QUIC, el protocolo que cambiará Internet, es presentado oficialmente

Para poder navegar por Internet es necesario contar con una serie de protocolos, configuraciones, dispositivos y tener una buena conexión de red. Todo esto es imprescindible y con el paso del tiempo ha ido perfeccionándose. Tenemos conexiones más seguras, estables y con mayor velocidad. En este artículo nos hacemos eco de la presentación oficial del protocolo QUIC, en el que llevan trabajando varios años. Es considerado como un cambio importante para las conexiones de Internet en el futuro, ya que podría reemplazar la tecnología estándar actual TCP.

QUIC, el protocolo que podría sustituir a TCP

Internet ha cambiado mucho en los últimos años, como también lo han hecho los diferentes dispositivos que usamos en nuestro día a día. La tecnología avanza, aparecen nuevos estándares y protocolos mejorados para lograr una mejora en seguridad, estabilidad y velocidad.

Uno de estos protocolos básicos para nuestras conexiones es TCP. Surgió en el año 1974 y desde entonces ha sido clave. En los últimos años Google ha estado trabajando en QUIC, un protocolo diseñado para transmitir datos entre varios equipos conectados a la red, con mejoras importantes en seguridad y velocidad.

Este protocolo tiene el potencial de poder ser un sustituto de TCP. Sin duda puede lograr una mejora importante en el rendimiento, cuando los usuarios son cada vez más exigentes a la hora de buscar conexiones rápidas y estables. Lógicamente no es algo que de la noche a la mañana lo reemplace, ya que son muchos los equipos que tendrían que ir adaptándose.

Concretamente ha estado trabajando ocho años Google en QUIC. Ahora, después de este tiempo, lo han presentado oficialmente como un nuevo estándar, convirtiéndose en un RFC oficial en IETF (Grupo de Trabajo de Ingeniería de Internet, si lo traducimos al español). No obstante, como indica el desarrollador Robin Marx en su cuenta de Twitter, todavía queda un largo recorrido por delante.

Estándar de redes

Seguro, rápido y fiable

Sin duda estas tres palabras son muy importantes en Internet, sea cual sea el contexto en el que las incluyamos. Es esencial tener dispositivos, servicios y aplicaciones que sean totalmente seguros, fiables y que además funcionen correctamente.

Eso es lo que promete el protocolo QUIC. Está preparado para convertirse en un punto muy importante para nuestras conexiones en los próximos años. Esta tecnología de Google permite utilizar IPv6 para poder conectar una gran cantidad de dispositivos, HTTPS para lograr una mayor seguridad en todo momento, así como cifrado capaz de hacer frente a los desafíos más extremos. Es importante elegir el mejor cifrado.

Podemos decir que en definitiva QUIC ha sido diseñado para llevar a cabo el mismo trabajo que TCP, pero todo mejor. Mayor seguridad, velocidad y fiabilidad. Justo lo que más demandan los usuarios particulares, además de empresas y organizaciones, a la hora de conectarse a Internet.

QUIC, que es el nombre de este protocolo, viene de Quick UDP Internet Connection, que podríamos traducirlo al español como Conexión rápida a Internet UDP. No obstante, el IEFT no reconoce esta palabra como un acrónimo.

A la hora de transferir datos, Robin Marx indica que QUIC  es en cierta medida como un TCP 2.0 + TLS 1.3. Va a estar más optimizado de cara a evitar problemas de seguridad, sin ralentizar la conexión.