Muon Snowflake, conoce este cliente SSH y SFTP para Windows y Linux

Muon Snowflake, conoce este cliente SSH y SFTP para Windows y Linux

Sergio De Luz

Muon, anteriormente conocido como Snowflake, es un cliente SSH y SFTP realmente potente y muy completo, compatible con sistemas operativos Windows, familia Debian, con otros sistemas operativos basados en Linux e incluso con MacOS. La principal característica de este programa, es que tiene una interfaz gráfica de usuario realmente completa, muy intuitiva y nos va a permitir disponer de una gran cantidad de opciones de configuración y personalización. Hoy en RedesZone os vamos a enseñar todos los secretos de este gran cliente SSH y SFTP completamente gratuito.

Principales características

Este programa Muon anteriormente se llamaba Snowflake, el cambio de nombre se debe a que hay un producto muy popular que utiliza el mismo nombre, y los usuarios podrían llegar a confundirse a la hora de buscarlo por Internet. Muon es un cliente SSH con interfaz gráfica de usuario, podremos hacer uso del protocolo SFTP basado en SSH para transferir archivos desde un equipo local al remoto y viceversa, gracias al navegador de archivos incorporado, podremos administrar de forma fácil y rápida todos los archivos tanto locales como remotos.

Otras características importantes son que incorpora un emulador de terminal SSH, por lo que podremos ejecutar diferentes comandos bajo demanda, además, también incorpora un administrador de recursos y procesos remotos, un analizador de espacio en disco del servidor remoto, un editor de texto, visor de registros remotos y otras muchas herramientas de gran utilidad para administradores de sistemas y redes, lo que nos facilitará enormemente nuestro trabajo con los servidores remotos.

Muon es capaz de proporcionar una funcionalidad similar a los paneles de controles vía web, pero este programa lo hace localmente, sin necesidad de instalar nada más. Este programa es multiplataforma, funciona tanto en sistemas operativos Windows y Linux, como también en otros equipos basados en Linux e incluso Unix. Os recomendamos acceder al proyecto oficial de Muon en GitHub, donde encontraréis los enlaces de descarga directa dependiendo del sistema operativo que estés utilizando. En el caso de los sistemas operativos basados en Windows, deberemos descargar el archivo MSI, en el caso de que uses un sistema operativo basado en Debian como Ubuntu o Linux Mint, deberás descargar el archivo DEB, y si usas Linux u otro, los archivos que os indicará el desarrollador.

Instalación y puesta en marcha

Si utilizas el sistema operativo Windows, tan solo deberás ejecutar el archivo MSI, proporcionarle permisos de administrador, y automáticamente se instalará en nuestro PC sin que tengamos que hacer absolutamente nada más, todo el proceso es completamente transparente de cara al usuario. Una vez que se haya instalado, se ejecutará automáticamente y podremos empezar a establecer una nueva conexión SSH.

Un detalle que nos ha llamado la atención, es que, si queremos buscar el programa en nuestro sistema operativo, tendremos que buscar «Snowflake», parece ser que en la última versión aún no se ha cambiado el nombre a «Muon», por tanto, lo encontraremos con este nombre.

Conexión a un servidor SSH o SFTP

Este programa tiene una interfaz gráfica de usuario muy sencilla. En la parte superior izquierda tendremos el botón de «New Connection», nos mostrará un nuevo panel con todos los datos necesarios para lanzar la conexión SSH al servidor. También podremos ver en la parte superior derecha algunos botones de acción que luego os explicaremos en detalle. En este menú que está mayoritariamente en blanco, lo único que tendremos que hacer es pinchar en el botón verde para iniciar una nueva conexión.

En la sección de «New connection» podremos ver los diferentes «Sitios» que tenemos dados de alta. Podremos ver y configurar el nombre del sitio, poner la dirección IP o dominio, el puerto, el nombre de usuario y la contraseña, la carpeta local, cargar la clave privada de SSH para autenticarnos en el servidor, y también las configuraciones necesarias de proxy si salimos a Internet a través de un servidor proxy.

En la parte inferior podremos ver los botones de «Nuevo sitio», «Nueva carpeta de sitios», duplicar una configuración, eliminar el sitio, exportarlo e importarlo de otros programas.

En la parte superior derecha podremos ver los botones de desconectar la sesión, esto está presente en todo momento cuando establecemos una sesión nueva por SSH. También podremos ver las opciones principales del programa y que afectarán a las sesiones que nosotros abramos en el programa contra un servidor SSH. Algunas de las opciones que tenemos en esta sección con las siguientes:

  • Confirmar antes de borrar archivos
  • Confirmar antes de mover o copiar archivos
  • Mostrar ficheros ocultos por defecto
  • Ejecutar como sudo si hay problemas de permisos
  • Mostrar la carpeta actual en la parte superior de la barra.
  • Confirmar antes de cerrar la sesión.
  • Usar un tema oscuro
  • Usar el copiar y pegar de PuTTY
  • Mostrar mensajes del terminal

Otras opciones disponibles son: número de conexiones en segundo plano simultáneas para la transferencia de ficheros, cambiar el tipo y color del terminal por comandos, y el panel por defecto que tenemos disponible (archivos). Si pinchamos en el botón de «Info» podremos ver el logo del programa, y tendremos diferentes botones para ir a la web en GitHub, a la ayuda y también comprobar si hay una nueva actualización del software.

