Mira esto si vas a comprar un radiador y quieres gastar menos luz

Mira esto si vas a comprar un radiador y quieres gastar menos luz

Javier Jiménez

Cuando compramos un aparato, como puede ser un aire acondicionado, horno, frigorífico o radiador, conviene mirar algunos puntos para saber si consumen más o menos. El objetivo es poder ahorrar en la factura de la luz. Hay determinados electrodomésticos que pueden suponer un coste importante, por lo que no debemos cometer errores. En este artículo vamos a hablar de qué hay que mirar al comprar un radiador y gastar menos en la luz.

Qué mirar al comprar un radiador

Para calentar una habitación podemos contar con un radiador eléctrico. Hay muchos modelos disponibles y lo cierto es que podemos tener dudas con tanta información y tantas opciones. Pero hay algunos aspectos que son claves y que deberías mirar antes de decantarte por uno. Aquí te resumimos algunos de ellos con el objetivo de gastar menos en la factura.

Potencia

Algo fundamental a la hora de comprar un radiador, así como otros electrodomésticos, es ver su potencia. Va a estar medida en vatios o W. Mientras mayor sea, mayor será el consumo de electricidad. No es lo mismo un aparato que consuma 100 W que 1000 W, por ejemplo. Ahí puede estar una diferencia importante.

Lógicamente mientras más potencia tenga, también va a calentar más rápido una estancia y va a tener mayor capacidad. Si lo necesitas para una habitación pequeña, uno de 750 W puede ser más que suficiente. Ahora bien, si quieres que se caliente más rápido o usarlo en un gran salón, vas a tener que optar por uno de una potencia que ronde los 2000 W. 80-90 W por cada metro cuadrado suele ser suficiente, para que te hagas una idea.

Diferentes niveles

Otro factor a tener en cuenta es que disponga de diferentes niveles. Puede que no siempre necesites que caliente igual el radiador, ya que puede que la habitación esté más fría, lo tengas en otro lugar, etc. Por tanto, que cuente con diferentes niveles es interesante también de cara a ahorrar en la factura de la luz y gastar menos.

Puede haber diferencias de más de 1000 W entre un nivel y otro. Por ejemplo, es común ver un radiador eléctrico con 750 W de potencia en el nivel más bajo y pasar de 2000 en el más elevado. Eso va a hacer que consumas más o menos, por lo que debes elegir uno que te ofrezca esta flexibilidad y poder ahorrar.

Si son o no inteligentes

Cada vez tenemos más dispositivos inteligentes, que es lo que se conoce como domótica también. Esto nos permite controlarlos a distancia, programarlos o aprovecharlos mejor también de cara a que sean más eficientes. Y esto también lo podemos aplicar en el caso de los radiadores eléctricos y poder ahorrar menos.

Un radiador inteligente nos permite controlarlo a distancia, programarlo para que se encienda o apague a cierta hora, encenderlo o no en función de la temperatura que haga fuera, etc. Nos aporta un plus de control que puede venir muy bien para pagar menos en la factura de la luz. Por tanto, es otro factor más que debes tener en cuenta.

Tamaño

No es lo mismo un radiador para calentar una pequeña habitación que otro que tenga que calentar un pasillo o un gran salón. Por ello, es un punto a mencionar. Puedes estar derrochando energía si compras un radiador demasiado grande para una pequeña habitación, por ejemplo. En ese caso estarías consumiendo en exceso.

Mira bien cuál es la ubicación que vas a darle y compra uno que se adapte lo mejor posible. Además, si tienes un radiador pequeño siempre puedes moverlo de un lugar a otro más fácilmente y no tener que comprar dos o más.

¡Sé el primero en comentar!