¿Cómo saber si mi router está obsoleto y debo cambiarlo?

Seguramente el elemento más importante de nuestra red doméstica sea el router. Este equipo electrónico tiene la misión de establecer la comunicación con Internet y además facilita el intercambio de información entre los dispositivos conectados en esa LAN. También hay que señalar que un router moderno nos puede ofrecer la posibilidad de tener muchos servicios extra en nuestro hogar u oficina. Algunos ejemplos serían tener un servidor VPN, un servidor de impresión, un servidor Samba o uno FTP. No obstante, llega un momento en que ese router se queda corto para nuestras necesidades. En este artículo vamos a aprender a distinguir si tengo un router obsoleto y si debo cambiarlo por otro, conociendo algunos indicios que indicaremos a continuación.

Razones para plantearnos el cambio de router

El router, como ya hemos comentado antes, es un elemento muy importante y esencial para nuestra red local. Independientemente de que se quede el router obsoleto, hay que tener en cuenta que este equipo de red normalmente está trabajando las 24 horas del día los 7 días de la semana durante prácticamente todo el año. En ese aspecto puede sufrir un desgaste importante con el paso del tiempo. Por ejemplo, en verano y al trabajar a una mayor temperatura, el calentamiento puede pasarle factura a sus componentes. A eso también tenemos que añadirle la considerable carga de trabajo a la que en ocasiones se ven sometidos. Podéis visitar nuestro unboxing del repetidor AVM FRITZ!Repeater 1200 AX.

Aunque el router funcione bien, otros factores a tener en cuenta son que las tecnologías cambian y los ataques informáticos también. Por ese motivo, sobre todo si nuestro router ya tiene bastantes años y es de operador o de gama media-baja, es muy probable que tengamos un router obsoleto. Independientemente de que funcione bien, puede que no esté preparado para los nuevos protocolos y puede tener vulnerabilidades que puedan explotar los ciberdelincuentes. En el momento que el fabricante u operador deja de actualizar el firmware de ese router, empezarán a aparecer más y más fallos de seguridad que no van a ser corregidos. Esta y alguna más son las razones por las que deberías plantearte cambiar tu router cuando el firmware deja de tener soporte.

¿Tengo un router obsoleto?

Cada vez tenemos más equipos conectados a Internet desde smartphones, tabletas, Smart TV, enchufes inteligentes y otros dispositivos de domótica. En el apartado Ethernet, es decir, por cable de red, no creemos que vayamos a tener problemas. Los routers de fibra óptica distribuidos hasta la fecha son Gigabit Ethernet y como la mayoría de las conexiones a Internet no superan 1 Gbps no vamos a tener problemas. En cambio, respecto a la conexión Wi-Fi sí, ya que cada vez tenemos más aparatos que se conectan inalámbricamente de esa manera.

Frontal del router WIFi ASUS RT-AX53U

Un aspecto importante es que voy a tener un router obsoleto cuando tenga una especificaciones anticuadas o no me ofrezca la suficiente seguridad. Hay que señalar que no necesariamente tenemos que gastar 300 € en un router de clase alta, simplemente comprando uno de gama media la mejora será importante. Las características mínimas con las que debería contar tu router nuevo o actual serían estas:

  1. Que sea de doble banda y soporte tanto la de 2.4GHz como la de 5 Ghz.
  2. Mínimo que soporte el estándar 802.11 ac que corresponde al Wi-Fi 5. No obstante, si podemos mejor que cumpla la normativa 802.11.ax que es la del Wi-Fi 6.
  3. Mínimo puertos Gigabit Ethernet.
  4. El router tenga soporte para tecnologías como MU-MIMO y OFDMA (ya incluido en el WiFi 6)
  5. Que tenga configuraciones avanzadas en su firmware. Algunos fabricantes que lo tienen son AVM FRITZ!Box, ASUS, D-Link, NETGEAR o QNAP entre otros.

Una prueba que puede desvelar que te hace falta cambiar tu router Wi-Fi es entrar por web a la configuración del router y ver desde cuando no se actualiza el firmware. Si lleva varios años sin hacerlo y no se puede actualizar nos encontramos con router obsoleto. Por último, si cuando utilizamos varios dispositivos Wi-Fi a la vez vemos que van lentos y que la red inalámbrica se satura, también nos esta indicando que nuestro se está quedando anticuado.

¡Sé el primero en comentar!