En la sección de «New Connection» podremos darle el nombre que nosotros queramos al perfil, y rellenar todas las opciones de configuración disponibles.

Si la autenticación al servidor SSH es a través de clave SSH, tendremos que cargarla en el perfil del Sitio, de lo contrario, no podremos conectarnos correctamente. Una vez que pinchemos en «Connect», nos indicará la huella digital RSA del servidor SSH, tendremos que confirmar o denegar la conexión. Si esta huella digital es la misma de siempre del servidor SSH, significa que todo está correcto y podremos conectarnos, si la huella digital es diferente, es posible que estemos ante un ataque Man in the Middle.

En un primer momento, todas las huellas digitales son «no confiables», pero en cuanto confiemos en esta, en la siguiente conexión la detectará y no nos saldrá ningún aviso, como suele ser habitual en todos los programas de SSH.

En cuanto nos conectamos al servidor SSH, podremos ver un total de cuatro pestañas:

  • Files: nos aparecerán los ficheros, hará uso del protocolo SFTP para intercambiar los archivos entre local y remoto.
  • Text Editor: podremos editar cualquier archivo de texto directamente desde este programa, sin ejecutar programas como vim o nano a través de consola.
  • Log viewer: esto nos permitirá ver cualquier archivo de texto, incluyendo los logs en texto plano del sistema operativo. Deberemos elegir qué log queremos leer y nos lo abrirá.
  • Search: podremos realizar búsquedas dentro del servidor SSH, completamos los requisitos de búsqueda y procedemos a pinchar en «Search».

En la sección de «File browser» podremos ver el servidor remoto en la parte de la izquierda, y el equipo local en la parte de la derecha. Tal y como podéis ver, con tan solo arrastrar o hacer doble click será suficiente para transferir archivos entre los diferentes equipos. Si pinchamos en cualquier archivo del servidor remoto con el click derecho, nos saldrá un menú contextual con diferentes opciones de configuración:

  • Abrir
  • Abrir con
  • Ejecutar en terminal
  • Ejecutar en terminal con segundo plano
  • Cortar
  • Copiar
  • Copiar la ruta hacia el archivo (para posteriormente usarla)
  • Descargar el archivo seleccionado
  • Renombrar
  • Eliminar
  • Crear archivo nuevo
  • Subir archivos aquí
  • Crear link
  • Propiedades

Si pinchamos en «Open with» y después elegimos «Text editor» nos llevará directamente al editor de texto, y si seleccionamos «Log viewer» podremos verlo como si fuera un log.

En la parte lateral izquierda tendremos diferentes menús con más posibilidades, si pinchamos en «Terminal» nos mostrará la terminal de comandos SSH como si fuera PuTTY, podremos ejecutar cualquier comando y realizar cualquier acción, es una consola de SSH como la que tenemos en PuTTY u otros programas similares.

Algo que nos ha llamado especialmente la atención, es que, si nos conectamos a servidores Linux como Debian y otras distribuciones, podremos ver en tiempo real y con gráficas el consumo de CPU, de memoria RAM y también de SWAP, de esta forma, no tendremos que ejecutar nosotros diferentes comandos para ver todo esto, Muon o Snowflake nos lo mostrará directamente.

Lo mismo ocurre para todos los procesos que están actualmente corriendo en el sistema operativo, como si ejecutásemos un comando «ps aux» para ver todos los procesos en tiempo real. Otras posibilidades del programa son las de mostrarnos todos los discos duros del servidor, el tamaño total, el tamaño que está usado y disponible, así como el porcentaje de disco usado y también el punto de montaje. También tenemos la sección de «Active Transfers» donde nos aparecerán todas las transferencias activas, aquí podremos ver cómo van y su velocidad.

En la parte de «Linux Tools» podremos ver la información del sistema operativo, los servicios con systemd que se están ejecutando, y también los procesos y puertos que tenemos actualmente en el sistema operativo. En la sección de SSH Keys es donde podremos generar nuevas claves SSH e incluso importarlas, para posteriormente utilizarlas en este mismo equipo. Imaginemos que nos conectamos con autenticación con usuario/clave y queremos generar unas claves SSH, desde aquí podremos generarlas para posteriormente usarlas en la conexión cifrada.

Por último, este programa también integra diferentes herramientas muy útiles para cualquier administrador de sistemas y redes, como el «ping», un escáner de puertos integrado, un «traceroute» y también la herramienta de DNS lookup.

Tal y como habéis visto, la herramienta Muon o Snowflake es muy completa y nos será realmente útil para administrar nuestro servidor vía SSH, y para transferir archivos vía SFTP con la mejor seguridad posible. Las posibilidades añadidas de poder editar archivos, ver los logs, e incluso la completa consola que tenemos y también la gestión de las claves SSH de forma realmente intuitiva, hacen que esta herramienta sea muy recomendable para su utilización en los diferentes sistemas operativos compatibles.

Por último, las herramientas integradas para ver el estado de CPU, RAM, Swap, uso de disco, procesos etc. también nos permitirán tener todo bajo control de forma rápida y fácil, sin necesidad de ejecutar nosotros mismos diferentes comandos por consola, algo ideal para tenerlo todo bajo control.