Ataque de puerta trasera: qué es, cómo afecta y cómo evitarlo

Ataque de puerta trasera: qué es, cómo afecta y cómo evitarlo

Javier Jiménez

Son muchos los ataques que podemos sufrir a la hora de navegar por la red. Los piratas informáticos utilizan múltiples estrategias con el objetivo de lograr sus objetivos, recopilar información de las víctimas y, en definitiva, comprometer la privacidad. En este artículo vamos a explicar qué son los ataques de puerta trasera y qué podemos hacer para evitar ser víctimas y que nos afecten.

Qué son los ataques de puerta trasera

Dentro de todas las amenazas que podemos encontrar en la red, de todos los métodos que utilizan los piratas informáticos para atacarnos, podemos mencionar los ataques de puerta trasera. Es algo que puede comprometer de forma muy seria nuestros sistemas, como vamos a ver.

Podemos decir que una puerta trasera es un método a través del cual los ciberdelincuentes se saltan las medidas de seguridad. Es, como su nombre indica, una forma de entrar en nuestro equipo y además sin ser detectado. No necesitan autenticarse ni utilizar ningún método de cifrado para ello.

Esto hace que puedan entrar en el sistema sin tener que utilizar contraseñas y sin tener que mostrar ningún tipo de información. Incluso puede haber una puerta trasera que se utilice para fines legítimos pero que sea aprovechada por un atacante.

El problema es que en la mayoría de casos la víctima no sabe que existe esa puerta trasera. Desconoce que su equipo puede estar en peligro y que cualquier intruso podría acceder sin mayores problemas. Esto podría dejar expuestos todos los datos e información.

Ataques de seguridad

Cómo utilizan las puertas traseras los piratas informáticos

Los usos que le dan los ciberdelincuentes a estas puertas traseras puede variar. Por un lado podrían utilizarlas para acceder a la información, recopilar datos y, en definitiva, espiar a los usuarios. Esto es seguramente lo más común en este tipo de problemas.

Pero también podrían utilizarlas para ir más allá y dañar los equipos o incluso redes. Podría colar malware diseñado para actos delictivos. Aquí podemos incluir, por ejemplo, los mineros ocultos de criptomonedas que pueden llevar al extremo nuestros sistemas. Esto podría dañar gravemente el hardware del equipo.

Hay que tener en cuenta que estas puertas traseras pueden estar disponibles por causas también diversas. Por un lado están las creadas por los propios desarrolladores. También están aquellas creadas por piratas informáticos a través de malware y ataques informáticos. Una tercera opción son las puertas presentes pero que no han sido descubiertas anteriormente.

En el caso de las puertas traseras creadas por ciberdelincuentes, lo que hacen es generar un túnel desde su sistema hasta el de la víctima. Esto lo hacen cuando no encuentran una puerta trasera ya presente en el equipo y que puedan aprovechar.

Pero muchas de ellas, como vemos, pueden aparecer a través de vulnerabilidades. Los piratas informáticos rastrean en busca de este tipo de opciones para acceder a los equipos. Por ello es fundamental tener siempre nuestros sistemas correctamente protegidos.

Cómo evitar ser víctimas de este problema

Algo fundamental es siempre mantener actualizados nuestros equipos y las herramientas que utilicemos. Con esto nos referimos al sistema operativo y cualquier programa que tengamos instalado. Siempre debemos disponer de todos los parches correctamente instalados.

Pero también es vital el sentido común. Aquí es esencial no cometer errores que nos comprometan. Por ejemplo hay que tener cuidado con los programas que instalamos y de dónde los descarguemos. Hay que hacerlo siempre desde fuentes oficiales y seguras.

Igualmente cuando recibamos un correo electrónico, cuando naveguemos por la red, debemos asegurarnos de no cometer errores que provoquen problemas de seguridad.

Por otra parte, y esto debemos aplicarlo sin importar el tipo de sistema operativo o dispositivo que estemos utilizando, otra cuestión clave es contar con herramientas de seguridad. Un buen antivirus puede prevenir la entrada de amenazas y problemas que puedan dañar nuestros equipos. Tenemos muchas opciones a nuestra disposición, tanto gratuitas como de pago. Siempre debemos instalar este tipo de software en nuestros sistemas.