Análisis del firmware de la cámara IP D-Link DCS-4718E

La cámara IP profesional D-Link DCS-4718E tiene un firmware de administración realmente completo, para ajustarse a las necesidades de los usuarios, y es que al ser una cámara IP profesional es completamente normal poder ajustar hasta el último detalle de la imagen y también del comportamiento de la cámara cuando tenemos un gran contraste de luz. Si quieres saber todas las opciones disponibles en esta cámara explicadas en vídeo, no te pierdas lo que te hemos preparado para conocer en detalle cómo es el firmware de este modelo.

Opciones de visualización y configuración

La instalación de esta cámara IP es realmente muy sencilla, simplemente debemos conectarla a un switch PoE, a un inyector PoE conectado a la red, o directamente a la red pero usando el cable de alimentación y un transformador de corriente externo que no viene incluido en el paquete. Una vez conectada, la cámara obtendrá la dirección IP de forma automática gracias al servidor DHCP del router principal, por lo que tendremos que averiguar en los registros del servidor DHCP o en el router, qué dirección IP se le ha proporcionado a la cámara para poder entrar vía web en su configuración, y también para visualizarla a nivel de red.

Una vez que ya sabemos la dirección IP de la cámara, tendremos que introducir esta IP en la barra de direcciones del navegador para entrar en su completo firmware y ver todas y cada una de las opciones disponibles. También podremos ver la imagen en tiempo real de todo lo que está grabando esta cámara IP, por lo que podremos configurar fácilmente los parámetros de la imagen y ver desde este menú cómo cambia.

La D-Link DCS-4718E dispone de dos asistentes de configuración vía web para facilitarnos la tarea de configurar la red, y también para configurar la detección de movimiento. El asistente más interesante es la detección de movimiento, y es que podremos seleccionar una zona específica para detectar el movimiento y qué acciones se deben llevar a cabo cuando se detecte movimiento por parte de la cámara. Además, este asistente de configuración básico es muy intuitivo para cualquier usuario, en caso de ser un usuario más experimentado, tenemos un menú específico para ellos en la sección de «Gestión de grabación / Gestión de eventos«, donde tenemos todas las opciones de configuración disponibles.

Los ajustes a nivel de red son muy completos, y es que podremos configurar que esta cámara utilice el cliente DHCP o bien poner nosotros una dirección IP privada fija de manera manual, también podremos configurar el PPPoE e incluso el Dynamic DNS, por si queremos darle una conexión a Internet directamente a esta cámara, no obstante, generalmente este tipo de cámaras IP profesionales estarán dentro de una red, en una VLAN de videovigilancia específica, para que nadie tenga acceso a ellas. Otras opciones a nivel de red son la posibilidad de configurar el QoS e incluso un filtrado de direcciones IP, para que solamente se puedan conectar a la cámara ciertas direcciones IP de origen. El firmware también nos permitirá configurar si queremos acceder vía web con el protocolo HTTP o HTTPS, además, nos permitirá cambiar el puerto HTTP por el que nosotros queramos. También tendremos la posibilidad de cambiar el puerto de control de la cámara y el puerto RTSP para entrar en la visualización de la cámara utilizando este protocolo. Por último, debemos recordar que esta cámara IP profesional también soporte streaming de vídeo vía multicast, definiendo un puerto e IP multicast específica.

Respecto a la configuración de la imagen, vamos a poder realizar una configuración realmente avanzada, modificando el brillo, saturación, nitidez, contraste, definir si estamos en entornos interiores o exteriores, modificar la exposición, configurar la reducción de ruido 2D y 3D, activar el WDR y otras características avanzadas para mejorar la imagen final, así como configurar el popular anti parpadeo (50Hz o 60Hz). Por supuesto, también vamos a poder configurar el OSD, es decir, las letras en la imagen que indicar la fecha y ahora, así como el nombre de la cámara de forma opcional, y en qué ubicación queremos poner esta información. Por supuesto, también podremos configurar el control de objetivo para el auto focus o no, y por último poner diferentes «máscaras» para ocultar ciertas partes de la imagen por temas de privacidad.

Aunque esta cámara IP tiene resolución 4K, tenemos la posibilidad de crear diferentes transmisiones con diferentes configuraciones. Podremos elegir entre resolución 4K, 2K o Full HD, además, también tendremos resolución 1600 x 1200 píxeles (formato 4:3) si así lo queremos. Tenemos la posibilidad de modificar la tasa de frames por segundo, la tasa de bits e incluso si queremos que sea constante o variable.

Respecto a las grabaciones, vamos a poder configurar el servidor SMTP para enviar correos electrónicos con los clips de vídeo, también podremos configurar un servidor FTP local o remoto donde subir todos los clips de vídeo, e incluso tendremos la posibilidad de almacenar las grabaciones en la tarjeta micro SD. El firmware de la cámara nos permitirá configurar las alarmas por movimiento, e incluso definir un determinado horario donde salten estas alarmas.

La gestión de los usuarios en una cámara IP profesional es muy importante, por este motivo, D-Link ha dotado a esta cámara de la posibilidad de crear diferentes usuarios con diferentes permisos de acceso, de esta forma, podremos crear usuarios que solamente tengan permisos de visualización y nada más, dejando los permisos de gestión y administración a solamente los usuarios privilegiados.

En RedesZone hemos hecho un completo vídeo donde os enseñamos todas y cada una de las opciones de configuración que tenemos disponibles, en este vídeo podéis ver tanto el acceso a la propia cámara, las configuraciones de red y también todas las configuraciones que podemos realizar a la imagen de la propia cámara IP profesional D-Link DCS-4718E.

Tal y como habéis visto, esta cámara de videovigilancia con resolución 4K es una de las mejores opciones que puedes comprar actualmente, y además, por menos de 350€, por lo que es un precio bastante competitivo si tenemos en cuenta sus especificaciones técnicas, resolución del sensor, y posibilidades para gestionarla de forma centralizada.

¡Sé el primero en comentar!