Soluciona fallos al hacer una llamada o videollamada por Wi-Fi

Soluciona fallos al hacer una llamada o videollamada por Wi-Fi

Alberto López

Es posible que tengamos algún error a la hora de hacer una llamada o una videollamada estando conectados a la Wi-Fi. La aplicación que estamos usando no conecta, la calidad de la llamada es baja, no se logra establecer una comunicación constante y sin cortes, hay mucho retraso entre las comunicaciones, el audio y el video no van sincronizados etc. Son los problemas más comunes con los que nos podemos encontrar si no tenemos en cuenta ciertos detalles. Vamos a enseñaros qué podemos hacer para solucionar todos estos problemas de la mejor manera posible.

Por la situación actual del mundo, estamos haciendo mucho más uso de las llamadas y videollamadas Wi-Fi del que normalmente hacemos, y sin duda, van a seguir siendo las protagonistas durante un periodo muy largo de tiempo. Ese protagonismo trae parte buena y parte mala. La parte buena, obviamente, es que nos permiten conectar con nuestras familias, amigos y demás allegados, y la mala, sin duda es la sobresaturación de las redes debido al aumento de uso de este tipo de servicios. Si estás pasando por los problemas que hemos descrito antes, quieres solucionarlo y ahorrarte dichos inconvenientes también en un futuro, sigue los consejos que hemos reunido con todas las soluciones a estos problemas que puedes ir poniendo en práctica. Esto no garantizará que puedas estableces la comunicación en el 100% de los casos, ya que hay problemas que no están en nuestra mano solucionar, pero sí es cierto que nos serán de gran ayuda.

Asegurarnos de que tenemos una buena conexión

Las llamadas (solo audio) no consumen tanto ancho de banda como las videollamadas, y es mucho más fácil que podamos establecer comunicación si usamos este método, si por el contrario, queremos hacer uso de la videollamada tenemos que tener en cuenta que consumiremos un gran ancho de banda, el cual aumentará junto con el número de participantes en dicha videollamada. Esto es la principal razón por la que nos llegan los errores, cuanta más gente haya más probable es que la imagen de los participantes pierda calidad, sufran congelaciones e incluso en algunos casos, ni siquiera se pueda mostrar la imagen. La red Wi-Fi se saturará debido a la gran cantidad de datos que circula por ella.

Antes de descartar cualquier otro problema, como primer paso tenemos que cerciorarnos de que nuestra conexión Wi-Fi está funcionando correctamente, por ello el primer movimiento es saber si nuestra conexión principal nos llega correctamente a nuestro router desde nuestro operador.

Comprobar velocidad de descarga y subida

Realizaremos unas pruebas muy sencillas que nos van a indicar si tenemos una conexión lo suficientemente buena como para cursar una llamada o videollamada por Wi-Fi sin problemas, realmente, las «mediciones» que haremos serán contrastables a la videollamada, ya que, al hacer uso de mucho más ancho de banda y más movimiento de datos (en definitiva, más recursos), si somos capaces de hacer una videollamada Wi-Fi podremos hacer una llamada Wi-Fi sin problemas.

En primer lugar nos aseguraremos de que estamos conectados a Wi-Fi, después, probaremos a cargar alguna página web a través de nuestros navegadores para ver que nos cargan con rapidez y que la página se muestra al completo sin problemas, ese será un buen indicativo. También podemos acceder a un servicio de video en streaming como YouTube o Netflix, seleccionaremos cualquier video con buena definición y el detalle en que deberemos fijarnos es la barra de color gris que va cargando por delante de la barra de reproducción (la de color rojo), si esa barra va subiendo de manera rápida y constante será el indicador perfecto de que tenemos los suficientes recursos para hacer una videollamada Wi-Fi sin problemas.

Esta claro que estos ejemplos son poco técnicos, más bien de andar por casa, y que podemos hacer rápido y sin muchas complicaciones. Si queremos adentrarnos un poco más en terreno técnico haremos un test de velocidad. Lo que debe arrojarnos este test para que podamos llevar a cabo la videollamada Wi-Fi serán unos valores de subida y bajada de al menos 15 megas (este es el valor mínimo, con esto podremos comunicarnos sin problemas, pero es posible que la videollamada no tenga la máxima calidad de video a la que pueda acceder) y también la latencia, si la latencia se encuentra por debajo de los 30ms se encontrará entre los valores aceptables, por supuesto, y hablando de latencia, cuanto menor sea este valor muchísimo mejor para toda comunicación.

Comprobar la cobertura WiFi

Si no obtenemos buenos resultados recurriremos a herramientas para el análisis de una red Wi-Fi. Por ejemplo aplicaciones como Wi-Fi Analyzer te comunicará el estado de tu red en el momento del escaneo, podrás ver si estás en un canal WiFi saturado y si es así, te recomendará un cambio a otro que lo esté menos (incluso te dirá a que canal cambiar).

