Qué puedo hacer si mi operador no me da una IP española

Las direcciones IP públicas son un identificador único y lógico que nos asigna nuestro proveedor de Internet, es decir, nuestro operador o ISP. Esta dirección IP nos identifica en Internet y gracias al direccionamiento IP podemos establecer la comunicación entre diferentes equipos. Las direcciones IP públicas siempre están asociadas a un determinado operador, y también a una ubicación geográfica específica, pero hay veces que los operadores compran IP públicas a otros países, y diferentes servicios nos identifican como si estuviéramos en esos países y no en España. Hoy os vamos a explicar qué podemos hacer si nuestro operador no nos proporciona una IP española.

¿Qué problemas tendré con una IP extranjera?

Algunos operadores de Internet en España están comprando direcciones IP en países del este, por lo que los servicios de geolocalización de direcciones IP nos situarán en estos países hasta que se actualicen sus bases de datos. Otros operadores como Orange están cogiendo direccionamiento IP de su filial France Telecom, por lo que podrían situarnos en el país vecino Francia en lugar de en España. Tener una IP de otro países trae bastante problemas, los más destacables son los siguientes.

No podremos ver algunos canales de TV online

Algunas cadenas de televisión como Atresmedia o Mediaset tienen webs que nos permiten ver en directo y en diferido los principales programas y series de TV que emiten en la TV. Los canales de TV tienen muy en cuenta cuál es el origen de las conexiones, porque solamente tienen licencia para emitir en un país en concreto. Por este motivo, si nuestro operador nos proporciona una dirección IP de Francia o de Rumanía, vamos a tener problemas para entrar en las webs de estas cadenas de televisión o para reproducir el contenido, porque detectará que no estamos en España, por lo que no nos dejará acceder.

En el caso de que usemos servicios de TV vía online como DAZN, también nos encontraremos con problemas, porque nos saldrá un mensaje indicando que no están autorizados a emitir en nuestro país (el país extranjero asociado a la IP pública que nos haya proporcionado nuestro operador).

MasMovil IP rusa

Problemas con Disney+ y otros servicios de streaming

Si utilizas servicios en streaming como Netflix, Amazon Prime o Disney+ entre otros, también tendremos graves problemas. Normalmente Netflix y Amazon Prime no suelen poner demasiados problemas si nos conectamos desde otro país, aunque el catálogo se va a adaptar al país de origen desde donde detecte que nos estamos conectando. Sin embargo, Disney+ sí da bastantes problemas si nuestra IP no es española, y es que nos saldrá un mensaje en la TV indicándonos que el país donde estamos intentando visualizar el contenido no está permitido, y que contactemos con el operador de Internet.

Es muy posible que otros servicios de streaming de vídeo como HBO, también den problemas si detecta que tenemos una dirección IP que no es de España, por lo que deberemos ir servicio por servicio comprobando si tenemos o no problemas de acceso por tener una IP extranjera.

Podrían bloquearnos el acceso a webs o servicios

Muchas webs o servicios están orientados específicamente a España, por lo que solamente permiten direccionamiento IP de España para acceder a sus servicios. Una de las medidas de seguridad más habituales es la de permitir solamente el país donde se opera, y bloquear cualquier otro país como China, Rusia o EEUU, donde hay muchas botnets que podrían atacar el servidor donde alojan los diferentes servicios.

Por estos motivos, podría darse el caso de que no podamos acceder correctamente a varias webs o servicios, los cuales sí funcionan si estuviéramos en España, pero que en estos casos no podemos acceder por haber reconocido una dirección IP fuera de España.

Webs en otros idiomas y versión extranjera

Cuando servicios como Google, Amazon o PayPal detectan que estamos en otro país su correspondiente dirección IP, si no tenemos cookies en nuestro equipo que nos identifiquen frente a estos servicios, podrían llevarnos hacia las webs de esos países extranjeros. Por ejemplo, si Orange nos proporciona una IP que está identificada como France Telecom en Francia, si abrimos PayPal o Google nos aparecerá en idioma francés y también en la versión francesa de las webs, por lo que tendremos que cambiar a la versión española de forma específica.

