Penguin Proxy: conoce este sencillo proxy gratuito para ocultar tu identidad en la red

Escrito por Rubén Velasco

Un proxy es una de las configuraciones más sencillas que podemos realizar para poder ocultar nuestra ubicación, y otro tipo de información personal, al conectarnos a Internet de manera que podamos, por ejemplo, saltarnos la censura de algunos países o acceder a webs que estén bloqueadas regionalmente al hacer pensar a los servidores que el tráfico viene de otro sitio. En la red existen muchos proxies, algunos gratuitos y otros de pago, y en esta ocasión vamos a hablar de Penguin Proxy, un nuevo proxy gratuito muy sencillo de utilizar.

Penguin Proxy es un proxy gratuito para Windows, Linux y macOS diseñado para permitir a los usuarios conectarse a la red ocultando su identidad y ubicación. A diferencia de otros proxies o servidores VPN comerciales que suelen ser de pago, Penguin Proxy cuenta con un ancho de banda formado por los propios usuarios de la plataforma, de forma similar a Tor, en lugar de tener un servidor propio con un ancho de banda dedicado.

Esto significa que cuando mayor sea el número de usuarios conectados a Penguin Proxy mayor será el ancho de banda disponible y mejor funcionarán las conexiones. Los usuarios de este proxy, además, pueden configurar cuánto ancho de banda quieren aportar al Proxy, pudiendo elegir 500 MB, 2 GB e incluso ilimitado. Eso sí, cuando más compartamos mayor será nuestra velocidad de conexión.

Cómo funciona Penguin Proxy

Para poder usar este proxy, lo único que debemos hacer es descargar la aplicación, sin coste alguno, desde su página web principal. Una vez instalada veremos una sencilla ventana en la que, con un interruptor, podemos activar o desactivar este proxy. Además, también podemos elegir el país a través del cual queremos sacar nuestra conexión, pudiendo elegir entre:

  • Estados Unidos
  • Reino Unido
  • Europa
  • Canadá
  • China

Ventana Penguin Proxy

Desde las opciones de este programa vamos a poder elegir, por ejemplo, si queremos que el programa arranque automáticamente al inicio de Windows, elegir el ancho de banda que queremos compartir, configurar una lista blanca, el uso de IPs aleatorias o permitir solo conexiones HTTPS.

¿Qué hay de la privacidad y seguridad de Penguin Proxy?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que no estamos ante un VPN, sino ante un proxy. Esto significa que el tráfico no se cifra de extremo a extremo con tanta seguridad como ocurre con las conexiones VPN. Aunque las conexiones sí se cifran, debemos tener en cuenta que nuestro tráfico viaja a través de los equipos de otros usuarios, por lo que algunos datos sí pueden verse expuestos, como nuestra IP real o la IP de destino del tráfico.

Los propios responsables de Penguin Proxy recomiendan que, si vamos a utilizar esta conexión desde redes públicas (bares, aeropuertos, etc) o queremos tener un mayor grado de privacidad, nos recomiendan optar por otras capas adicionales, como la red Tor.

Como hemos dicho, Penguin Proxy es totalmente gratuito para todos los usuarios, aunque es porque aún se encuentra en fase beta. Cuando se termine el desarrollo de este proxy sus responsables tienen planeado añadir una pequeña cuota anual para poder mantener el servicio, aunque dado que el ancho de banda lo aportan los propios usuarios, seguramente esta cuota no sea muy elevada y Penguin Proxy pueda ser una alternativa seria a los VPN o Proxies de pago que podemos encontrar en la red.

¿Qué te parece Penguin Proxy? ¿Conoces o utilizas algún otro Proxy?

Fuente > ghacks