Cómo usar Google como un proxy web para evadir la censura (edición 2018)

Escrito por Rubén Velasco

Desde que existe Internet, existe la censura en la red. A pesar de que actualmente hay muchas grandes compañías intentando hacer que Internet sea accesible para todos los usuarios en todo el mundo, muchas páginas web suelen aplicar bloqueos regionales, impidiéndonos acceder a determinadas webs o determinados recursos si no nos conectamos desde algún país determinado, o siendo nuestro tráfico bloqueado por nuestro propio país.

Algunos ejemplos de censura son, por ejemplo, el que aplica Netflix o Hulu al contenido, contenido que es diferente en cada país. Algunos periódicos de algunos países, como Estados Unidos, no muestran el mismo contenido si nos conectamos desde Estados Unidos o desde España, y algunos gobiernos impiden que los usuarios de algunos países puedan conectarse a las redes sociales.

Las conexiones VPN son las mejores alternativas que tenemos para poder evadir fácilmente toda esta censura online, brindándonos, además, una capa de seguridad, aplicando un cifrado de extremo a extremo de los datos, además de una capa de privacidad muy importante para aquellos usuarios más preocupados por la privacidad. Por desgracia, las VPN suelen ser bastante complicadas de configurar y poner en marcha, algo no viable para muchos usuarios.

Una alternativa más sencilla a las VPN, aunque no nos brinde la capa de privacidad ni seguridad con el cifrado de los datos son los proxy. Un proxy es un servidor intermedio con el que establecemos una conexión convencional y al que enviamos nuestro tráfico para que este sea reenviado al destino a través de él, ocultando principalmente nuestro país de origen.

Existen muchos proxies hoy en día a través de los cuales podemos conectarnos a la red, y, como no, Google ofrece uno, aunque es bastante desconocido.

Cómo usar el Proxy de Google para ocultar nuestra ubicación

En 2013 ya os hablamos de cómo utilizar Google como un proxy, sin embargo, la técnica que explicamos en su día ya dejó de funcionar hace tiempo. Por ello, hoy os traemos dos nuevas técnicas, totalmente funcionales, que nos permiten utilizar los propios servidores de Google para evadir la censura en la red.

GoogleWeblight, utilizar el motor de Google para redes lentas como proxy

GoogleWeblight es una herramienta que nos ofrece Google para cargar páginas web comprimidas cuando estamos navegando desde una red muy lenta al utilizar Google Chrome. Si queremos, podemos utilizar fácilmente esta herramienta para enviar nuestro tráfico a través de los servidores de Google, pudiendo evadir la posible censura que podamos encontrarnos introduciendo la siguiente URL en nuestro navegador (cambiando nuestra web por la que queramos visitar):

http://googleweblight.com/?lite_url=https://www.redeszone.net

Tras aceptar el captcha, si nos aparece, la web cargará (sin CSS, JavaScript y sin muchos elementos) y podremos utilizarla con un mínimo consumo de ancho de banda a través de sus servidores y sin nada de censura.

Google Translate, utilizar el traductor de Google como Proxy

Otra forma de utilizar Google como un servidor Proxy es utilizar Google Translate, el conocido traductor de la compañía. Para ello, simplemente debemos entrar al siguiente enlace, y en el cuadro de la izquierda introduciremos la web a la que queremos entrar. Elegiremos también un idioma al que queramos traducir la página en cuestión y, cuando la web nos aparezca ya en el cuadro de la derecha, como hipervínculo, pulsaremos sobre ella.

Google Translate proxy

La web nos cargará traducida al idioma que hayamos seleccionado y, además, lo hará desde los servidores de Google, evadiendo cualquier tipo de censura que podamos tener, por ejemplo, al acceder desde nuestro país.

¿Sueles utilizar proxies para evadir la censura de algunas páginas web?

Fuente > limeproxies

Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
9
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10