Cinco cosas que (quizás) están comprometiendo tu seguridad en Internet

Escrito por Javier Jiménez

Existen muchas malas prácticas a la hora de navegar con las que podemos poner en peligro nuestra seguridad en la red. Vivimos rodeados de muchas variedades de malware. También son muchas las formas en las que podemos infectarnos. Sin embargo en muchas ocasiones somos nosotros mismos, los usuarios, quienes activamos estos riesgos. En este artículo vamos a hacer un recopilatorio de cinco cosas que hacemos mal y que ponen en riesgo nuestra seguridad en Internet.

Hacer clic en correos electrónicos

Esta es una de las prácticas más frecuentes que realizan los usuarios y con las que acaban infectados. Muchas variedades de malware se distribuyen a través de correos electrónicos. Un ejemplo es el ransomware, que se ha expandido mucho en los últimos tiempos.

Siempre debemos de sospechar de cualquier e-mail extraño que nos llegue. Mucho más si este correo trae archivos adjuntos. Un grave error es hacer clic en posibles enlaces que contenga o abrir esos archivos adjuntos.

A menos que sepamos que ese e-mail viene de alguien de confianza, no debemos hacer clic en ningún link ni abrir archivos adjuntos. Nos ahorraremos disgustos y aumentaremos la seguridad en Internet.

Usar una única tarjeta

Hoy en día tenemos muchísimas opciones para contratar tarjetas gratuitas. Atrás quedaron los años en los que teníamos que pagar una cuota anual o mensual por utilizar tarjetas. Sin embargo muchos usuarios tienen una única para todas sus transacciones. Esto significa que esa misma la usa para pagar por Internet, pero también donde van sus recibos domiciliarios, compras habituales en tiendas físicas, etc.

Una muy buena idea es contar con varias tarjetas. Además, la que decidamos usar para compras por Internet, lo ideal es que tenga un límite bajo de la cuantía. Siempre podremos aumentar ese límite (por ejemplo si tenemos previsto comprar un vuelo o cualquier cosa que cueste bastante más).

Al usar varias tarjetas y tener una para Internet con bajo límite de gasto, en caso de entrar en una página que se haga con nuestros datos, correremos menos riesgo de perder una gran cantidad de dinero. Nos ayuda, en definitiva, a evitar problemas innecesarios.

Usar el mismo equipo

Muchos usuarios utilizan el mismo ordenador para trabajar y para las tareas cotidianas. Esto pone en riesgo posibles documentos sensibles que tengamos. Un buen consejo, siempre que se pueda, es intentar separar las tareas del trabajo con las cotidianas. Así evitamos que un posible malware afecte a todo lo importante que tenemos. Aumentamos, por tanto, la seguridad en Internet.

Contraseñas débiles

Esto es algo que todos sabemos, pero que los usuarios siguen haciendo. Utilizan contraseñas débiles. De hecho vimos recientemente que solamente un 4% tiene claves que superen los límites recomendados.

Una buena idea es tener contraseñas que contengan letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres. Nunca poner cosas que nos relacionen, como nombres, apellidos o fecha de nacimiento.

Wi-Fi públicos sin VPN

Cuando nos conectamos a una red Wi-Fi abierta, esto nos pone en riesgo. Más aún si nos conectamos a cuentas bancarias u otras acciones sensibles. La recomendación es, cuando hagamos esto, conectarnos a través de una VPN. Así lograremos aumentar la seguridad y privacidad de nuestras conexiones.

Fuente > Beta News

Últimos análisis

Valoración RZ
6
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8