosotros conectarnos también a ese Cloud.

Estas cámaras te proporcionan vídeos de gran calidad, ya que incluyen un chip de compresión que prepara cada una de las imágenes captadas para que estén disponibles cuando desees verlas, empleando los beneficios del Internet y mediante un ordenador incluido que realiza esta transmisión. Descúbrelas en Prosegur Movistar alarmas y comienza a disfrutar de la seguridad que te ofrecen.

Beneficios de emplear una cámara IP

Las cámaras IP en la actualidad cuentan con una amplia demanda, como medio para proporcionarte seguridad y tranquilidad, invirtiendo muy poco dinero. Son mucho más económicas que las CCTV (Circuito cerrado de televisión) y te ofrecen muchas más opciones de funcionalidad, sobre todo, son mucho más fáciles de instalar y utilizar. Las cámaras IP puedes instalarlas fácilmente y no requieren mantenimiento especial, solo necesitas conectarlas a la conexión a Internet de tu casa, con lo cual podrás controlarlas desde cualquier lugar y en el momento en que lo desees.

No requieren cables, por lo tanto, puedes ubicarlas con facilidad en cualquier lugar, integrándose fácilmente a cualquier otro sistema de seguridad que tengas conectado.

Si es de noche y no tienes las luces encendidas, de igual forma visualizarás todo lo que ocurre, ya que estas cámaras IP cuentan con tecnología LED infrarroja. Además, puedes conectar tus cámaras a una central receptora de alarmas, para que se mantenga de forma constante una vigilancia de 24 horas, los siete días de la semana. Con esto, en caso de detectar que estás siendo víctima de una intrusión, se dirige un aviso a la policía para que acuda rápidamente al lugar y evite daños o problemas en tu propiedad.

¿Cómo vigilar tu casa a distancia?

Lo primero que necesitas es adquirir cámaras IP para colocarlas en puntos estratégicos dentro de tu casa, con especial atención en cuanto al ángulo de ubicación, para que puedas cubrir la mayor área posible de cada habitación, incluyendo cámaras para los ambientes exteriores. Hay cámaras IP que son robotizadas, como al EZVIZ C6N que tiene una relación calidad-precio realmente buena, y con una gestión en el Cloud excelente.

Para ello cuentas con algunos kits estándares que te proporcionan alarmas de seguridad y aplicaciones, mediante las cuales accederás a través de tu conexión de Internet. Una vez que te encuentres navegando en ella, tienes la oportunidad de visualizar en vivo las imágenes que son recibidas por la cámara, incluso puedes autorizar a miembros de tu familia para que tengan acceso a las cámaras IP y te ayuden con su vigilancia, esto permite que todos los miembros puedan acceder también a la videovigilancia.

Estos dispositivos, además de ofrecerte transmisión en vivo de lo que ocurre en tu casa, cuentan con un sistema que envía una señal de alarma cuando se produce un evento fuera de lo usual. Dicho sistema se basa en elementos configurados por ti, relativos a sonidos, movimientos, condiciones de temperatura o presencia de luz, entre otros, lo que te brinda un mayor control sobre tu propiedad.

Otro de los aspectos que te va a encantar es la calidad de la imagen ofrecida por este tipo de cámaras de seguridad, ya que, con otros equipos, no es tan fácil distinguir el rostro de las personas o la placa de un coche que se estacione en la puerta de tu casa, limitación que ha sido superada con las cámaras IP de última generación. Además, algunas de las cámaras IP como la D-Link DCS-8000LHv2 permiten usarse como webcam ya que permiten usar el protocolo RSTP para la visualización en directo.

Vigila tu casa desde tu lugar de vacaciones o comercio, para que experimentes la tranquilidad que se siente al contar con el apoyo de un sistema en base a cámaras IP, que puedes controlar fácilmente. Incluso podrás permanecer observando una habitación todo el día mediante la utilización de una tablet o el móvil, esto es especialmente útil si tienes una persona enferma en ella o a un bebé que quieres monitorizar desde cualquier sitio, solamente necesitas conexión a Internet desde tu smartphone.

Recuerda que la tranquilidad de tu familia no tiene precio, por ello, emplear una cámara de seguridad te permite registrar todo lo que sucede mientras no te encuentras presente. Si no tienes tiempo para vigilar las imágenes en vivo, también puedes dedicar una hora al llegar a casa para revisar quién vino a visitarte mientras estabas ausente, gracias a su sistema de autograbado que te permite visualizar cada acontecimiento cronológicamente con registro de hora y fecha.