El Internet de las Cosas crece exponencialmente. 20.000 millones de dispositivos para 2020

Escrito por Rubén Velasco

Hasta hace poco tiempo los únicos que se conectaban a Internet eran los ordenadores de los usuarios. Con el paso del tiempo se han ido mejorando las conexiones, facilitando el acceso a estas y se han ido descubriendo nuevas formas de aprovechar la conectividad. Hoy en día prácticamente cualquier dispositivo o electrodoméstico que podamos imaginar puede conectarse a Internet para acceder a una serie de servicios, y esto no ha hecho más que esperar.

Hoy en día podemos encontrar una conexión a Internet en prácticamente cualquier equipo o dispositivo. Desde coches hasta simples televisores y termostatos tienen acceso a la red con el fin de mejorar la experiencia de uso de los usuarios y dotar a estos equipos de funcionalidades que, hasta ahora, habían sido inimaginables. Que todo esté conectado a Internet ha abierto la puerta a un nuevo concepto denominado como “Internet de las Cosas“. El uso de dispositivos conectados a Internet crece más de un 6% cada año, por lo que cada vez son más los dispositivos que se conectan a Internet para poder aprovechar el potencial de la nube y poder conectarse e interactuar con otros dispositivos.

Dentro del concepto del Internet de las Cosas caben destacar los dispositivos para consumidores, o usuarios, y los dispositivos para empresas. Cada uno tiene sus propias características y finalidades, y cada uno ayudará a los usuarios en ciertas tareas cotidianas o profesionales.

Según afirman los expertos, las empresas van a ser quienes mayor inversión van a realizar en dispositivos para el Internet de las Cosas, especialmente teniendo en cuenta que la tendencia apunta hacia la contratación de empresas externas para diseñar, instalar y operar con todo tipo de sistemas de IoT, sin embargo, van a ser los usuarios finales, los consumidores, quienes más dispositivos compren y utilicen en el día a día.

Con el paso de los años, el número total de dispositivos conectados a la red crecerá exponencialmente, llegando a alcanzar los más de 20.000 millones de dispositivos conectados a Internet en 2020, sin contar los ordenadores y servidores convencionales.

Internet de las cosas - mapa mundial

La facilidad de uso y la seguridad del Internet de las Cosas deben estar por encima de todo

La seguridad debe ir de la mano con la facilidad de uso. Por ello, el NSTIC va a llevar a cabo un programa piloto con el que pretende estudiar los diferentes puntos de vista de los usuarios y poder simplificar todas las dificultades en el uso del IoT así como reforzar la seguridad de las conexiones para garantizar que cada dispositivo o medio solo sea utilizado por el usuario autorizado y no por otros.

Para ello, se pretenden mejorar principalmente dos elementos de seguridad para el Internet de las cosas:

Mejoras en la autenticación de los dispositivos IoT en la Smart Home

Debido a la falta de experiencia con el Internet de las cosas y a que no todos los usuarios son expertos en tecnología ni seguridad, la mayor parte de los equipos del Internet de las Cosas han sido diseñados y configurados para un uso sencillo, para que cualquiera pueda autenticarse en ellos y poder utilizarlos.

Sin embargo, este sistema de seguridad generalmente es muy inseguro, por ejemplo, al utilizar contraseñas inseguras, lo que puede dar lugar a problemas de seguridad y a permitir que piratas informáticos o usuarios no autorizados tomen el control de ellos. Por ello, se pretende mejorar todos los sistemas de autenticación y sustituirlos por unos sistemas más robustos, así como aplicar una capa de cifrado transparente a todas las conexiones que garanticen la privacidad de las mismas.

Mejoras en la autenticación de los dispositivos IoT en los medios de transporte

Por otro lado, cada vez con más los medios de transporte que permiten autentificarnos y pagar desde dispositivos electrónicos inteligentes como smartphones o relojes. Por lo general, tener que autenticarse con contraseñas seguras y complejas para pagar es una tarea muy molesta para muchos, y por ello la gente suele ser reacia a utilizar este tipo de tecnología. Para promover el uso de este tipo de pagos y facilitar su uso, el NSTIC pretende desarrollar un sistema de autenticación seguro, rápido y sin contraseñas.

Se pretende que al final de esta prueba, cualquier usuario sea capaz de crear cuentas de usuarios y autenticarse en su casa sin necesidad de implementar contraseñas complejas. También se pretende que la compra y el uso de bonos para el transporte público sea mucho más rápida y sencilla, permitiendo que cada vez más usuarios puedan hacer uso de este nuevo punto de vista de la tecnología.

Esto es solo el principio.

¿Qué opinas sobre el Internet de las Cosas y su seguridad?

Quizá te interese:

Fuente > Betanews, Infosecurity

Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9