Cómo proteger nuestros datos al comprar por Internet y no comprometer nuestra seguridad y privacidad

Escrito por Javier Jiménez

Es un hecho que las compras online suponen hoy en día un peso muy importante. Cada vez son más las empresas que apuestan por el e-commerce. Existen muchas plataformas donde podemos realizar compras desde cualquier lugar y a cualquier hora. Sin embargo esto también entraña riesgos para los usuarios, siempre que no se tomen ciertas medidas. Los datos de los usuarios suponen un valor muy importante en la red. En este artículo vamos a explicar cómo proteger nuestros datos al comprar por Internet.

Cómo proteger nuestros datos al comprar por Internet

Cuando navegamos por la red exponemos nuestros datos personales. Es cierto que existen herramientas que hace que estemos más seguros y protegidos. Sin embargo lo principal es el buen uso que demos de Internet y cómo naveguemos. A la hora de comprar por Internet ocurre lo mismo.

Comprar desde nuestro ordenador

Es importante evitar realizar compras desde ordenadores públicos. No sabemos si pueden estar configurados de manera maliciosa o pueden contener algún tipo de amenazas. Por tanto el primer consejo para proteger nuestros datos al comprar por Internet es utilizar un dispositivo de nuestra propiedad o en el que confiemos plenamente.

Esto también podríamos aplicarlo a la red en la que estemos conectados. En ocasiones nos vemos en la obligación de utilizar una red Wi-Fi pública. Puede ser un ejemplo en un aeropuerto o centro comercial. Estas redes pueden no ser seguras y hay que tomar precauciones.

Comprar en páginas fiables

Esto es básico. Nuestros datos pueden estar en riesgo si compramos desde sitios inseguros o que no inspiren confianza. Pero además podemos sufrir problemas en forma de malware o incluso robo de dinero al efectuar el pago.

Hay que consultar en Internet información sobre la página a la que intentamos acceder. Siempre es aconsejable entrar en plataformas conocidas, consultar posibles comentarios de otros usuarios, ver información del producto que estamos comprando, etc.

Utilizar siempre páginas en HTTPS

Otro de los consejos básicos. Cuando compramos estamos enviando información personal. Datos como nuestro nombre, dirección… pero también datos bancarios. Nunca hay que enviar estos datos, y por tanto comprar, desde una página que no utilice el protocolo HTTPS.

Esto significa que nuestros datos viajan de manera cifrada. Una medida de seguridad importante y que conviene tener en cuenta.

Utilizar una VPN

En caso de que vayamos a realizar una compra desde una red que no controlamos, sería conveniente utilizar una VPN. De esta manera nuestros datos están más seguros y evitamos posibles filtraciones. Esto se aplica tanto al comprar por Internet como al acceder a cualquier servicio online.

Tarjeta bancaria solo para compras online

Muchos usuarios temen que sus datos bancarios sean filtrados. Es un riesgo que siempre puede estar presente, pese a todas las precauciones que tomemos. Por ello puede ser interesante contar con una tarjeta bancaria exclusiva para realizar compras online.

Por suerte hoy en día tenemos muchas opciones para adquirir este tipo de tarjetas de manera gratuita. Incluso nuestro banco tradicional puede ofrecernos una tarjeta virtual que recargamos y podemos utilizar para los pagos online.

Proteger datos al comprar por Internet

Cuidado con los e-mails trampa

Aunque no lleguemos a realizar la compra, en ocasiones recibimos e-mails trampa. Ofertas supuestamente exclusivas y con productos muy baratos. Nos piden rellenar un formulario con nuestros datos personales para posteriormente acceder a esa oferta.

Esto en realidad se trata de una estrategia de Spam para hacerse con nuestra información personal. Hay que alejarse de este tipo de correos.