Usa bien tus enchufes inteligentes; estos errores debes evitar

Usa bien tus enchufes inteligentes; estos errores debes evitar

Javier Jiménez

Los enchufes inteligentes son muy interesantes si queremos domotizar el hogar. De hecho suelen ser el primer paso que damos, ya que son tan útiles que incluso podemos hacer inteligente un aparato antiguo, como puede ser un aire acondicionado. Nos permiten controlar dispositivos a distancia, ahorrar energía, programar el encendido o apagado… Ahora bien, es importante tener en cuenta que cualquier error que cometamos al usarlos puede afectarnos negativamente. Por ello en este artículo queremos mostrar algunos fallos que no debes cometer al usar enchufes con Wi-Fi.

Fallos que cometemos al usar enchufes con Wi-Fi

La idea de poder utilizar enchufes inteligentes es tener un mayor control sobre los aparatos conectados y ahorrar energía. Pero si los usamos de mala manera, si cometemos errores, podemos tener problemas. Por tanto, es esencial evitar fallos comunes y lograr que funcionen lo mejor posible.

Usar cualquier enchufe

El primer error es utilizar cualquier enchufe inteligente. A veces tendemos a ver cualquier oferta en la red y compramos el primero que vemos simplemente porque es más económico. Sin embargo, una vez empezamos a usarlo nos damos cuenta de que hemos comprado algo que realmente no nos sirve. No funciona para lo que queríamos y tenemos ahí una mala compra.

Por tanto, lo que debes hacer es pensar qué buscas de un enchufe inteligente y comprar uno en función de eso. Además, siempre viene bien revisar comentarios y valoraciones de otros usuarios. De esta forma podrás ver si ese modelo en concreto es bueno, si tiene algún error, qué características tiene, su potencia, etc.

Esto mismo lo puedes aplicar a cualquier dispositivo de domótica que vayas a comprar. Nuestro consejo es que no utilices cualquier enchufe y pienses bien antes de adquirir uno para que realmente lo puedas aprovechar.

Ubicado sin cobertura Wi-Fi

Lo que nos interesa de estos dispositivos es que puedan conectarse a la red Wi-Fi y poder así gestionar aparatos en remoto desde el móvil. Pero claro, si los colocamos en un lugar de la vivienda donde la cobertura del Wi-Fi no llega, ese enchufe inteligente no va a poder conectarse. No vamos a aprovechar al máximo todas sus características.

¿Qué puedes hacer para evitarlo? Una buena idea es mejorar la cobertura inalámbrica del hogar. Puedes instalar algún repetidor Wi-Fi, colocar un sistema Mesh o dispositivos PLC. De esta forma podrás llevar la conexión a la zona donde vas a colocar los enchufes inteligentes.

Sobrecarga

Debes tener en cuenta que este tipo de enchufes tiene una carga máxima. Es importante revisar las características del modelo que estás usando y ver cuál es el máximo que soporta. Por ejemplo, es común que los más económicos soporten entre 2300 y 3600 Watios. Puede ser más que suficiente para casi todo, pero si vas a enchufar algo que tenga una carga superior puedes tener problemas.

Por ejemplo, puedes tener problemas si conectas un horno o un frigorífico a un enchufe de este tipo. Eso puede dar lugar a fallos a corto plazo, pero también que poco a poco se vaya deteriorando e incluso afectar a ese electrodoméstico que has conectado. Por tanto, sí puedes usarlos sin problemas en aparatos que tengan una baja carga, pero ten cuidado y revisa muy bien el modelo exacto si vas a conectar otros con mayor carga.

En definitiva, estos son algunos errores que no debes cometer si vas a instalar enchufes inteligentes en tu vivienda. De esta forma lograrás que funcionen lo mejor posible y puedas aprovechar siempre las características que tienen.

¡Sé el primero en comentar!