No olvidemos tampoco la cobertura, cuanto más nos alejemos del router menos señal nos llegará de este, puede que donde intentamos realizar la llamada o videollamada Wi-Fi sea una zona poco propicia para ellos por estar demasiado lejos del router, si es así, nos acercaremos más al router o usaremos algún dispositivo para potenciar la red Wi-Fi como un repetidor, un sistema de Wi-Fi mallado o un punto de acceso.

Si todas estas pruebas, sobre todo la del test de velocidad y la saturación Wi-Fi, han obtenido un resultado positivo y con valores aceptables y seguimos sin poder realizar una llamada o videollamada probaremos momentáneamente a cursarlas por datos móviles, solo a modo de prueba ya que recordemos que nuestro objetivo es realizarlas a través de Wi-Fi. Igualmente y a todas luces si las pruebas han salido bien aunque cambiemos a datos móviles encontraremos el mismo problema. No obstante seguiremos la senda de la conexión Wi-Fi y los problemas que puede darnos.

Reiniciar el router

Si seguimos con problemas vamos a probar ahora con los trucos de siempre, vamos a comprobar si puede ser culpa del router. Podemos reiniciarlo y volver a probar, pero sobre todo debemos revisar la configuración de este. Es posible que si tenemos un router muy simple como el que nos ofrecen los operadores, tengamos problemas de los que pueden solucionarse con un reinicio, normalmente a estos equipos les viene muy bien un reinicio de vez en cuando, de hecho una medida bastante buena puede ser que todos los integrantes de la videollamada reinicien su router antes de cursar la misma. Es una buena manera de refrescar toda la conexión y que los dispositivos entren a la llamada o videollamada lo más «frescos» que se pueda.

Siempre nos gusta recordar que es muy importante el estándar de Wi-Fi que tenga nuestro router, ya que si tenemos un router que pueda gestionar de la mejor manera posible todas las bandas Wi-Fi (es decir, Wi-Fi 6 o Wi-Fi 6E) nos estaremos asegurando el hecho de que la llamada o videollamada Wi-Fi podrá cursarse sin problemas.

Si llegados a este punto, las páginas cargan bien, los videos en YouTube también, el resultado del test de velocidad nos da valores de sobra, no estamos lejos del router, tenemos un router eficiente y bien configurado, pero las llamadas o videollamadas siguen sin poder realizarse.

¿Qué está pasando entonces?

Llegados a este punto, lo más probable es que el problema sea de la propia aplicación que estemos usando. Tenemos que tener en cuenta que, la mayoría de estas aplicaciones, por no decir su totalidad, son gratuitas, por lo que tienen una gran afluencia entre el público, es posible que al hacer un uso masivo por parte de los usuarios sobre una misma aplicación, esta se sature y el servicio sufra los problemas que venimos comentando. Sumado a ello está el aumento del uso por la situación actual, en las que este tipo de comunicaciones se ha vuelto esencial y no solo a nivel usuario como podemos pensar, pequeñas y medianas empresas se apoyan también ahora en ese tipo de servicios para hacer más sostenible su actividad laboral y que esta sufra lo menos posible, lo que sin querer ayuda a agravar el problema de la sobresaturación.

Por todo esto, y porque creemos que es bueno tener aplicaciones de respaldo, vamos a daros unas cuantas aplicaciones alternativas para realizar videollamadas Wi-Fi (aunque evidentemente también pueden hacerlo por datos móviles si es necesario) a las que poder recurrir si tu aplicación favorita falla, o no está disponible en el momento en que la necesites. Os daremos una breve explicación de como llevar a cabo la llamada o videollamada con cada una de ellas para que podáis usarlas sin problemas lo antes posible.

La mayoría de las aplicaciones que os mostraremos fueron diseñadas para realizar videollamadas, pero pueden realizar llamadas normales sin problemas puesto que a la hora de realizar la comunicación todas nos preguntarán si queremos hacer comunicación con video o sin él, al igual que poder seleccionar otras opciones como la comunicación por manos libres o la multillamada.

