Cuántos datos consume YouTube según la calidad del vídeo

Cuántos datos consume YouTube según la calidad del vídeo

Javier Jiménez

La forma en la que vemos la televisión hoy en día ha cambiado mucho respecto a hace solo unos años. Han aparecido las plataformas en Streaming y eso nos ofrece un gran abanico de posibilidades. Podemos ver vídeos en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. Ahora bien, hay que tener en cuenta que pueden consumir bastantes datos si navegamos con el móvil. Una de las plataformas más populares es YouTube. Por ello en este artículo hemos querido explicar cuántos datos consume YouTube según la calidad del vídeo. De esta forma podremos controlar el gasto.

 

Qué tener en cuenta

Son muchas las plataformas de vídeo en streaming que podemos encontrar hoy en día. Están disponibles para todo tipo de dispositivos, pero sin duda los móviles acaparan una parte importante. Los usuarios buscan la manera de ver sus series y vídeos favoritos desde cualquier parte. Simplemente necesitan tener una conexión a Internet.

Esto ha hecho que en los últimos años hayan aparecido muchas nuevas plataformas que ofrecen servicios de este tipo. La mayoría están disponibles tanto en versión web como también en forma de aplicación para dispositivos móviles.

Sin duda una de las más utilizadas es YouTube. Cuenta con un gran abanico de posibilidades, vídeos muy diversos, listas de reproducción y, en definitiva, muchas características que son bien valoradas por los usuarios.

Pero claro, volvemos al problema que mencionamos: ver YouTube desde el móvil puede gastar muchos datos. Hoy en día lo normal es contar con una tarifa de datos limitada. Podemos agotarla simplemente con ver un vídeo largo en alta calidad. Es por ello que conviene conocer cuántos datos consume YouTube según la calidad del vídeo. YouTube, así como otras plataformas del video por internet, siempre seguir adaptando sus servicios a las necesidades del mercado. El hardware que tenemos disponible cada vez es más potente, las pantallas aumentan de resolución, y cuando un usuario las compra, es normal que requiera contenido que pueda aprovechar al máximo las capacidades de ese producto. Como puede ser el caso de las pantallas 8K.

Si bien estas todavía se están estableciendo en un sector donde el 4K apenas se está asentando en todos los hogares, ya tenemos este tipo de hardware. Por lo cual es normal que YouTube incorpore estas mejoras. Pero esto no es algo tan sencillo como puede parecer de inicio. Y por varios motivos. El principal sin duda es la conexión a internet, la cual debe ser sustancialmente más rápida para poder adaptarse a estas necesidades del mercado. Cosa que puede ser un pequeño límite, ya que no todo el mundo tiene acceso a redes de fibra óptica o 5G, que podríamos decir que son las adecuadas para reproducir contenidos a una resolución mayor a 4K.

Por otro lado, estas innovaciones cuestan dinero, por lo cual puede resultar complicado adaptarse a nuevas tecnologías que avanzan muy despacio. Pero en el caso de los usuarios, puede darse incluso el caso de que por alguna creencia, prefieran reproducir el contenido a altísimas resoluciones cuando esto no se va a ver correctamente representado. Si esto resulta un problema por el usuario, puede tornarse en contra de la propia YouTube.

Un caso aparte, puede ser el streaming. El cual está empezando a ganar componentes en contra de Twitch. Aquí el consumo será diferente, pues al final estaremos cargando más componentes, con los que incluso el espectador puede interactuar. En este caso, no necesitaremos una bajada muy alta, pero si una estabilidad en la red.

 

Cuánto Internet gasta YouTube

Lo primero que hay que mencionar es que mientras más calidad tenga un vídeo, más datos consumirá YouTube. Eso es lógico. Ahora bien, la diferencia puede ser bastante considerable según la calidad a la que reproduzcamos un vídeo. Por ello vamos a mostrar las principales opciones y cuánto consumiríamos. Saber esto nos ayudará a conocer la cantidad de gigas que podemos gastar si vamos a ver vídeos usando los datos móviles porque no tenemos WiFi. Por ejemplo, en vacaciones. O si tienes hijos que habitualmente utilizan YouTube cuando sales de casa para ver dibujos animados o todo tipo de contenidos que no has descargado previamente, ¿pueden gastar todos nuestros datos?

