Robar fotos en Facebook es muy fácil

Robar fotos en Facebook es muy fácil

Adrián Crespo

Definitivamente la red social de Mark Zuckerberg no levantan cabeza.

Si esta semana sufrían un ataque de spam masivo lo que se saldaba con unos tablones llenos de enlaces hacía páginas con sexo explícito y maltrato animal, hoy sale a la luz la tremenda facilidad con la que terceras personas se pueden apoderar de las fotos de un usuario que posee en los álbumes de la red social.

Se trata de un problema mucho más serio de los que puede parecer porque no se trata de un problema de configuración de la privacidad del usuario, es más, el usuario en este caso no puedo hacer nada de nada. Se trata de un problema de Facebook y de su método de hosting de las imágenes, que se trata de un servicio externo a lo de de la red social lo que proporciona el alojamiento.

Por lo que el alojamiento se produce en servidores públicos que se encuentran dedicados para ello, por lo que no se trata de un fallo de seguridad, se trata de un fallo de Facebook.

La versión digital de el diario El Mundo, también se ha hecho eco de esto, además afirma que a pesar de ser fotos privadas y que pertenecen a un perfil privado, si se arrastra la imagen a la parte superior del navegador para abrirlo en una nueva pestaña, automáticamente se facilita la dirección URL de la foto, por lo que resultaría muy fácil que terceras personas pudiesen acceder a las fotos privadas.

Una imagen vale más que mil palabras por lo que os ponemos la prueba de lo que estamos comentando que sucede con las imágenes.

Privacidad fantasma en Facebook

Y es que aunque un usuario tenga bien configurada la privacidad de la red social, esa red social no funciona con las fotos. El motivo es que las fotos se encuentran alojadas en un servidor externo a los servidores de Facebook donde se guardan los datos de los usuarios.

Puede parecer surrealista, pero esa foto se encuentra disponible para todo el mundo, no sólo para las personas registradas en la red social, sino también para persona que son externas.

La privacidad de Facebook sólo vale para controlar cual es la privacidad de las imágenes en el servidor de fotos desde la red social, pero no controla a las personas que ajenas a la red social, pueden acceder a ellas.

Muy cuestionada queda la privacidad después de todo esto

La privacidad es una de las cosas más importantes en internet y cada vez más usuarios empiezan a preocuparse por ello. Sin embargo esto se trata de un gran problema, el descubrir que cualquiera puede conseguir las fotos con muchísima facilidad nos hace ver que la privacidad a día de hoy en determinadas redes sociales es ínfima por no decir nula. Lo que también hace indicar que prefieren la cantidad de usuarios antes de la calidad del servicio ofrecido.

Podéis leer un completo artículo sobre Seguridad y Privacidad en las Redes Sociales