Por qué un enchufe inteligente es mucho mejor que un temporizador

Por qué un enchufe inteligente es mucho mejor que un temporizador

Javier Jiménez

Para poder controlar el apagado de nuestros dispositivos podemos utilizar enchufes específicos. Los hay que son simplemente un temporizador, pero también tenemos la opción de contar con un enchufe inteligente. La diferencia es importante y por ello en este artículo vamos a explicar por qué no son iguales y qué debes tener en cuenta. De esta forma podrás comprar el que más te convenga según tus necesidades y no tener un aparato inservible.

Un enchufe temporizador es muy limitado

¿Para qué sirve un enchufe temporizador? Este tipo de dispositivos es útil cuando necesitamos apagar algo. Son económicos y lo podemos colocar en cualquier lugar de la vivienda, al cual vamos a enchufar algún aparato. Por ejemplo, podemos conectar una estufa, un ventilador, una televisión… Básicamente le ponemos un tiempo determinado y una pasa ese tiempo, se apaga.

Generalmente constan de una rueda que ajustamos según el tiempo que necesitemos. Es un mecanismo sencillo y realmente no tiene más función que esa. Si por ejemplo estamos en verano y queremos que el ventilador funcione durante un rato cuando vamos a dormir, pero queremos que se apague después, lo programamos el tiempo que necesitemos.

Son útiles para ahorrar energía. Ese aparato no va a estar conectado toda la noche, por ejemplo. Una vez termina el tiempo que hemos programado, se apaga. Una opción más para intentar abaratar la factura de la electricidad, especialmente si vamos a usar aparatos que consuman mucho y queremos que se apaguen en un momento dado.

Ventajas de un enchufe inteligente

En cambio, un enchufe inteligente ofrece muchas más opciones. Son dispositivos más modernos, que se conectan a la red Wi-Fi y que incluso vamos a poder gestionar desde el móvil, ya sea que estemos en casa o fuera. Hoy en día son una opción mucho más interesante que la de un enchufe temporizador.

¿Qué podemos hacer con un enchufe con Wi-Fi? Algo básico es poder encender y apagar aparatos de forma remota. Vamos a conectar el móvil a este dispositivo a través de una aplicación. De esta forma podremos decidir cuándo apagar o encender algo. Incluso podremos hacerlo si no estamos en casa en ese momento.

También vamos a poder programar el encendido o apagado de algo. Si tenemos un aire acondicionado antiguo, sin Wi-Fi, lo podemos enchufar a través de este tipo de enchufe inteligente. Desde el móvil podremos gestionar cuándo se va a encender y de esta forma poder enfriar una habitación en verano antes de llegar a casa, por ejemplo.

Además, hay modelos que vamos a poder controlar por voz o incluso medir el consumo eléctrico. Cuentan con funciones mucho más completas y avanzadas que simplemente un enchufe temporizador, que solo sirve para apagar un aparato una vez pase un tiempo determinado que hayamos marcado previamente.

Por tanto, podemos decir que hoy en día resulta mucho más interesante adquirir un enchufe inteligente que un enchufe temporizador. Hay muchas opciones disponibles y cada vez los podemos encontrar más baratos y con más funciones interesantes que podemos aprovechar en nuestro día a día.

¡Sé el primero en comentar!