A qué país debes conectar tu VPN

A qué país debes conectar tu VPN

Javier Jiménez

Utilizar una VPN es muy útil para poder conectarnos a servicios online que puedan estar restringidos en un territorio. Pero vamos a encontrar muchas opciones para poder acceder a la red y no todas van a funcionar igual. En este artículo vamos a hablar de la importancia de elegir bien el país al que se conecta una VPN y cuál deberíamos utilizar según las circunstancias para lograr la mayor velocidad y calidad posible.

Elegir el país de la VPN es importante

En Internet puedes encontrarte un amplio abanico de opciones en cuanto a VPN. Algunas son gratuitas y otras de pago. Puede haber diferencias importantes entre elegir una u otra, ya que la conexión puede funcionar mejor, de forma más segura o servir realmente para evitar el bloqueo geográfico que pueda haber. Y ahí entra en juego especialmente dónde están los servidores.

Hay que tener en cuenta que en determinadas ocasiones no nos va a quedar más remedio que conectarnos a un país en concreto. Por ejemplo, si estás de vacaciones en otro país y necesitas ver una plataforma de vídeos en Streaming que solo funcione en España, vas a tener que conectarte a una VPN con servidores en España. De lo contrario no podrías ver el contenido.

Ahora bien, si no necesitas algo tan puntual, sino simplemente navegar por Internet con seguridad o evitar la censura que pueda haber en un país, lo interesante es que te conectes a servidores cercanos. Por ejemplo, si te encuentras en China y quieres acceder a plataformas como Google o Facebook que están restringidas, lo mejor es que te conectes a una VPN que tenga servidores en Hong Kong, Japón o Taiwán. De esta forma va a ir más rápida la conexión y tendrás menos problemas que si te conectas por ejemplo a una VPN de España o Estados Unidos desde allí.

Problemas al usar VPN y Wi-Fi

La seguridad y privacidad puede variar

Hemos explicado que para lograr una buena velocidad y calidad de la conexión lo importante es elegir una VPN que se encuentre cerca de donde estamos. Por ejemplo un país limítrofe o al menos la misma región geográfica. Pero también hay que tener en cuenta la importancia de la seguridad y privacidad y aquí puede haber diferencias importantes.

De nuestro entorno podemos decir que un buen país para conectar una VPN es Suiza. Se trata de una nación que trata muy bien los datos personales, que valora la privacidad y no tiene leyes restrictivas en la red. No va a espiar qué haces en Internet, ni tendrás limitaciones al utilizar este tipo de plataformas.

Algo similar ocurre en la Unión Europea, que tiene leyes que protegen la privacidad de los usuarios. Si te conectas a una VPN de España, Francia o cualquier país de la UE, es buena idea cuando estás en una nación donde los derechos en Internet no están protegidos y puedes tener problemas.

Estados Unidos o Canadá son buenas opciones también. Respecto a Asia, Malasia es una buena opción, ya que tiene leyes que protege los intereses de los internautas. También Japón o Corea del Sur son alternativas a tener en cuenta.

En definitiva, como has podido ver más allá de elegir una buena aplicación y evitar VPN inseguras, es importante también elegir bien a qué país conectarnos. Esto permitirá lograr una mejor velocidad y calidad, además de proteger la privacidad.

¡Sé el primero en comentar!