Por qué puede estropearse el cable Ethernet que conectas al router

Todos nosotros utilizamos cables de red Ethernet en nuestra casa para conectar nuestro ordenador con el router WiFi principal, o también para conectarnos a un switch y posteriormente conectar éste al router principal, y de esta forma tener una red cableada en casa que nos proporcione el mejor rendimiento posible. Con el paso del tiempo y del uso, es probable que estos cables de red se estropeen y tengamos que comprar otro, o bien comprar los accesorios necesarios para crimpar el cable de red Ethernet con un nuevo conector RJ-45. Hoy en RedesZone os vamos a explicar los principales motivos por los que un cable de red puede estropearse.

Motivos por los que el cable se estropea

Un cable de red se puede estropear principalmente por dos sitios. Se puede romper o dañar lo que es el propio cable, o cualquiera de los dos conectores RJ-45 que tenemos crimpados en el cable. Dependiendo de las acciones que hagamos, se podrá romper el cable, el conector o ambos.

Conectar y desconectar el cable

Si estamos continuamente conectando y desconectando el cable de red de nuestro ordenador, router, switch o servidor NAS. Poco a poco el conector RJ-45 con la pestaña para el «clic» se irá dañando, y llegará un momento en que se rompa esta pestaña. Si la pestaña del conector RJ-45 se rompe, entonces el cable de red se pueda salir con un pequeño tirón e incluso con cualquier momento que hagamos a los cables cerca del conector, por lo que podemos quedarnos sin conexión a la red local y a Internet en cualquier momento.

En algunos casos, si no tenemos esta pestaña, el cable de red Ethernet se saldrá solo, esto se debe al conector RJ-45 hembra que tengamos en los routers, switches o servidor NAS. Nosotros nos hemos encontrado en algunas ocasiones tomas de red donde si no tenemos la pestaña en el conector RJ-45, no entran del todo bien y se salen, por lo que no tendremos conexión.

Existen actualmente protectores de esta pestaña del conector RJ-45, estos protectores nos permiten cuidar algo más las pestñaas y no partirlas sin querer, no obstante, si vas a conectar o desconectar muchas veces el cable, se terminará por partir porque es una pestaña de plástico bastante fina.

Tirones en el cable de red

Cuando hacemos tirones al cable de red, podemos dañar tanto el propio cable en su interior, como el conector RJ-45 macho del cable, como también el propio dispositivo donde lo hayas conectado. Realizar un tirón en el cable de red es lo peor que puedes hacer, porque te puedes llevar por delante la tarjeta de red Ethernet o dispositivo donde lo hayas conectado.

Al realizar un tirón en el cable, lo primero que dañarás será el conector RJ-45, porque podría salirse alguno de los pares trenzados del conector si no están bien crimpados. También podrías dañar físicamente el conector RJ-45 porque es de plástico, aunque esto dependerá de cómo hagas el tirón. Por último, podrías dañar internamente el cable de red con los diferentes pares trenzados dos a dos.

Doblar el cable

Doblar el cable de red Ethernet también es una mala idea, lo primero que debemos tener en cuenta es que existen cables más flexibles que otros. Por ejemplo, los cables UTP Cat 6 son mucho más flexibles que los cables Cat 7 que son S/FTP, por lo que en el primer caso, podrás doblarlos y no tener muchos problemas de dañarlo internamente, por este motivo los cables UTP Cat 6 son ideales para pasarlos por diferentes conductos en nuestro hogar, porque nos facilitará enormemente esta tarea.

Cable de red Ethernet plano del AVM FRITZ!Repeater 1200 AX

Por otra parte, los cables Cat 7 S/FTP son mucho más rígidos, y en estos casos podríamos dañar las múltiples protecciones que tenemos en el propio cable, y es que podríamos llegar a dañar los pares trenzados que están apantallados. Este tipo de cables es mucho más complicado pasarlo por las canalizaciones, porque se dobla realmente mal y si lo doblas demasiado podrías dañarlo.

Dañarlo físicamente

Por último, si tienes el cable por el suelo y lo pisas con una silla, lo aplastas con algún dispositivo como un servidor NAS que pese bastante, o cualquier otra acción que dañe el propio cable, entonces lógicamente deberás tener cuidado con ello, para evitar tener que comprar otro cable de red Ethernet.

Lo más crítico de un cable de red Ethernet es el propio cable, porque si el conector RJ-45 se rompe totalmente o solamente la pestaña, podemos cambiar el conector RJ-45 del cable y poder volverlo a utilizar sin problemas, pero si el cable se daña, entonces tendrás que cambiarlo por completo.

¡Sé el primero en comentar!