¿Tienes problemas de espacio en el Raspberry Pi? Así puedes aumentar su espacio de almacenamiento

Escrito por Rubén Velasco

Una de las ventajas, o inconvenientes, según se mire, del Raspberry Pi es que no cuenta con almacenamiento físico en la propia placa, sino que el sistema operativo se debe instalar en una tarjeta de memoria (SD o Micro-SD según el modelo que tengamos), tarjeta que además también se utiliza como sistema de almacenamiento principal. A pesar de ser un almacenamiento extraíble, muchos usuarios se quejan de problemas de almacenamiento al utilizar este micro-ordenador.

La verdad es que la mayoría de los usuarios cuando compran el Raspberry Pi no suelen comprar una tarjeta de memoria especialmente dedicada para él, sino que suelen aprovechar alguna de las tarjetas de memorias que suele haber por casa, tarjetas de 4 GB o 8 GB que seguramente nos hayan sobrado de algún dispositivo viejo.

Espacio libre Raspberry Pi

Además de la pérdida de rendimiento de utilizar una tarjeta de memoria de gama baja, si recurrimos a estas tarjetas de poca capacidad lo más seguro es que nos quedemos rápidamente sin espacio disponible. Si no queremos problemas, lo ideal es utilizar una tarjeta de memoria Micro-SD de 16 o 32 GB, tarjetas que podemos conseguir bastante baratas (la Samsung EVO de 32 GB cuesta 12 euros en Amazon) de manera que nuestro micro-ordenador funcione a la perfección.

EUR 7,47 EUR

Otro aspecto a tener en cuenta es que cuando copiamos la imagen principal (por ejemplo, Raspbian, o simplemente NOOBS), el programa de flasheo particiona la tarjeta de memoria para instalar la distribución, pero deja bastante espacio sin dar formato, espacio que no podemos utilizar. Por ello, lo primero que debemos hacer en cuanto empezamos a utilizar nuestro Raspberry Pi es utilizar la función de expandir espacio de almacenamiento directamente desde Raspbian (usando raspi-config), o expandir manualmente el espacio utilizando una herramienta de edición de particiones que nos permita hacerlo.

Otras formas de aumentar el espacio de almacenamiento disponible en el Raspberry Pi

Si necesitamos más espacio del que nos ofrece nuestra tarjeta de memoria Micro-SD, entonces debemos plantearnos otras alternativas. Dado que este micro-ordenador tiene varios puertos USB (4 en las últimas ediciones), podemos aprovechar uno de ellos para conectar una memoria USB que utilizaremos como almacenamiento, o un disco duro externo para aquellos que necesiten mucho más espacio (por ejemplo, si van a utilizar el RPi como centro multimedia).

Si la idea del USB no nos convence, y tampoco queremos comprar una Micro-SD de más tamaño, otra opción muy interesante es buscar una distribución mucho más ligera y pequeña. Raspbian, por ejemplo, cuenta con una versión reducida “Lite” que ocupa menos tamaño (350 MB respecto a los casi 2 GB de la imagen completa de esta distro) al no incluir programas y paquetes innecesarios.

Por último, también podemos aprovechar para hacer limpieza en nuestra distro, eliminando los paquetes que no necesitemos y que estén ocupando espacio de manera innecesaria en la tarjeta de memoria, y eliminando todos aquellos que hayan quedado guardados, sean obsoletos y no se necesiten para el correcto funcionamiento de la distro. Para ello, simplemente tendremos que ejecutar los siguientes comandos:

  • sudo apt purge -y [paquete]
  • sudo apt autoremove
  • sudo apt clean

Así podremos tener hasta el último byte de nuestra tarjeta de memoria bien aprovechado.

¿Alguna vez has tenido problemas de almacenamiento en tu Raspberry Pi?

Fuente > makeuseof