Para ello nos hacemos eco de un informe que han realizado en Make Use Of. Allí muestran algunos ejemplos de consumo al reproducir vídeos en esta plataforma. Se basan en datos que muestra YouTube de manera oficial.

De manera estándar podemos decir que reproducir un vídeo en YouTube en el móvil tiene una calidad de 480p. Siempre podremos aumentar o disminuir esa calidad, lógicamente. Pero partiendo de esa base podemos decir que reproducir media hora de vídeo consumiría 281 MB. Si lo alargamos y estamos una hora viendo un vídeo podríamos superar los 562 MB. Si partimos de que una tarifa de móvil básica tiene 3 GB de datos, simplemente con reproducir 6 horas de YouTube a lo largo del mes ya la agotaríamos.

Pero hoy en día nuestros móviles tienen la capacidad para mucho más. Podemos ver vídeos con una mayor calidad. A partir de 720p empieza a entrar en juego los FPS que tenga el vídeo. Así, si vemos un vídeo en YouTube de 720p a 30 FPS consumiremos unos 1237 MB por cada hora. Si la calidad es de 60 FPS la cosa aumentaría hasta 1856 MB cada hora.

Ahora vayamos al caso en el que vemos un vídeo de una hora en YouTube en una calidad de 1080p a 30 FPS y a 60 FPS. En estos casos consumiríamos, respectivamente, 2,03 GB y 3,04 GB. Siempre partiendo de que vamos a estar una hora reproduciendo.

Podemos decir que en este último caso y si tenemos en cuenta que una tarifa básica de Internet en el móvil son 3 GB, simplemente con ver un vídeo durante 60 minutos en calidad 1080p y a 60 FPS agotaríamos esos datos. También podemos ir a un caso mucho más extremo. Podemos tener un terminal que permita reproducir vídeos a 2166p (4K) tanto a 30 FPS como a 60 FPS. En estos casos llegaríamos a consumir 10,58 GB y 15,98 GB, respectivamente, con cada hora de reproducción. Es decir, simplemente con ver un vídeo de 5 minutos ya podríamos superar 1 GB de datos.

Si nos vamos a otras cotas en cuanto a calidad de vídeo se refiere, también podemos hablar de la resolución 8K, que si bien no está muy extendida, no deja de ser el próximo gran salto tras el 4K. YouTube ya integra este formato, que sube hasta los 7680×4320 píxeles, en su proporción de 16:9, aunque se pueden encontrar modificaciones en otros formatos. Todo esto, significa que multiplica por cuatro a la calidad 4K, y por lo tanto, su consumo de datos. Un minuto de vídeo en este formato, puede alcanzar unos 600MB de datos, por lo cual nos podemos hacer una idea del consumo a la hora de verlo online. Otro factor importante, será la tasa de refresco a la que esté grabado y subido el vídeo. Con todo esto, también debemos tener en cuenta los formatos de compresión que se pueden aplicar una vez incorporado a la plataforma.

Cabe destacar, que para poder reproducir este tipo de vídeos a resolución 8K, no solo vamos a necesitar una buena conexión a internet, preferiblemente de fibra óptica, si no que los requerimientos a nivel de hardware también entran en escena. Vamos a necesitar un procesador AMD Ryzen o un Intel de séptima generación en adelante, con una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1000 o posterior. En el caso de AMG en cuanto a GPUs para reproducir este contenido, cuenta con algunos problemas e incompatibilidades con respecto al codec VP9 de Youtube. Y en cuanto a la conexión, para poder ver este tipo de contenido con ciertas garantías, se recomienda mínimo una conexión con 50MB de bajada.

