EternalBlue no deja de infectar equipos, pese a que puedes evitarlo fácilmente

Dentro de todas las amenazas de seguridad que podemos encontrarnos en la red, EternalBlue es una de las que ha estado más presente en los últimos tiempos. No es algo nuevo, ya que apareció por primera vez en 2017. Sin embargo aún hoy, lejos de pasar al olvido, está muy presente. Pero no solo eso, sino que sigue siendo una amenaza real para muchos usuarios que acaban infectados. De hecho los investigadores de seguridad calculan en miles los nuevos casos de infecciones cada día. Ahora bien, los usuarios pueden tomar medidas sencillas para protegerse. Vamos a explicar cómo protegernos de EternalBlue.

EternalBlue sigue siendo un problema

EternalBlue comenzó a ser un problema a inicios del año 2017. Es un exploit que afecta a una vulnerabilidad a la hora de implementar el protocolo SMB de Microsoft. Esto significa que un equipo que no ha sido parcheado es vulnerable a este problema y, en definitiva, ser una amenaza para los usuarios.

A partir de esta vulnerabilidad, a partir de EternalBlue, surgieron numerosas amenazas. Podemos mencionar algunos ransomware como WannaCry y también botnets. Una de las últimas es la botnet Smominru. En el último mes ha infectado a más de 90.000 equipos con Windows aprovechando el exploit de EternalBlue.

Básicamente lo que hacen para lograr explotar esta vulnerabilidad y desplegar amenazas como la que mencionamos de la botnet Smominru es basarse en sistemas que no han sido actualizados. Aún hoy en día hay muchos equipos en todo el mundo que no han corregido esta vulnerabilidad y por tanto son vulnerables a sufrir ataques.

Por suerte evitar ser víctima de EternalBlue y, en definitiva, de todas las amenazas derivadas de esta vulnerabilidad, es sencillo. Vamos a explicar qué tenemos que hacer para ello y dar algunos consejos interesantes.

Cómo protegernos de la vulnerabilidad de EternalBlue

Como hemos mencionado resulta sencillo protegerse de EternalBlue y sus derivados. Vamos a dar una serie de consejos importantes y que podemos poner en práctica de inmediato. Además, la mayoría de ellos no solo va a protegernos de esta amenaza, sino que también va a hacer que nuestro equipo esté más protegido y no corramos riesgos innecesarios.

Son muchas las variedades de malware y amenazas de seguridad que hay por la red. Muchos tipos de ataques que pueden afectar a nuestra seguridad y privacidad. Sin embargo por suerte también podemos poner en práctica diferentes técnicas para protegernos.

Actualizar el equipo, lo más importante

Sin duda lo más importante para protegernos de EternalBlue es actualizar nuestro equipo Windows. Como hemos mencionado se basa en una vulnerabilidad que fue corregida hace tiempo por Microsoft. El problema es que muchos usuarios aún mantienen su equipo obsoleto y esto significa que siguen siendo vulnerables.

Por tanto lo principal que tenemos que hacer es actualizar Windows si no lo hemos hecho. Hay que asegurarse siempre de tener los últimos parches de seguridad instalados. Para ello podemos entrar en Configuración, vamos a Actualización y seguridad y allí comprobar si nuestro equipo está actualizado. Si es así nos lo indicará. De lo contrario podremos darle a descargar las últimas actualizaciones.

Actualizar Windows para evitar EternalBlue

Podemos decir que solo con actualizar Windows a la última versión y con los parches correspondientes tendremos mucho ganado. Es un proceso sencillo y estaremos protegidos ante EternalBlue y amenazas que puedan surgir.

Herramientas de seguridad actualizadas

Otra medida importante que podemos tomar es la de contar con herramientas de seguridad. Podemos utilizar muchos tipos de antivirus y software que nos ayude a proteger nuestro sistema. Los hay tanto gratuitos como de pago.

Hay que tener en cuenta que de nada sirve tener un antivirus desactualizado, ya que básicamente sería como no tener nada. Lo ideal es mantenerlo siempre correctamente actualizado y con todas las mejoras que podamos incluir.

Solo así, solo teniendo software de seguridad actualizados, podremos hacer frente a las nuevas vulnerabilidades que puedan surgir.

Habilitar las actualizaciones automáticas en el sistema y navegador

El navegador es una herramienta fundamental para navegar por la red. Esto hace que también sea objetivo de los piratas informáticos para desplegar sus amenazas. Una buena idea es siempre mantener protegido el navegador ante cualquier tipo de ataque o problema de seguridad.

Nuestro consejo es habilitar las actualizaciones automáticas tanto en el sistema como en el navegador. Es algo que podemos configurar y nos ayuda a mantener siempre las últimas versiones instaladas en cuanto saltan.

Gracias a habilitar las actualizaciones automáticas no tendremos que perder tiempo en realizar comprobaciones o depender de que nos acordemos de hacerlo. Así siempre tendremos el sistema seguro.

Cuidado con el correo electrónico

Está demostrado que una de las fuentes de entrada de malware más importantes es el correo electrónico. Es a través del e-mail por donde nos pueden llegar archivos maliciosos que pongan en riesgo nuestro equipo.

Normalmente se requiere la interacción del usuario a la hora de recibir un correo peligroso. Puede que tengamos que descargar un archivo, instalar software o acceder a un link externo. Hay que tener mucho cuidado con lo que recibimos.

Copias de seguridad frecuentes

Aunque no es una medida que por sí sola nos ayude a evitar ataques a través de EternalBlue, sin duda es algo muy interesante que podemos llevar a cabo.

Como hemos visto, entre las amenazas que pueden llegar mediante este exploit son ransomware como WannaCry. El objetivo de este tipo de malware es cifrar los archivos del equipo de la víctima. Si creamos copias de seguridad podremos salvar esos archivos en caso de sufrir este tipo de ataques.