Así puedes usar varias cuentas a la vez en Google Drive, incluso desde su app oficial para Windows y Android

Escrito por Rubén Velasco

Google Drive es la plataforma de almacenamiento en la nube más conocida y más utilizada, tanto para productividad como para guardar todo tipo de archivos personales en ella y compartirlos con otras personas. Por defecto, Google ofrece 15 GB de espacio gratuito para todos los usuarios que tengan una cuenta de Google, aunque este espacio se puede ampliar fácilmente mediante suscripción. Aunque nadie nos impide tener varias cuentas de Google Drive, trabajar con ellas al mismo tiempo no es lo más cómodo e intuitivo, especialmente si utilizamos las aplicaciones oficiales de Google. Por suerte, existe un sencillo truco que seguro que nos ayudará a trabajar con estos archivos.

Google Drive nos permite organizar nuestros archivos en carpetas de manera que podamos tener la nube lo más limpia y organizada posible para poder tener siempre a mano nuestros archivos. Además, Google nos permite compartir estas carpetas con otros usuarios de manera que estos puedan tanto ver su contenido como modificarlo.

De esta manera, si tenemos varias cuentas de Google Drive y queremos centralizar su almacenamiento dentro de nuestra cuenta principal, lo único que tendremos que hacer es configurar correctamente estas carpetas compartidas. A continuación os explicamos cómo hacerlo fácilmente.

Cómo configurar carpetas compartidas de Google Drive para poder usar varias cuentas a la vez

Lo primero que tendremos que hacer es iniciar sesión en cada una de las cuentas de Google Drive que vamos a utilizar, las secundarias, por llamarlas de alguna manera, y crear en cada una de ellas una nueva carpeta en la raíz principal. A esta carpeta la podemos llamar como queramos, aunque lo ideal sería darlas un nombre que nos permite identificar a qué cuenta corresponden cuando las añadamos en la cuenta principal.

Cada vez que creemos una carpeta en cada cuenta secundaria, lo que haremos será compartirla con nuestra cuenta principal. Para ello, seleccionaremos la opción “Compartir” de la carpeta y añadiremos la dirección de correo de nuestra cuenta principal y le daremos permiso para ver, editar y organizar los archivos.

Google Drive - Compartir carpeta con permisos

Confirmamos los nuevos permisos y listo. Recibiremos un correo en nuestra cuenta de Gmail principal desde el cual podremos acceder a esta nueva carpeta compartida. También podemos ver esta nueva carpeta en el apartado “Compartido conmigo” de nuestra cuenta de Drive. Una vez localizada la carpeta, pulsamos con el botón derecho sobre ella y elegimos la opción de “Añadir a mi unidad” y listo.

Google Drive - Añadir carpeta compartida

Ahora esta nueva carpeta compartida de Google Drive aparecerá en el directorio de nuestra cuenta principal, con la diferencia de que todos los datos que copiemos dentro de esa carpeta se copiarán en la cuenta secundaria que corresponda sin ocupar espacio en nuestra cuenta principal. Así vamos a poder trabajar con varias cuentas de Google Drive a la vez, tanto desde la web como desde las aplicaciones de Windows, Android, iOS y cualquier otra.

Además, como cada carpeta que añadamos tendrá sus 15 GB de espacio gratuito, vamos a poder sumar espacio de almacenamiento sin tener que pagar por ninguna suscripción.

¿Qué te parece este sencillo truco de Google Drive?