Cómo conectar un dispositivo Android de manera inalámbrica a Linux

Escrito por Javier Jiménez

Cada vez utilizamos más nuestros dispositivos móviles para el día a día. Acciones que hace unos años realizábamos en el ordenador, hoy podemos hacerlas también desde el móvil o Tablet. Esto hace que en ocasiones pueda ser interesante conectarnos al ordenador por algún motivo. Ya sea que queramos transferir archivos o compartir carpetas. Hoy vamos a explicar cómo conectar un dispositivo Android a Linux, de manera inalámbrica. No vamos a necesitar de ningún cable para conectarlo, simplemente una aplicación llamada AirDroid.

Conectar un dispositivo Android a Linux de forma inalámbrica con AirDroid

Para ello existen varias herramientas y aplicaciones. Nosotros vamos a hablar de AirDroid, que es una de las más populares. No solo nos va a permitir transferir archivos, que seguramente sea el objetivo prioritario de los usuarios. También deja enviar SMS y controlar el teléfono o Tablet desde el ordenador.

Nosotros nos vamos a centrar en Android ya que es el sistema operativo para dispositivos móviles más utilizado hoy en día. Sin embargo esta aplicación también está disponible en la tienda de iOS. Podemos descargarlo de manera gratuita desde Google Play y hacer uso de este software.

Se trata de una alternativa interesante al cable tradicional. Es posible que en alguna ocasión necesitemos enviar algún archivo o entrar en el móvil, pero no dispongamos de un cable USB. También simplemente puede ocurrir que sea más cómodo acceder de manera inalámbrica.

Interfaz Web

Hay que mencionar que en el caso de Linux la interfaz está basada en la Web, a diferencia de Windows donde hay una aplicación disponible. Sin embargo esto no hace que su funcionamiento se vea mermado.

Lo primero que hay que hacer es descargar AirDroid desde la tienda oficial. Posteriormente lo instalamos en el dispositivo. La aplicación, una vez la ejecutemos, nos dará a elegir si queremos conectarlo al ordenador o a través de la versión Web. En nuestro caso, que lo vamos a utilizar en Linux, debemos seleccionar el segundo caso, la versión Web.

Hacemos clic en AirDroid Web para iniciar la configuración de la conexión entre el ordenador con Linux y el teléfono o Tablet. Veremos dos opciones. Una de ellas nos permite usar el cliente web o navegar localmente a la dirección IP indicada. La otra opción es para cuando estamos conectados a la misma red. Por ejemplo no podríamos tener el teléfono conectado por red móvil y el ordenador por Wi-Fi.

Sea cual sea la opción que elijamos, hay que verificar el dispositivo móvil. La interfaz web nos pedirá que escaneemos un código QR en la pantalla. Si hemos optado por la opción de dirección IP necesitamos verificación manual en el teléfono.

Cómo utilizar AirDroid en Linux

Cuando esté conectado nos aparecerá una serie de iconos superpuestos. Estos iconos nos permiten interactuar desde Linux con nuestro terminal Android. Podremos acceder a los archivos, descargar imágenes, etc. Incluso podemos instalar aplicaciones APK directamente en el móvil. Eso sí, no es aconsejable descargar aplicaciones más allá de la tienda oficial.

En definitiva, gracias a la aplicación AirDroid podremos conectar nuestro dispositivo Android con un ordenador Linux de manera inalámbrica. Es sencillo, gratuito y el proceso es rápido.

Continúa leyendo
  • errepunto

    En Linux, para KDE, tienes la herramienta konnect, no tan completa, pero muy útil, e integrada en el sistema.

  • Juanma

    KDE Connect, como decía Errepunto antes. No permite instalar apks, pero todo lo demás, lo hace, además de integrar las notificaciones, el portapapeles, permitir navegar desde nuestro gestor de archivos por las carpetas del móvil, abrir archivos que tengamos en el móvil en nuestro escritorio Linux, como si de una carpeta de red más se tratara, controlar el reproductor audiovisual del ordenador, como VLC por ejemplo, desde el móvil, abrir enlaces desde el ordenador en el móvil, y varias cosas más. y todo con software libre y fiable de que su código no está haciendo cosas que no debería.