Consejos para evitar todo tipo de estafas al navegar por la red

Escrito por Javier Jiménez

Cuando navegamos por Internet podemos encontrarnos con muchos riesgos que comprometan nuestros dispositivos. Páginas fraudulentas, descargas que contengan software malicioso, links que busquen robarnos nuestras credenciales, etc. En muchas ocasiones los ciberdelincuentes buscan diferentes métodos de estafas para engañar a la víctima. De ello vamos a hablar en este artículo. Vamos a explicar cómo evitar caer en cualquier tipo de estafas a la hora de navegar por Internet.

Tipos de estafas que están presentes en la red

Mensajes por redes sociales

Uno de los medios más típicos de estafas a través de Internet son los mensajes en redes sociales. Seguro que en más de una ocasión nos hemos topado con alguno. En muchas ocasiones llegan por medio de contactos en los que podemos confiar, pero que han sido infectados por el mismo método.

Hay que evitar acceder al contenido que puedan mostrarnos este tipo de mensajes. Suelen indicarnos que accedamos a una foto, vídeo o enlace. Esto podría comprometer nuestras cuentas e incluso afectar a otros usuarios.

Lo mejor es ignorar este tipo de mensajes y avisar a quien nos lo ha mandado. Lo mismo si se trata de una imagen en la que nos han etiquetado.

Correos electrónicos

Algo similar a los mensajes por redes sociales. Podemos recibir correos electrónicos que buscan de alguna manera engañarnos. Uno de los métodos que más utilizan los ciberdelincuentes es el phishing. Piden que entremos en enlaces para iniciar sesión o incluso puede que nos pidan información personal.

Normalmente se hacen pasar por empresas conocidas, páginas en las que podemos tener cuenta. Buscan el miedo y las prisas casi siempre. Por ejemplo nos indican que actualicemos nuestra contraseña ya que de lo contrario nos cierran la cuenta pasado un tiempo.

Links fraudulentos

Gran parte de las estafas online están presentes en las páginas por las que visitamos. Es cierto que los navegadores han mejorado en este aspecto y en ocasiones nos avisan de que estamos en webs inseguras.

Hay que navegar con precaución y observar bien los sitios donde vamos a introducir datos personales. Páginas que no sean HTTPS no es aconsejable introducir contraseñas o información personal que pueda comprometernos.

Puede que lleguemos a una página y que haya links fraudulentos. Puede ser que hayan sufrido algún ataque. Esto significa que, al hacer clic, realmente nos redirecciona a otra página controlada por el atacante. Hay que evitar permanecer en este tipo de sitios que buscan que hagamos clics para salir o descargar aplicaciones que en realidad es software malicioso.

Programas falsos

Otra de las estafas que están muy extendidas tanto en dispositivos móviles como en equipos de escritorio son las aplicaciones fraudulentas. Los ciberdelincuentes buscan que los usuarios descarguen programas como si fueran legítimos, pero realmente contienen software malicioso.

Siempre debemos descargarlos de tiendas y páginas oficiales. De esta manera, aunque tampoco esté garantizado al 100%, tenemos mayor probabilidad de que lo que estemos descargando sea correcto. Así evitamos instalar software que dañe nuestros equipos.

Cómo navegar con seguridad en Internet

Ofertas engañosas

Hoy en día es muy común comprar por Internet. Poco a poco los usuarios han ido perdiendo el miedo y ven esta opción segura. Sin embargo podemos encontrarnos con páginas falsas, productos que realmente no lo son y vendedores que buscan el engaño.

Nuestro consejo es siempre comprar en páginas fiables, donde podamos ver comentarios de otros usuarios, comparar la valoración, etc. También es clave observar bien el producto, ver que realmente venden lo que creemos y no hay nada oculto (alguna pieza rota, que se trate realmente de otra versión, etc).

Cómo evitar estafas y ataques en Internet

Hemos visto algunos de los tipos de estafas más frecuentes en Internet. Ahora vamos a mencionar algunos consejos y recomendaciones para protegernos de los posibles ataques que recibamos en la red. Uno de ellos, algo básico, es contar siempre con programas y herramientas de seguridad.

También es importante, siempre que sea posible, contar con protección como el sistema de doble autenticación. Esto es clave cuando vayamos a realizar compras, por ejemplo. De esta manera, cuando vayamos a utilizar nuestra tarjeta o el método de pago que elijamos, necesitaremos introducir un código. Un valor añadido que proteja la transacción.

Siempre que vayamos a realizar un pago por Internet, debemos observar que estamos en una página cifrada. En caso de utilizar alguna red pública, como puede ser en un aeropuerto o centro comercial, es aconsejable hacer uso de un servicio VPN.

Pero por encima de todo, lo más importante es el sentido común. Hemos visto que en muchos casos los ciberdelincuentes necesitan de la interacción del usuario para llevar a cabo los ataques.