En el caso de que ya hayamos accedido anteriormente y tengamos cookies en el navegador, esto no debería ocurrir, pero si tienes por costumbre borrar las cookies, es muy posible que en determinados casos sí te muestren la versión francesa de las webs, o el país que esté asociado a esa dirección IP pública que nos ha proporcionado nuestro operador.

Cómo solucionar este grave problema

Actualmente tenemos varias soluciones para arreglar este grave problema, algunas soluciones no dependen de nosotros sino del operador, pero en otras ocasiones podríamos realizar ciertas acciones nosotros para navegar con una IP española.

Quejarnos el operador de Internet

Lo primero que debemos hacer es llamar a nuestro proveedor de Internet o ISP, debemos explicarles nuestro problema y decirles que nos han proporcionado una dirección IP no española y que estamos teniendo este tipo de problemas con los servicios de streaming y webs. Cuando un operador compra un rango de direcciones en otros países, en el RIPE se actualizarán sus rangos adecuadamente, pero las bases de datos que unifican direcciones IP con los países asociados no se han actualizado todavía, por lo que pueden pasar semanas e incluso meses hasta que se actualicen correctamente y ya no tengamos problemas.

ocultar tu IP

Lo único que podrá hacer el operador en estos casos es forzarte a que cambies la dirección IP pública, ellos podrán proporcionarte otra dirección IP diferente, pero si justamente te proporciona la red otra IP del mismo rango afectado, seguirás teniendo problemas. Si te siguen proporcionando IP extranjeras, debes saber que ellos no pueden asignarte la IP que ellos quieran, a nivel de red la asignación es dinámica, y lo único que podrás hacer es: cambiar de operador o esperar hasta que las bases de datos se actualicen. En el caso de que estas opciones no sirvan, presta atención a lo siguiente.

Usar un Proxy o una VPN con IP española

Si tu operador te sigue proporcionando una IP que no es española y sigues teniendo problemas, lo que puedes hacer es utilizar un servidor Proxy o VPN para conectarte a Internet a través de estos servicios. Cuando usamos un proxy o una VPN, todo el tráfico de Internet pasará primero por el servidor en cuestión, ocultando nuestra IP pública real, por lo que salimos a Internet como si el origen real fueran estos servidores Proxy o VPN.

Debes tener en cuenta que los servidores Proxy solamente reenvían el tráfico del navegador web, y de cualquier aplicación que tenga las opciones para configurar el servidor de Proxy correctamente. Sin embargo, los servicios VPN se encargan de enviar todo el tráfico a través del servidor, sin necesidad de configurar de forma específica en las diferentes aplicaciones. Un aspecto muy importante, es que cualquier Smart TV con Android TV, va a poder instalar aplicaciones de clientes VPN para poder ver el resto de servicios a través de estos servidores, por lo que es ideal para no tener que configurar nada a nivel de router en casa.

Si quieres acceder a los servicios «bloqueados» con un ordenador, podrás usar una VPN en el ordenador, ya sea de las típicas NordVPN, Surfshark o PureVPN entre otras muchas, o montarte tú mismo un servidor VPN en casa de un familiar o amigo, para salir a Internet a través de esta conexión en lugar de tu propia conexión a Internet. Una vez que esté establecido el túnel VPN, vas a poder disfrutar de cualquier servicio como si estuvieras en España.

Este método de conectarnos vía Proxy o VPN debe ser algo temporal, porque es bastante engorroso tener que usar este tipo de «trucos» en lugar de tener una dirección IP pública ubicada específicamente en España. Lo mejor es contactar con el operador para que nos proporcione una IP española, o si vemos que se dilata en el tiempo, cambiar de operador a otro que no tenga estos problemas. Por último, debes tener en cuenta que las bases de datos que relacionan IP con ubicación física se actualizan cada cierto tiempo, por lo que es posible que hoy tengas problemas, pero justo mañana no, porque las bases de datos se han actualizado.

¡Sé el primero en comentar!