 

Consumo vídeos en 360º

El poder ver vídeos en 360º en YouTube, es una función que está presente en la plataforma. Pero esto tiene un impacto en cuanto al consumo de datos, y en el rendimiento del propio dispositivo donde se está visualizando. El consumo de datos en estos casos, depende de varios factores. La calidad del vídeo, la duración del mismo, la velocidad de conexión a Internet, y la resolución del equipo donde lo vemos.

Por lo general, este tipo de contenido tiende a ser más pesado que los vídeos normales. Esto es porque se tienen que procesar más datos para poder generar esa vista panorámica tan característica. Por otro lado, la resolución es mayor, ya que necesita proporcionar una experiencia más inmersiva. Por lo cual, es lógico que estos tengan un consumo de datos mayor que los vídeos normales. En cambio, siempre tendremos esos factores que citamos previamente, los cuales afectarán en todos los casos.

Pero si algo tenemos un poco más disparado en estos casos, es el rendimiento del dispositivo. Estos vídeos son más exigentes con el procesador y la parte gráfica de los dispositivos donde visualizamos el contenido. Esto es principalmente, ya que es necesario procesar mucha más información al tener esta vista panorámica. La cual siempre debe estar preparada para cuando el usuario quiera cambiar de lugar de visión. Por otro lado, en algunos casos se va a requerir el uso del giroscopio del terminal, o sensores que detecten el movimiento. Lo cual está más pensado por si queremos adaptar el video a algún dispositivo de realidad virtual. Donde la imagen debe ser diferente, y generar un duplicado. Uno para cada ojo.

En definitiva, estamos ante una resolución o modo, que no solo va a necesitar consumir más datos según las circunstancias. Sino que también tendrá un impacto en el rendimiento del dispositivo. Lo cual puede hacer que, si este es muy antiguo o con muy poca potencia, no pueda visualizarlo de una forma eficiente.

 

Consejos para ahorrar datos con YouTube

Hemos explicado cuánto podría llegar a consumir YouTube. Hemos visto que en función de determinados parámetros como la calidad puede consumir más o menos. Esto es algo que puede ser un problema importante si tenemos una tarifa limitada de datos móviles y no queremos ver cómo se agotan rápidamente. Siempre podemos tener en cuenta ciertos consejos que vamos a dar.

 

Descargar previamente el vídeo

La mejor forma de ahorrar datos viendo vídeos en YouTube es descargándolos previamente. La gran ventaja es que vamos a poder verlos sin gastar nada ya que habrás bajado el vídeo conectado a WiFi pero también tiene otra ventaja principal y es que podrás tener Modo Avión para ver los vídeos, algo importante que debes tener en cuenta si vas a viajar y no vas a poder estar conectado a Internet durante el vuelo. Este tipo de plataformas nos permiten descargar previamente los vídeos. Así, si por ejemplo vamos a hacer un viaje en autobús y queremos ahorrar datos, podemos bajarlos antes de salir de casa y los tendremos disponibles para ver en cualquier lugar. Esto podrá ayudarnos a no consumir más de lo necesario. Es una opción muy útil a tener en cuenta.

¿Cómo descargamos el vídeo? Depende. Para bajar vídeos y verlos sin conexión en YouTube tenemos que tener una cuenta Premium. Puedes pagar por ella o usar una versión de prueba. YouTube Premium tiene un precio de 11,99 euros al mes y permite ver los vídeos sin anuncios pero también sin conexión cuando quites Internet o cuando no quieras utilizar muchos datos. O podemos utilizar el periodo de prueba que YouTube nos regala para ver si nos convence y así conseguiremos tener unas semanas sin coste en las que podremos bajar los vídeos.

Otras opciones pasan por utilizar aplicaciones especializadas que nos permitirán descargar los vídeos en nuestro teléfono pero no son una buena idea ya que pueden acabar infectándonos con malware o que no siempre funcionan como prometen.