Plataformas de comunicación

  • Zoom. Ha sido una de las más utilizadas desde sus propios inicios, al ser una de las primeras opciones y más habituales, eso es su ventaja y su problema, al ser de las más usadas también es de las que antes se saturan por el uso excesivo. Zoom es capaz de gestionar reuniones de hasta 100 personas en la versión de cuenta gratuita. Tiene versión para dispositivos Android y también para dispositivos iOS. De uso muy sencillo, nos registraremos y podremos comenzar a usarla en minutos, solo nos pide un correo electrónico y que validemos el mismo. Las llamadas podrán hacerse a tiempo real de usuario Zoom a usuario Zoom o también a modo reunión poniendo una fecha y una hora. Para unirse a la llamada es tan fácil como ingresar el número de la reunión en el apartado de «unirse» y la contraseña si el creador de la sala la ha introducido. También pueden invitarnos a través de mail y por un enlace URL.
  • Google Meet. Como su propio nombre indica es propiedad de Google, conviene tenerla a mano  ya que es muy estable y no suele dar problemas, no tiene tanta afluencia como Zoom, otro motivo más por lo que alabar su estabilidad. Es válida para reuniones de hasta 100 personas. Tiene versión para Android y para iOS. Los pasos para su uso son iguales a los de Zoom, registro y validación de correo, reuniones por llamada y por citación. Destacamos que la programación de reuniones aparecerá en Google Calendar y por ende, en el calendario de Gmail por lo que tendremos acceso también a las alertas automáticas.
  • Jitsi Meet. Es una plataforma de videollamada alternativa cuyo atractivo reside en que no posee límite de participantes para las llamadas o videollamadas, será el servidor que aloje el que establezca el límite el cual normalmente será alto ya que no suele ser la primera opción a la hora de elegir un servicio de este tipo por lo que los servidores suelen estar bastante libres. Es una de las mejores alternativas a tener en cuenta si las demás plataformas fallan. Puedes descargarla para Android y iOS. Este servicio a parte de las ventajas de los anteriores mencionados tiene la opción de crear salas que siempre están abiertas (se pueden asignar contraseñas por supuesto) en las que se puede entrar y salir cuando se quiera y establecer una comunicación con los que se encuentren en ella admitiendo tanto el uso del video como solo del audio.
  • Google Duo. Aplicación que viene de serie en la mayoría de dispositivos de Google, es la bandera de este tipo de servicios para dispositivos Android por este hecho, crea comunicación estables y fiables para un máximo de 32 participantes. Si tu dispositivo no la trae instalada de serie puedes descargarla sin problemas desde Google Play Store y aunque sea de Google, también tiene su versión para iOS. De interfaz super sencilla e intuitiva, Google Duo puede seleccionar el destinatario de la llamada o videollamada desde la propia agenda del dispositivo y realizar la comunicación sin más complicaciones.
  • Houseparty.  Esta plataforma no está pensada para reuniones tan multitudinarias como las anteriores, pero precisamente por eso gana mucho en el terreno de la estabilidad y fiabilidad, con un límite de ocho participantes sus comunicaciones no suelen caer en error. Houseparty no solo está pensada para comunicarse por llamada o videollamada, incluye algunos juegos a los que podremos jugar mientras la comunicación se está llevando a cabo, está pensada mucho más para el uso de esparcimiento que de la propia comunicación, es una alternativa interesante para hablar con amigos y familiares. Tiene versión disponible para Android y también para iOS. Solo necesitaremos un correo para registrarnos el cual tendremos que validar. Pasaremos el enlace de la reunión creada a quien queramos para que se una y se establecerá la comunicación de inmediato. Interfaz sencilla con botones para activar o desactivar audio y video, así como llamar y colgar.

Aplicaciones con opción a llamada y videollamada

Aparte de las plataformas puramente dedicadas a las videollamadas, también las aplicaciones de mensajería más populares ofrecen ese servicio. Encontraremos aplicaciones que nos permiten integrar desde ocho participantes hasta 50 según la aplicación. Os damos un pequeño listado de las más usadas para que podáis tenerlas en cuenta a la hora de realizar una llamada o una videollamada por Wi-Fi.

  • WhatsApp Messenger, la aplicación de mensajería instantánea por excelencia, propiedad de Facebook la cual podrás descargar desde Google Play Store, es una aplicación de comunicación gratuita que solo requiere tener el teléfono de la persona con la cual queremos mantener el contacto. Podremos intercambiar mensajes, archivos, llamadas y videollamadas.
  • Messenger, propiedad de Facebook, aplicación en desuso por la adquisición de Whatsapp Messenger, podrás descargarla desde Google Play Store, es una aplicación de comunicación gratuita que solo requiere tener el teléfono de la persona con la cual queremos mantener el contacto. Podremos intercambiar mensajes, archivos, llamadas y videollamadas.
  • Skype, propiedad de Skype, el gigante de las aplicaciones de videocomunicación, la podrás descargar desde Google Play Store, es una aplicación de comunicación gratuita que solo requiere tener el correo electrónico de la persona con la cual queremos mantener el contacto. Podremos intercambiar mensajes, archivos, llamadas y videollamadas.
  • LINE, propiedad de LINE Corporation, podrás descargarla desde Google Play Store, es una aplicación de comunicación gratuita que solo requiere tener el correo electrónico o teléfono de la persona con la cual queremos mantener el contacto. Podremos intercambiar mensajes, archivos, llamadas y videollamadas.
  • Signal, propiedad de Signal Foundation la encontraremos en Google Play Store, es una aplicación de comunicación gratuita que solo requiere tener el correo electrónico de la persona con la cual queremos mantener el contacto. Podremos intercambiar mensajes, archivos, llamadas y videollamadas.

Con todo lo que os hemos explicado, existe una pequeña posibilidad inevitable que no nos permita conectar correctamente, si es así, estaremos ante un problema que escapa a nuestro control, puede que un pico de tráfico sobre este tipo de servicios, pero si todo está correcto con las infraestructuras de las que podemos disfrutar hoy es prácticamente imposible que no establezcamos comunicación. Si seguimos los pasos que os hemos dado, podremos resolver los problemas más comunes en este tipo de comunicaciones para que podamos realizarlas sin problemas.