Así puedes controlar y limitar el tráfico de Internet en Windows

El sistema operativo Microsoft Windows 10 es actualmente uno de los más utilizados por todos nosotros. Esta versión ha sido diseñada y preparada para trabajar en un mundo cada vez más digital, y por lo tanto, conectado a Internet. Por ese motivo, Microsoft ha dotado a su sistema operativo de una serie de herramientas para controlar el uso de la red. En ese sentido, ofrece una gran variedad de funciones relacionadas con redes, como la de tener un control sobre los datos consumidos. Así, podríamos ver qué programas han consumido más Internet, tanto por cable Ethernet como por Wi-Fi. En este tutorial vamos a aprender a cómo controlar y limitar el tráfico de datos en Windows 10.

Las acciones de controlar y limitar el tráfico de Internet no necesitan de la instalación de un programa de terceros, lo podremos hacer directamente con las herramientas integradas en el sistema operativo Windows 10. Podremos conocer cuánto ancho de banda hemos consumido, la cantidad que corresponde a cada aplicación y hasta monitorizarlo en tiempo real.

Ver y controlar el tráfico de red en Windows 10

Lo primero que tenemos que es ir a Menú de Inicio, escribimos Configuración y pulsamos en enter. Entonces veremos una pantalla como la siguiente, donde escogeremos la opción Red e Internet.

Una vez hecho esto, a la izquierda seleccionamos el apartado Estado. En este apartado vamos a obtener información del consumo por Wi-Fi o por cable de red Ethernet de nuestro ordenador. Aquí nos va informar de cuánto ha sido nuestro consumo en Internet en los últimos 30 días. Con un simple vistazo, veremos cuánto hemos consumido en total en cada uno de los interfaces, siempre que hayan sido utilizados. En este caso se refiere al tráfico de datos en Windows 10 utilizado por cable de red Ethernet en mi PC de sobremesa.

Aquí se ve que el consumo ha sido de 6.38 GB en la interfaz Ethernet en los últimos 30 días. En este caso, como no tiene adaptador Wi-Fi ni se ha utilizado, esa opción no aparece.

Por otra parte, no todos los programas necesitan consumir el mismo ancho de banda, y son unos pocos los que utilizan la mayor parte. Así, si pulsamos el botón Uso de datos veremos los datos que ha consumido cada programa en el periodo antes mencionado.

Como ya comentamos antes, este sería nuestro tráfico de datos en Windows 10 en un periodo de 30 días. No obstante, pudiera darse la situación que quisiésemos empezar de cero en un momento dato. Eso también podríamos hacerlo, pero para ello tendríamos que bajar hasta abajo del todo, donde se encuentra el último programa y veremos una pantalla como la siguiente:

Aquí, para empezar a contar nuestro tráfico desde cero pulsaremos el botón Restablecer las estadísticas de uso. Por otra parte, si os quedáis con la curiosidad de cómo se vería por Wi-Fi, lo podéis hacer viendo con esta captura de pantalla de mi portátil:

La forma de funcionamiento es idéntica, en el mismo apartado Estado de Red e Internet podremos hacer exactamente lo mismo.

Así puedes limitar el tráfico de datos

Actualmente, en bastantes ocasiones podemos usar nuestro smartphone como punto de acceso Wi-Fi para dar conexión a Internet a nuestro ordenador o portátil. Esto suele ser muy común en época de vacaciones, o porque tengamos que trabajar fuera de casa o de la oficina. También, en algunos lugares como aeropuertos nos ofrecen una cantidad de datos como mucho, y no queremos gastarlos de golpe. Además, hoy en día la mayoría de las tarifas móviles, si agotas tu bono de datos, reducen drásticamente la velocidad de conexión. En ese sentido, sólo las tarifas más caras incluyen datos ilimitados y quedarnos sin ellos no es una buena opción porque podríamos hacer muy pocas cosas de forma fluida.

En Windows 10 nos permite poner un límite a nuestro consumo para solucionar ese problema. Para ello de nuevo seguiríamos estos pasos Menú de inicio, Configuración, Red e Internet, Estado. Luego elegimos Ethernet o Wi-Fi, según sea el método de conexión que vayamos a emplear y pulsamos el botón Uso de datos.

Si queremos no superar un tráfico de datos en Windows 10 determinado, entonces pulsaremos sobre el botón Especificar límite. A continuación, veremos una pantalla de configuración donde podremos establecer nuestros topes:

Aquí tendríamos que hablar de tres apartados:

  1. Tipo de límite: hace referencia al tiempo que se va a aplicar. Puede ser cada mes o única vez. Cuando elegimos «Sin límite» veremos cómo va a desaparecer el apartado límite de datos, digamos que es para convertirla una conexión ilimitada.
  2. Día del mes para el restablecimiento: aquí tenemos que seleccionar el primer día del mes donde se renuevan todos nuestros datos móviles de la tarifa. La mejor forma de saberlo suele ser consultando la app móvil de tu operador o una factura de tu operador móvil.
  3. Límite de datos: aquí pondrías la cantidad máxima de datos que pretendes gastar.
  4. Unidad: podemos elegir entre MB y GB dependiendo de lo que más te convenga en cada momento.

El peligro de los datos en segundo plano

Habitualmente Windows 10 tiene ciertas funciones y herramientas activas en la red constantemente. El hecho de tener software funcionando constantemente en segundo plano puede repercutir tanto en el consumo de Internet como en el rendimiento sobre todo si el ordenador tiene pocos recursos. Si queremos limitar estos programas que consumen recursos e Internet nos dirigiremos a Menú de inicio > Configuración > Privacidad y Aplicaciones en segundo plano. Entonces veremos estas opciones:

Aquí podríamos optar por desactivar todas las aplicaciones en segundo plano si apagamos el interruptor de la primera opción. También podríamos escoger deshabilitar las aplicaciones que no queremos que consuman datos en segundo plano.

Ver el tráfico en tiempo real

Las opciones que hemos visto anteriormente nos permiten ver la cantidad de datos que hemos consumidos en un periodo de 30 días y también limitarlos. No obstante, nos falta una cosa que no es otra que conocer el tráfico de datos en Windows 10 en tiempo real. Por si no lo sabéis, esta misión la podremos hacer desde el Administrador de tareas de Windows 10. Para acceder a él podemos hacerlo de dos formas diferentes:

  • Ctrl + Alt + Supr y luego pulsamos en la opción Administrador de tareas. Probablemente esta sea la más fácil de recordar porque sirve para varias cosas y es de las primeras que aprendemos.
  • Ctrl+ Mayúsculas + Escape esta tiene la ventaja que podemos hacerlo todo en un único paso.

Una vez dentro en la pestaña Procesos, en Red podremos ver nuestro tráfico de red en tiempo real,

También una forma de comprobar como fluctúa la velocidad, como en el ejemplo de arriba, puede ser haciendo un test de velocidad o una descarga grande.

Tal y como habéis visto, podremos controlar todas las conexiones y los datos que se consumen de forma fácil y rápida con las herramientas de Windows, sin necesidad de instalar programas adicionales. El funcionamiento del limitador de archivos es perfecto, en cuanto llegamos al consumo de datos configurado nos avisará que hemos llegado hasta el valor configurado y nos permitirá ampliar el cupo de datos configurado para seguir navegando sin problemas.