 

Bajar la calidad

Otra de las opciones interesantes que tenemos para ahorrar datos en YouTube es bajar la calidad de la imagen del vídeo. No siempre necesitamos ver la máxima resolución y tener la máxima calidad en todo lo que vemos, especialmente si son vídeos que vemos desde el móvil por entretenernos en una cola, en una espera o cualquier otro lugar. O si son los dibujos animados que va a ver tu hijo o tu hija. En ese caso, basta con que vayamos a los ajustes de la aplicación y desde la configuración de YouTube escojamos en qué calidad queremos que se reproduzcan los contenidos por defecto. También podemos ajustar la calidad del vídeo desde el mismo tocando en la configuración. Esto va a suponer una diferencia muy importante y que en cuestión de minutos pueda llegar a consumir gran parte de nuestra tarifa de datos si no nos damos cuenta. Vas a notar una bajada de calidad pero también vas a gastar mucho menos.

 

Activar límite de megas

Si vamos a los ajustes de nuestros dispositivos, se puede establecer un límite de megas que se pueden usar en las aplicaciones. La mayoría de dispositivos, especialmente en Android, nos permiten ajustar cuánto puede gastar cada app y así evitar que algunas como Instagram o YouTube nos consuman todos los datos. No va a hacer que gastes menos pero sí permitirá que no consumas toda tu tarifa. Poner un límite en YouTube, o desactivar los datos en segundo plano, pueden ayudarnos a no consumir tantos recursos.

 

Evitar usar datos móviles

Otra cuestión de lógica es evitar conectarnos a través de los datos móviles. Siempre que sea posible, lo ideal es ver YouTube desde una red Wi-Fi. Así evitaremos gastar de nuestra tarifa, algo que podría ser muy importante de cara a alargar la disponibilidad y no vernos en la situación de llegar a fin de mes sin tener datos disponibles.

Hoy en día lo cierto es que tenemos una red Wi-Fi en casi cualquier lugar. Por tanto, no resulta demasiado difícil conectarnos a una para poder ver YouTube o cualquier plataforma de vídeo sin necesidad de tirar de los datos móviles.

 

Configurar la reproducción automática

Esto podría ser algo sin demasiada importancia, pero lo cierto es que podría llegar a fundir nuestros datos. Pongamos que hemos visto un vídeo de una receta de cocina. Hemos estado viendo cómo hacer algo y no nos hemos dado cuenta y el vídeo ha terminado pero ha continuado con el siguiente. Está consumiendo datos ya que en ningún momento lo hemos parado. Si lo configuramos para que no reproduzca vídeos de forma automática una vez finalice el que estamos viendo, podremos evitar problemas.

Por tanto, estos son algunos consejos interesantes para lograr ahorrar Internet a la hora de ver YouTube. Una serie de recomendaciones muy sencillas que podemos llevar a cabo en cualquier momento, sin importar qué tipo de dispositivo estemos utilizando y sin tener que instalar ningún complemento adicional.

 

Utiliza el modo ahorro de datos

Algunos móviles tienen modos específicos para ahorrar datos. Activa esta opción para que todas las aplicaciones, incluyendo Youtube, optimicen su uso de datos.

Cuando activas el modo de ahorro de datos en tu smartphone, generalmente estás permitiendo que el sistema realice ciertas optimizaciones para reducir el consumo de datos de todas las aplicaciones. Estos modos suelen limitar la cantidad de datos utilizados que las aplicaciones pueden usar cuando están en segundo plano, lo que puede ser especialmente útil para controlar el uso de datos cuando no estás directamente utilizando tu dispositivo.

 

Cierra la aplicación cuando no la estés usando

Aunque resulte obvio, cerrar la aplicación de Youtube cuando no la estás utilizando ayudará de manera complementaria al ahorro de datos. Aunque algunas aplicaciones pueden continuar utilizando datos en segundo plano, cerrarlas manualmente te asegura que se detengan por completo y no consuman recursos innecesarios en tu smartphone, ya sean datos, RAM o incluso batería. Por lo que es aconsejable que te asegures que quedan completamente cerradas cuando no las estás usando. Este paso que no te llevará nada de tiempo también ayudará a un mejor funcionamiento de tu teléfono móvil y contribuirá a que la batería dure más.

¡Sé el primero en comentar!