4 problemas comunes que afectan al router y fáciles de solucionar

4 problemas comunes que afectan al router y fáciles de solucionar

Javier Jiménez

El router es una pieza clave para poder conectarnos a Internet en nuestras viviendas. Si tienen algún fallo, puede suponer que la velocidad de la conexión baje drásticamente, que tengamos peor cobertura o que incluso no podamos conectar otros dispositivos. Eso hará que debamos tomar medidas lo antes posible para intentar solucionar el error. En este artículo vamos a hablar de 4 problemas comunes que afectan al router y provocan un mal funcionamiento.

Fallos habituales en el router

Estos problemas pueden afectar de diferentes formas al router y a nuestra conexión. Van a impedir que otros dispositivos puedan conectarse a la red con normalidad y que podamos obtener una buena velocidad. Detectar cuál es el problema sirve también para solucionarlo.

Mala cobertura

Sin duda uno de los 4 problemas comunes que afectan al router es que tenga una mala cobertura. Eso va a suponer que la señal no llega bien a otros lugares de la vivienda. No vamos a poder conectarnos de forma inalámbrica desde otros dispositivos y tendremos dificultades para navegar con una buena velocidad.

¿Qué podemos hacer para solucionarlo? Una opción muy habitual es instalar un repetidor Wi-Fi. También podemos utilizar un sistema Mesh o dispositivos PLC. En todos estos casos podremos llevar la conexión de un lugar a otro de la vivienda. Podremos conectarnos con más garantías de tener una buena cobertura.

Saturación

Aunque es cierto que los routers actuales tienen una mayor capacidad, el problema de la saturación puede estar presente. Esto ocurre cuando conectamos muchos aparatos a la red y empieza a ir mal. Puede que lo notemos al tener una pérdida de velocidad importante, pero también podríamos ver que no funciona con normalidad a la hora de establecer la conexión.

Aquí lo que debemos controlar es la cantidad de aparatos que conectamos. No obstante, si necesitas realmente tener muchos conectados a la red, puedes optar por comprar un router con mayor capacidad y evitar así problemas.

Sobrecalentamiento

Hay diferentes motivos por los que se calienta el router. Uno de ellos es ubicar mal el aparato. Por ejemplo si lo pones cerca de otros dispositivos que desprendan calor, como puede ser una televisión, podría hacer que la temperatura aumente y haya problemas. Es algo que debes controlar en todo momento.

Por tanto, la ubicación del dispositivo va a ser clave. Evita ponerlo en un lugar donde la ventilación no sea buena, evita que esté cerca de otros dispositivos o cerca de una ventana donde reciba la luz del sol. Todo eso va a afectar de forma negativa y puedes tener problemas en la calidad de la conexión.

Problemas de seguridad

Por supuesto, otro problema común con el router es el relacionado con la seguridad. Podemos tener intrusos en nuestras redes si no las protegemos correctamente. Eso va a hacer que la velocidad disminuya, que perdamos el control de la conexión e incluso que no podamos conectar aparatos al Wi-Fi.

Para evitar que esto ocurra, lo principal es tener el router bien protegido. Debes actualizar el firmware y asegurarte de que no hay ninguna vulnerabilidad. También es esencial proteger la red inalámbrica. Utiliza una contraseña que sea fuerte, difícil de averiguar y que además tenga un cifrado adecuado. Evita los cifrados obsoletos, como el WEP o WPA.

En definitiva, como ves estos son los 4 principales problemas con el router. Has podido ver que siempre puedes tomar medidas para que funcione lo mejor posible la conexión y lograr así una buena velocidad de Internet.

¡Sé el primero en comentar!