Conoce el nuevo switch D-Link DMS-106XT con puertos Multigigabit

El fabricante D-Link ha lanzado al mercado su primer switch no gestionable para entornos domésticos que tiene puertos Multigigabit. Hoy en día tener en un entorno doméstico o de pequeña y mediana oficina una red Multigigabit es muy importante, porque podremos transferir datos a velocidades de 2.5Gbps o superior, de esta forma, podremos aprovechar al máximo los servidores NAS que ya incorporan este tipo de conectividad. Hoy en Redeszone os vamos a enseñar todo sobre el nuevo switch D-Link DMS-106XT, un modelo realmente interesante, no solo por su diseño que es espectacular, sino también por sus características y el rendimiento que es capaz de ofrecer.

Principales características

Este nuevo switch es no gestionable, esto significa que no tendremos un menú de configuración vía web para realizar diferentes ajustes en el equipo. Al ser un switch no gestionable, es totalmente Plug&Play, es decir, simplemente tenemos que conectarlo a la luz eléctrica y posteriormente conectar los diferentes equipos vía cable para que se comuniquen entre ellos. No obstante, este switch dispone de una característica muy importante a nivel de firmware que más adelante os vamos a explicar.

Este D-Link DMS-106XT dispone de un total de 5 puertos 2.5G Multigigabit, esto significa que podremos conectar diferentes equipos con tarjetas 2.5G y conseguir velocidades de 2.5Gbps Full Duplex, es decir, tanto en subida como en descarga de forma simultánea. Este equipo permite que los equipos se sincronicen a velocidades de 10/100/1000Mbps en estos puertos 2.5G, con el objetivo de dar compatibilidad a los equipos antiguos. Además de estos puertos 2.5G, también disponemos de un puerto 10GBASE-T Multigigabit que nos permitirá conectar un servidor NAS o un PC a la máxima velocidad posible, este puerto 10G permite velocidades de 5Gbps, 2.5Gbps y también los típicos 10/100/1000Mbps. Gracias a este puerto 10G podremos tanto conectar un NAS o PC para intercambiar archivos rápidamente entre el resto de puertos, o conectar este switch a la red troncal a una velocidad de 10Gbps para no tener cuello de botella.

Otras características muy importantes de este modelo son que dispone de una capacidad de switching de 45Gbps, además, el método de transmisión es el típico almacenamiento y reenvío, también tenemos una tabla MAC de hasta 4K entradas. Por último, dispone de soporte para Jumbo Frames a 9K, esto significa que podremos exprimir al máximo la red cableada para tener velocidades efectivas de unos 2.45Gbps y 9.8Gbps respectivamente.

Este equipo dispone de una tira LED de color blanco cuando está en el modo de funcionamiento «normal». Sin embargo, esta tira LED se vuelve de diferentes colores cuando activamos el «Turbo Mode» ya que es el modo orientado para el gaming y streaming de vídeo en 4K. Este «Turbo mode» se activa a través de un interruptor que tenemos en la parte trasera del switch, donde se conectan los diferentes equipos a los puertos, y lo que hace es activar el QoS (Calidad de Servicio) que tiene internamente, este QoS está basado en prioridad por puerto y nos permitirá tener la mínima latencia posible y la mejor experiencia de usuario en los juegos online y también en el streaming a 4K. Cada vez que movemos el interruptor a modo turbo o no, el switch se reiniciará, por lo que debes tenerlo muy en cuenta antes de moverlo para evitar cortes en la conexión.

El D-Link DMS-106XT tiene un consumo máximo de 10,6W, por lo tanto, es un equipo de muy bajo consumo. Las dimensiones de este modelo son de 21,7cm de largo, 16,3cm de ancho y 3,3cm de alto, con un peso de 680 gramos. Este switch no dispone de ningún tipo de refrigeración activa con ventiladores, la refrigeración es completamente pasiva gracias a su carcasa metálica, además, algo que nos gustaría añadir es que la calidad de los materiales de este switch es tope de gama, no hemos visto un switch doméstico tan bien construido nunca, y eso se nota en cuanto sacamos el D-Link DMS-106XT de la caja.

Unboxing de este switch no gestionable

Lo primero que nos ha llamado la atención de este switch no gestionable es la calidad de los materiales. En cuanto sacamos el switch de la caja podemos apreciar la buena construcción que tiene este equipo, y es que la carcasa metálica no se parece en nada al resto de modelos de D-Link como el DGS-108 para entornos domésticos, ni otros modelos orientados a empresas como los DGS-1210 o DXS-1210. Este equipo tiene un diseño realmente espectacular, y es apto para colocarlo en el salón, ya que todas las conexiones cableadas y el conector de alimentación están en la parte trasera, de esta forma, no veremos ni un solo cable, solamente vamos a ver los LEDs de estado del equipo que están en la parte frontal, y también veremos la tira LED que nos indicará si tenemos el modo Turbo activado o no. No obstante, si lo vas a poner en el salón y no quieres ver ninguna luz, siempre vas a poder desactivar todas y cada una de las luces del switch presionando el botón que tenemos en la parte trasera.

Si en tu casa te estás pasando de una red Gigabit Ethernet estándar a una red Multigigabit, este modelo con sus 5 puertos 2.5G Multigigabit y el puerto 10G te va a proporcionar un rendimiento excelente. El único hándicap que le podemos poner es que hubiera sido deseable que tuviera dos puertos 10G en lugar de solo uno, pero esto conlleva un coste adicional importante. No obstante, este puerto 10G nos permitirá conectar un PC o NAS y que el resto de equipos conectados a los puertos 2.5G puedan acceder a él y exprimir al máximo los puertos.

En el siguiente vídeo podéis ver todos los detalles de este nuevo switch de altísimo rendimiento, y con un diseño realmente espectacular:

Próximamente en RedesZone os vamos a ofrecer un completo análisis donde podéis ver todas las especificaciones técnicas en detalles, y también comprobaremos el rendimiento real de este switch con nuestros equipos Multigigabit, incluyendo un ordenador portátil con el adaptador D-Link DUB-E250 que hemos analizado anteriormente.

¡Sé el primero en comentar!